Contraplano: Tres años sin Eucario 

Eucario Bermúdes Ramírez (Q.E.P.D.) Foto Univisión Miami

Por Orlando Cadavid Correa

Se acaban de cumplir tres años de la desaparición de Eucario Bermúdez Ramírez, uno de los más completos y versátiles hombres que ha dado la radio colombiana.

El polifacético comunicador de masas vino al mundo el 27 de noviembre de 1934 en Timbío, una olvidada población del departamento del Cauca, cuando nuestra radiodifusión apenas estaba en sus primeros hervores. 

Todavía en pañales, de dos meses, sus padres lo trajeron a Manizales, donde creció, se educó y cultivó su formidable personalidad de hombre talentoso, dinámico, creativo y de espléndidas condiciones humanas. Su padre murió cuando él contaba 11 años. A propósito: El fallecimiento de “Don Eu” ocurrió en Miami el 06 de enero de 2019 cuando tenía 85 años.

La Electra fue su primera emisora. Dotado de una hermosa voz, muy bien timbrada, y de una admirable capacidad para la improvisación, el joven Eucario  hizo sus primeros pinitos en la radio como locutor de la Emisora Electra (hoy Radio Reloj), la única que por entonces le competía a la ahora difunta Radio Manizales, de don Alberto Hoyos Arango.

Ocupó una plaza periodística en la “Odipe” (Oficina de información y prensa) durante la gestión del coronel Gustavo Sierra Ochoa como gobernador de Caldas. Después de la caída de la dictadura, engrosó el elenco de primeras figuras de Transmisora Caldas, que por entonces funcionaba en los bajos del Teatro Cumanday, frente a la Sastrería Ecuatoriana, de don Luis Montero.

El polifacético por excelencia.  Como director del equipo al servicio de don Ignacio Escobar Uribe, el unigénito de doña Margarita Ramírez sacó a relucir todo su admirable repertorio radial: magnífico redactor de noticias, que le sacaba a su máquina de escribir 90 palabras por minuto, a un ritmo endemoniado; estupendo locutor de sus mismas noticias y de las que le aportaban, por emisión, sus compañeros; productor, animador y libretista de primer orden de los programas de radio-teatro; ideal complemento de Pepe Bermejo, Ramón Ospina y Hernán Restrepo en el callejón de la Plaza de Toros, en las corridas de Feria; como narrador de varias Vueltas a Colombia; relator de fútbol, en las ausencias del finado Gabriel Pineda González; planificador de grandes transmisiones en las que se ponía en juego el prestigio de su emisora, como la Feria anual o la magna procesión que el inolvidable Padre Adolfo Hoyos le organizaba anualmente al Corazón de Jesús, y realizador del gran programa dominical  “Canal W”, que con temas terrígenos le disputaba la sintonía al espacio “Monitor”, de Carlos Pinzón Moncaleano.  Todo este trabajo hecho con talento le reportaba enorme sintonía a Transmisora, que para entonces ya estaba en su Transmicentro, en la bella colina de Chipre, al pie del Lago de Aranguito.

“Don Eu” –como lo llamábamos algunos de quienes tuvimos la suerte de ser sus subalternos– siempre amó  entrañablemente a Manizales, aunque nunca negó que su nacimiento se produjo en Timbío.  Se recuerda que jugó papel preponderante en la gran promoción que dio a Colombia en la persona de Luz Marina Zuluaga la única Miss Universo, en Long  Beach, Estados Unidos, ambiciosa empresa en la que se embarcó por su gran espíritu de triunfador.  La Cámara Junior de Manizales tuvo una de sus mejores épocas cuando él la impulsaba en asocio de sus mejores amigos.  También fue miembro de la PAM (Periodistas Asociados de Manizales), y tuvo mucho que ver con la formación de varios elementos que nacimos o nos hicimos, como él, en la radio caldense.

Eucario, la voz insignia por excelencia de la Cadena Radial Colombiana CARACOL

El santarrosano don Fernando Londoño Henao, presidente de la cadena radial Caracol logró convencerlo y se lo llevó para Bogotá como director de Emisoras Nuevo Mundo.  Fuimos testigos de excepción de lo duro que fue para Eucario desprenderse de su Manizales del alma y de su gente de toda su vida, pero el éxito lo reclamaba en escenarios más amplios.

A los pocos días de haber llegado a la estelar emisora de la calle 19, ya era locutor de las principales emisiones del noticiero “Última Hora”, que dirigía el maestro Antonio Pardo García. En la emisión y en la locución de las noticias compartía nómina con Armando Osorio Herrera y Julio Eduardo Pinzón.  A la muerte de su compañero Julián Ospina Mercado en un accidente aéreo en las afueras de Villavicencio, donde pereció también el cantante antioqueño Conrado Cortés, el gran Eucario fue promovido a la dirección general de la cadena, y posteriormente, debido al éxito de su programa “Tierra Colombiana”, asumió la dirección de producción de la programadora Caracol Televisión, donde desarrolló otra fecunda labor, hasta cuándo, sorprendiendo a sus amigos y simpatizantes de todo el país, al cabo de los años, decidió buscar nuevos aires y radicarse en Miami, donde combinó su trabajo radial, su pasión de toda la vida, con la actividad comercial al lado de su esposa Luz Elena Arizmendi y sus 3 hijos, Juan Carlos, Lina María y Andrés Eucario, manteniendo en la distancia su gran devoción por la ciudad que lo acogió en su seno y le sirvió de plataforma de lanzamiento para su rutilante carrera radial y televisiva. En su libro “Crónicas de un exilio voluntario”, este timbiano-manizaleño describió con claridad meridiana la gran batalla que debió librar para entronizar la radio colombiana en la Florida norteamericana, que estaba bajo el dominio absoluto del exilio cubano.

Cuando Bermúdez Ramírez decidió que su tercer hijo llevara el nombre de Andrés Eucario, sus amigos empezaron a llamarlo “Herodes”, porque consideraban que había cobrado venganza bautismal en el inocente muchachito. 

La apostilla: El finado Emeterio –el de “Los Tolimenses” – solía sacarle punta al nombre de Eucario, a quien llamaba “El sin tocayo”. Decía que una vez, de paseo por la Cortina de Hierro, en la Plaza Roja de Moscú, compró una bonita postal para enviársela a la emisora Nuevo Mundo, en Bogotá, pero como no sabía la dirección, le escribió, simplemente: Eucario, Sudamérica, ¡y le llegó!.

Sobre Revista Corrientes 3577 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]