Así pasó: 1968, masacre de Tlatelolco

El comienzo de la refriega que terminó con la masacre estudiantil de Tlatelolco. Foto El Universal

Por Jairo Ruiz Clavijo

Manifestaciones así en México jamás se habían visto, tan inmensas y alegres, todos atados brazo con brazo y cantando.

Los estudiantes claman contra el Presidente Gustavo Díaz Ordaz y sus ministros y contra los demás usurpadores de la revolución de Zapata y Pancho Villa.

Los soldados esperan la señal para atacar a los estudiantes. Foto El Sol de México

El Tlatelolco, plaza que ya fue moridera de indios y conquistadores, ocurre la encerrona: El ejército bloquea todas las salidas con tanques y ametralladoras. En el corral, prontos para el sacrificio, se apretujan los estudiantes. Cierra la trampa un muro continuo de fusiles con bayoneta calada.

Las luces de bengala, una verde y otra roja, dan la señal.

Los soldados reprimieron violentamente a los manifestantes de la plaza de Tlatelolco. Foto Twitter

Fueron centenares de muertos en una operación dirigida por el “Batallón Olimpia”, grupo paramilitar conformado por miembros del estado mayor presidencial.

En México el poder asimila o aniquila, fulminante de un abrazo o de un balazo, a los respondones que no se dejan meter en el presupuesto.

 (Carlos Monsivais, Días de guardar, México, Era 1970)

Jairo Ruiz Clavijo

Sobre Revista Corrientes 3784 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]