Martes de la luenga lengua: Pneuma, señorial, reciente-resiente, experticia, a

Español Ilustración El Definido

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por  Efraim Osorio López

[email protected]

La ciudad de Buga sí tiene el título de “Señora”. ¿Se avergonzarán los bugueños de esa distinción? 

El autor de Oasis garrapateó lo siguiente: “La palabra pneuma viene del término neumático y es gracias al aire en las ruedas que los vehículos se movilizan” (LA PATRIA, 1/12/2022). Es al contrario, padre: ‘neumático-a’ (“que funciona con aire”) viene directamente del adjetivo latino ‘pneumaticus-a-um’ (‘relativo al aire’), idioma que lo tomó del también adjetivo griego ‘pneumaticós’ (‘incorpóreo; divino; que concierne al espíritu’), derivado del sustantivo  ‘pneuma-atos’ (‘soplo, viento; aliento, respiración; vida, alma, espíritu’). Esta misma raíz la tienen términos médicos como ‘neumonía’ (‘pulmonía’) y ‘neumotórax’ (“entrada de aire en la cavidad pleural”) y otros. ‘Neumático’, sustantivo, es una “pieza de caucho con cámara de aire o sin ella, que se monta sobre la llanta de una rueda”. Además,  el ‘que galicado’ de la segunda oración es cacofónico en extremo y, por lo mismo, sobremanera notorio. Castizamente y de buen gusto, así: “…y es gracias al aire en las ruedas como los vehículos se movilizan”. ***

En su artículo dominical, la columnista Adriana Villegas escribió: “Cuando oigo que Manizales es “ciudad señorial” me pregunto a qué tipo de señora se refieren, si ese modelo de mujer todavía existe, y si no sería deseable que se extinguiera” (LA PATRIA, 4/12/2022). La única relación que tienen los dos términos –‘señorial’ y ‘señora’– es su origen, pues los dos vienen, el primero remotamente, de ‘señor’ (del grado comparativo latino ‘senior’ (‘más viejo’) del adjetivo ‘senex-is’ –‘viejo, anciano’–). ‘Señorial’ procede directamente del sustantivo ‘señorío’, que tiene diversos significados, entre ellos, el de “gravedad y mesura en el porte o en las acciones”, ‘distinción’. De aquí la significación que tiene el adjetivo ‘señorial’ cuando con él se califica a la ciudad de Manizales: “Majestuosa y noble”, ‘distinguida’, cualidades que no pierde a pesar de muchos de sus dirigentes y de algunos de sus hijos. Nota: La ciudad de Buga sí tiene el título de “Señora”. ¿Se avergonzarán los bugueños de esa distinción? ***  

La importancia de la ortografía: es la deducción que saco del siguiente texto: “No se debe perder de vista que donde más reciente el  ciudadano la inseguridad es en el atraco callejero…” (El Tiempo, editorial, 5/12/2022). Lo afirmo, porque, aunque el castellano tiene el verbo ‘recentar’ (“poner la levadura de la amasadura anterior en la masa del pan”), éste es un verbo regular que, por ello, no tiene la inflexión ‘reciente’, término que es sólo adjetivo calificativo. Ahora bien, como en castellano no existe el verbo transitivo ‘resentir’, sino el pronominal ‘resentirse’ (“empezar a flaquear; tener sentimiento, pesar o enojo por algo; sentir dolor en alguna parte del cuerpo por una dolencia pasada”), el editorialista debió emplear la inflexión de ‘sentir’, ‘siente’, verbo que sí es irregular: “…donde más siente el ciudadano la inseguridad…”). Es la lógica de la gramática. ***

‘Experticia’ es otra de esas palabras que, a pesar de no expresar la idea que pretende el que las usa, ‘pegan’ y contaminan la redacción de los escritores, ésta, por ejemplo: “Unas son las condiciones específicas de la experticia que exige la misión…” (LA PATRIA, Cristóbal Trujillo Ramírez, 2/12/2022). ‘Experticia’, regionalismo de Venezuela –de Hispanoamérica, dice el diccionario de M. Moliner–, significa únicamente ‘prueba pericial’, que nosotros llamamos ‘peritazgo’. El castellano tiene muchas voces para reemplazarla: ‘destreza, maestría, pericia, industria, habilidad’. La más conveniente para lo que se desee expresar. ***

Comenta el corresponsal Razuvi: “Este es el título del libro que escribió el locutor, presentador y conferencista motivacional Martín Jahír Sánchez Gallego: «Cómo Ganarte a Tu Público – Habla y Conquista al Mundo»” (2/12/2022). Y anota, con razón, que en él algo disuena. Ciertamente, porque sobran las preposiciones, ya que esos acusativos (complementos directos) –‘tu público’ y ‘mundo’– no requieren ni determinación ni personificación, únicos casos en los que el acusativo rige la preposición ‘a’. Aunque ya es tarde para corregirlo, el título castizo es éste: “Cómo ganarte tu público – Habla y conquista el mundo”

Sobre Revista Corrientes 6867 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]