Punta de lanza. ¡Las vacas unen a Colombia!

Los antioqueños, la vaca para las carreteras 4G y el presidente Petro. Foto Blu Radio

Por Senén González Vélez

A Petro le falta grandeza espiritual para gobernar con cordura, por eso se muestra antipático, arrogante, burlón y precipitado.

Deberían admirar e imitar los progresistas en cabeza de su máximo líder, el presidente, al grandioso pueblo antioqueño, que son seres humanos excepcionales, de convicciones patrióticas definidas, que se unen en un solo cuerpo y sentimiento, en defensa de sus intereses colectivos, y también para defender la vida y honra de sus conciudadanos, sin tener en cuenta las ideologías. Todo ese esfuerzo voluntario, para sacar adelante algunas obras de beneficio común.

Encarna el espíritu de cada antioqueño, la esencia y accionar de nuestra Constitución. Ojalá eso ocurriera en todo el país, especialmente, con las Fuerzas Armadas que deben, por encima de un capricho del Jefe de Estado, defender la vida, honra y bienes de sus conciudadanos. Seria ejemplar e ideal. Y eso no es ser: DELIBERANTES.

Se equivoca el Presidente cuando descalifica el noble proceder de los antioqueños para que colecten dinero a través de la antiquísima figura de la VACA, para hacer lo que el Estado debió hacer, y que no hizo, por ineptitud manifiesta, del ex alcalde de Medellín, capital de Antioquia, alias ‘’Figurita’’, que todo lo que hizo fue destruir y malversar. En Colombia, se premian a los corruptos, y se utilizan los criminales para propósitos protervos, que insultan la paz.

Cada espacio del actuar político presidencial, está marcado por sus agrios trinos y discursos populistas, que son dardos en regaderas que lanza a diestra y siniestra, contra sus imaginarios que permanentemente construye para crear dudas, enfrentamientos y odios. Esa es su especialidad y estrategia que emplea para destruir, e impulsar sus fantasiosas e irrealizables sueños revolucionarios, cuyos resultados pésimos están a la vista: Cuba, Venezuela, Nicaragua.

Es un imperativo para ser un buen presidente y un buen estadista, mínimo, reunir las siguientes condiciones: sanidad mental, conocimientos, grandeza de espíritu, coherencia y amor equilibrado por la patria, para que no impere la pasión destructiva y sí el ánimo constructivo de Nación. No ser mentiroso y mucho menos corrupto. 

El ex presidente JOSÉ MUJICA de Uruguay, resulta aceptable, y hasta admirable, después de haber empuñado las armas con rebeldía, luego llega, conquista y cambia su modelo de lucha, para beneficio colectivo de su país, dando ejemplos de cordura y vocación de servicio. Eso es posible, cuando hay equilibrio, reflexión y no hay animo destructivo. “El Socialismo no puede pelearse con la libertad”. “No nos queda tiempo para perder el tiempo”. Eso dice constantemente el ex Presidente uruguayo. Petro hace todo lo opuesto, por ello su filosofía es la negación y la desesperanza.

En Mujica prima la humildad, la austeridad maravillosa. Es un hombre sobrio. Sencillo, humilde. Vive con lo necesario. Mujica, rectificó el pasado, con las buenas acciones del presente. Ese es un verdadero revolucionario, que no es corrupto.

Petro quiere vengarse a toda costa del pasado, pasándole la cuenta de cobro al presente. Vive como rico, pero arruinado, porque vive en la angustia mental de sus desbocadas ambiciones.

Está el jefe del progresismo, en la cuerda floja y es cuando puede cometer más locuras, que nos lleven a una guerra civil.

Otra metida de patas, fue intentar romper las relaciones con Israel, haciendo alarde de falso redentor, cuando debió lamentar la guerra e invitar a la paz. Con ese proceder, se hubiera mostrado neutral, a no ser que el presidente tenga amistades con Hamas, Hezbollah movimiento islamita, de gran poder y que trabaja ocultamente, por lo que prefiere insultar a los judíos.

En relación con la reacción de Miley, a quien el mundo admira, me parece que le devolvió la pelota a Petro, cuando el presidente colombiano lo comparo con Hitler, que además de racista, fue un loco de atar y asesino, autor del holocausto. Entonces ¿de qué se puede quejar Petro, si su historial se acerca más a Hitler con lo ocurrido en el Palacio de Justicia, y su trayectoria amistosa, con Pablo Escobar?

Petro tiene en la frente la Oz y el Martillo, pero en la mente y sentimientos, la esvástica nazi gamada.  El presidente está propiciando la soledad y el aislamiento de Colombia. Por fortuna, al parecer, se mejoran las relaciones entre Argentina y Colombia.

Siempre se nos ha distinguido a los colombianos, por ser un país amigable, por lo que rechazamos que refleje el Presidente, sus odios y antipatías, como imagen nuestra, que no representa lo que somos.

Recientemente escuchaba en Blue Radio, al Senador Mauricio Gómez, que fue contundente el pasado miércoles santo. El proponía la idea de la VACA que se replicara en Barranquilla, para ayudar a los que no comen por tener que pagar los altos costos del servicio de energía. Por lo visto la VACA, va camino a todos los terrenos de la Costa Caribe colombiana y nada raro que camine por todo el país.

¿Por qué le teme Petro a las Vacas? Sencillamente porque cuando un pueblo aporta para construir, fácilmente se une, para evitar que lo destruyan. Es a esa unión solidaria de las regiones a la que le tiene pavor y más cuando no alcanza a superar el 35% de la simpatía popular, terreno expedito para que, además de tener en su contra la posibilidad de un juicio político, tendría también el sostén popular que lo respaldaría, porque quieren ver a Petro: ¡FUERA!

Ánimo señores congresistas, en impulsar el juicio político, que tiene indiscutible soporte legal. Los argumentos del Dr Abuchaibe, son irrefutables, y si no se tienen en cuenta, es porque se permeó el espíritu de la ley y se desfiguró por completo su esencia jurídica.

Volviendo al corral de la VACA, ya la idea se convirtió en MUGIDO nacional. También como que se le olvidó al Presidente, que su camarada Antanas Mokus, usó el término VACA, no cuando se bajó los calzones en el Congreso para mostrar sus pálidas nalgas, sino cuando fue Alcalde de Bogotá, que propuso el juego de la ‘pirinola’. ¿Cuantas veces, señor presidente, en su juventud hizo una vaca para el guaro, la cerveza y otras cosas más? 

Que la multiplicación de las vacas, no sirva de ahora en adelante de pretexto para señalar que habrá cambios climáticos y alteraciones en el Fenómeno del Niño, o que se perderá la capa de ozono y le chute la culpa a Uribe o al Departamento de Antioquia. ¡Noo! – Es el fastidio colectivo que sentimos, por los desaciertos del Presidente, sobre todo por atentar contra el actual sistema de salud del país que desea exterminar, a toda costa, por lo que el futuro de las EPS, está en manos de unos pocos senadores, para que se conviertan o bien en VERDUGOS O BIEN REDENTORES DE LA SALUD DE LOS COLOMBIANOS.

Sobre Revista Corrientes 3225 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]