¡La Nacional tiene variado menú!

La Liga Nacional y la nueva temporada.

Los Bravos de Atlanta y los Dodgers de Los Ángeles son los favoritos, pero en la oferta de la temporada, hay buenos y cotizados candidatos. ¿Y las otras cuatro casillas para la postemporada, qué?-

Por Antonio Andraus Burgos

Sí, los Bravos de Atlanta siguen siendo los Bravos, y además, son los actuales campeones de la Serie Mundial; pero los Dodgers de Los Ángeles con todo el potencial con el que cuentan en su nómina, vuelven a ocupar un puesto destacado entre los favoritos para la temporada.

Sin embargo, en la Liga Nacional, más de uno puede dar sorpresas, de aquí a la fecha en que se culmine el calendario regular de la campaña de las Grandes Ligas de este 2022. Por eso, es difícil, muy difícil, inclusive seleccionar a los seis posibles favoritos para ir a la vuelta de los finalistas en octubre.

Con la norma del Bateador Designado en vigencia para el Viejo Circuito, a partir de este año, y con la ampliación a seis cupos para la postemporada, la Nacional tiene un variado menú beisbolero para ofrecerle a sus cientos de miles de seguidores, cuando llegue el mes de octubre, en cuyo mes es borrón y cuenta nueva para los rivales en la contienda, será tan difícil de explicar como bien complicado de entender.

Suenan para acreditarse las cartas para los descartes por los lados de los Piratas de Pittsburgh, los Cascabeles de Arizona, los Rockies de Colorado, los Marlins de Miami, los Rojos de Cincinnati y los Nacionales de Washington en posición de superar a los Cachorros de Chicago, pero con muy poca opciones para esperar que esas divisas puedan estar en el grupo de los seis de la recta que definirá al campeón del circuito.Todo eso, es el análisis que se puede hacer sobre el papel que está encima del escritorio, pero nada está escrito por el momento.

Los Bravos y los Dodgers

El boricua Eddie Rosario, el dominicano Marcell Ozuna, el curazaleño Ozzie Albies, el venezolano Ronald Acuña Jr., cuyo regreso a la nómina se espera sea en los días venideros; la llegada de Matt Olson para reemplazar a Freddie Freeman; Austin Riley, Dansby Swanson y el cubano Guillermo Heredia, es una base envidiable de peloteros que respaldados por una rotación de quilates, con Max Fried, el veterano Charlie Morton, Ian Anderson, Kyle Wright, Bryce Elder y de vez en cuando el dominicano, Huascar Ynoa, le dan al capataz Brian Snitker, una capacidad de juego como para pensar en que pueden volver al Clásico de Otoño.

Los favoritos de la Nacional. Foto Marca

Siendo los campeones de la Serie Mundial, los Bravos, siempre los Bravos, nadie puede descartarlos, por el momento, para llegar a la postemporada a menos que, como nunca nadie lo puede predecir, surjan inconvenientes imposibles de superar desde el punto de vista deportivo y tal vez por lesiones, las cuales hacen parte del diario vivir del pelotero.

Y sobre los Dodgers, si bien es cierto que hubo cambios en la nómina, Dave Roberts, su estratega, sigue con un puñado de jugadores que lo tienen todo para estar en la contienda de los grandes al final del año.

Max Muncy, Trea Turner, Mookie Betts, Cody Bellinger, Gavin Lux, Will Smith y su nuevo primera base, Freddie Freeman, son los suficientemente capaces para conservar una línea de juego ganadora, si se tiene en cuenta que su rotación, con Walker Buehler, Clayton Kershaw, Andrew Heaney, el mexicano Julio César Urías y Tony Gonzolin, con tres zurdos y dos derechos, es tan sólida como cualquiera otra del circuito y de la Gran Carpa.

Los Bravos y los Dodgers deben llegar sin duda alguna a la postemporada, y con mucha solvencia en la campaña, superar los obstáculos que siempre se pueden presentar. Bueno, pero en el béisbol hay que jugar los partidos y, desde luego, ganarlos.

Otros favoritos

Los Cerveceros de Milwaukee, los Padres de San Diego, los Mets de Nueva York, los Cardenales de San Luis, los Gigantes de San Francisco y, finalmente, los Filis de Filadelfia, deben disputarse las cuatro tarjetas que estarán en juego para la postemporada.

El mexicano Luis Urías, el dominicano Willy Adames, Lorenzo Caín, Andrew McCutchen, Hunter Renfroe y Chistian Yelich hacen de la tropa que comanda Craig Counsell en los Cerveceros, una novena con perfiles ganadores, porque con una formación serpentinera que tiene a Corbin Burnes, Brandon Woodruff, el dominicano Freddy Peralta, Adrián Hauser, Aaron Ashby y si es necesario, Eric Lauer, las apuestas están a su favor desde el comienzo de la campaña.

Bob Melvin es un veterano de mil batallas en la Gran Carpa como dirigente, y al aceptar manejar los hilos técnicos de la novena, hace presumir que la divisa de San Diego dará mucho de qué hablar.

Con el japonés Yu Darvish, Sean Manaea, Joe Musgrove, Nick Martínez, MacKenzie Gore y el apoyo de Blake Snell y Mike Clevinger, en la plantilla de la rotación, los Padres deben llegar a la contienda de octubre, porque su ofensiva con Profar Jurickson, Luke Voit, Manny Machado, Fernando Tatis Jr., Eric Homer, Jorge Alfaro y Jake Cronenworth, es lo que se necesita para pensar en grande.

La organización de los Mets ha hecho un tremendo esfuerzo económico para que la novena vuelva por sus fueros, pensando por lo menos en llegar a la lucha por el título de la Liga Nacional, incluyendo la contratación del valorado estratega, Buck Showalter, y de otras piezas importantes para mejorar el rendimiento de la nómina.

Jacob DeGrom, Max Scherzer, Chris Bassitt, el venezolano Carlos Carrasco, y Tylor Megill, son brazos con la suficiente capacidad de juego para que la divisa llegue a puerto seguro en octubre, pues Pete Alonso, los dominicanos Robinson Canó y Starling Marte, el boricua Francisco Lindor, Mark Canha, Brandon Nimmo, entre otros, han mostrado que la ofensiva puede producir en los momentos en que se necesite.

Es que Scherzer y Bassitt pueden hacer la gran diferencia en la rotación de los Mets frente a sus antagonistas, porque DeGrom sigue siendo un cotizado lanzador en el mejor béisbol del mundo, y esa rotación mete miedo desde cualquier ángulo por donde se le mire o analice.

Por una casilla

Viene entonces la cerrada lucha por la sexta y última casilla para la postemporada, si se dan como opciones ganadoras a los Bravos, los Dodgers, los Cerveceros, los Padres y los Mets, entre   

tres equipos, todos dispuestos a dar el todo por el todo, para estar en la final de octubre.

Foto Amazon

Los Cardenales contarán con veteranos e insignes peloteros como el receptor boricua Yadier Molina y el formidable dominicano Albert Pujols en su nómina, con cuyo uniforme llegó a la Gran Carpa, y con ellos estarán el destacado cubano-americano Nolan Arenado, Paul Goldschmidt, Tommy Edmon, Paul DeJong, entre otros, y su nuevo capataz, el dominicano Oliver Marmol, estrenándose en la Gran Carpa, debe sortear con fina puntería, cada jugada que determine ejecutar en el desarrollo de la temporada, sobre todo, cuando con los brazos de Adam Wainwright, Jack Flaherty, Miles Mikolas, Steven Matz y Dakota Hudson, muestran, sobre el papel, una capacidad serpentinera digna de cualquiera novena de las Grandes Ligas.

Los Gigantes de San Francisco, con Gabe Kapler a la cabeza, están pensando seriamente en el mes de octubre como parte de las ganancias del año. Y tienen razón.

Con una rotación integrada por Carlos Rodón, Alex Wood, Alex Cobb, Logan Webb y Anthony DeSclafani, hay que esperar los mejor desde la lomita de los sustos, y con Brandon Crawford, Mike Yastrzemski, Brandon Belt, Evan Longoria; con el refuerzo adquirido, Joc Pederson, el hombre de las perlas y LaMonte Wade Jr., el panorama es sencillamente prometedor para los muchachos de la bahía californiana.

El ya veterano estratega, Joe Girardi se la va a jugar con sus Filis en procura de estar en la lucha de los seis grandes por la corona de la Liga Nacional. Y sus aspiraciones son optimistas, dada la plantilla con la cual cuenta para hacerle frente a la campaña, tan dura como ha sido siempre.

Los refuerzos firmados en la época de invierno al contratar a  Nick Castellanos y Kyle Schwarber, le dan un vigor indiscutible a la ofensiva de Filadelfia, porque con Bryce Harper, J.T. Realmuto, el veterano paracortos holandés Didi Gregorius y el venezolano Odubel Herrera, y con los serpentineros Zach Wheeler, Aaron Nola, el zurdo venezolano Ranger Suárez, Zach Eflin y Kyle Gibson, los dirigidos por Girardi pueden darle más satisfacciones que tristezas a la afición de esa histórica ciudad.

El suculento menú que nos ofrece la Liga Nacional para esta temporada es variado y con platos fuertes que nadie podrá entrar a discutir. Lo difícil, como siempre lo ha sido, es poder determinar antes de la recta final, entre agosto y septiembre venideros, cuál será el comportamiento de los favoritos y las opciones de los equipos que, aparentemente, no están en la hoja de los ganadores, para cambiarle el panorama y la faz de la contienda, antes de que se recojan los bates en la última semana del noveno mes del año.

Pese a la incertidumbre que se vivió durante 99 días por el paro en el béisbol de las Grandes Ligas, todo ha vuelto a la normalidad y el Rey de los Deportes está mas vivo que nunca. 

Sobre Revista Corrientes 5671 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo williamgiraldo@revistacorrientes.com