Martes de la luenga lengua: Latente-patente, susceptible, conformidad-conformismo, pleonasmo

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por  Efraim Osorio López

[email protected]

En resumen, padre Jaime, el ‘conformismo’ entraña siempre ‘conformidad’; ésta, casi nunca, ‘conformismo’. 

Discípulo de Platón, un ‘tal’ Aristóteles enseñaba que “una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo”, por ejemplo, que ‘es imposible que algo esté ‘oculto’ y ‘manifiesto’ al mismo tiempo’. Sin embargo, para el doctor Augusto Morales sí existe esa posibilidad, de acuerdo con esta afirmación: “La democracia no está solo latente y patente en el ámbito público…” (LA PATRIA, 6/9/2023). Obviamente, no fue eso lo que él quiso expresar. La razón de este error, con el que tropiezo de tarde en tarde, es quizás la creencia de que ‘latente’ y ‘palpitante’ significan lo mismo. ¿Tendrá algo que ver con esto el ‘latir’ del corazón? ¿Su palpitar? Posiblemente. Pero ‘latente’ no es sinónimo de ‘patente’, sino su antónimo. El verbo ‘latir’ viene del latino ‘glattire’ (‘ladrar como los perros pequeños’). En cambio, el adjetivo, también participio presente o activo, ‘latente’ (‘oculto, escondido, aparentemente inactivo’) procede del verbo latino ‘latere’ (‘estar oculto, esconderse, ocultarse; ponerse en un lugar seguro, ponerse a salvo’) a través de su participio presente ‘latens-atentis’. De ‘latir’, tanto el adjetivo como el participio presente, es ‘latiente’, que sí es sinónimo de ‘palpitante’. Y el adjetivo ‘patente’ (‘descubierto, manifiesto’) viene del verbo latino ‘patere’ (‘estar abierto¸ estar expuesto’) a través de su participio presente ‘patens-patentis’. Nota: ‘patente’, como sustantivo femenino, además del nombre de algunos documentos, es parte del dicho ‘patente de corso’, que se aplica a quienes se creen con el derecho de cometer arbitrariedades.  ***

Las preposiciones ‘a’ y ‘de’ introducen muchos complementos de muy diversos significados, oficio que no pueden intercambiar. La preposición ‘a’, entre muchos otros, introduce complementos que indican ‘tendencia, dirección a’, verbigracia, ‘voy al centro’, ‘dedicaré este día al ocio’; la preposición ‘de’, complementos que indican ‘procedencia, origen’, por ejemplo, ‘vengo de El Cable’, ‘murió de inanición’. De aquí que haya verbos intransitivos que rigen determinadas preposiciones, como la locución verbal ‘ser susceptible’, que pide la preposición ‘de’, pues su complemento indica ‘procedencia’ o ‘raíz’. Norma elemental que no acató la columnista de El Tiempo Jineth Bedoya Lima al redactar la siguiente oración:   “El pensamiento y el testimonio también son susceptibles al tráfico”  (7/9/2023). “…susceptibles del tráfico”, castizamente, porque su complemento, ‘trafico’, muestra cuál es la causa o el origen (de dónde procede) de esa susceptibilidad. ***

Para los ingleses, ‘conformista’ (‘conformist’) es el que está de acuerdo con la religión oficial del Estado. Para nosotros, el que practica el ‘conformismo’, es decir, la persona que está en ‘conformidad’, siempre pasivamente, con las situaciones o las circunstancias comunes o privadas que la rodean, o con la clase de vida que le tocó en suerte. Por esta acepción puede decirse que ‘conformismo’ y ‘conformidad’ son sinónimos, lo mismo que ‘conformista’ y ‘conforme’. Y hasta ahí llega la semejanza, aunque comparten los siguientes sinónimos: ‘aprobación, consentimiento, aquiescencia; paciencia, tolerancia, resignación, sumisión’. Pero el término ‘conformidad’ tiene muchos otros sinónimos que no comparte con ‘conformismo’, por lo que se puede afirmar que la extensión de la idea que aquél expresa es muchísimo más amplia que la de éste. En efecto, sinónimos suyos son, entre otros, ‘semejanza, igualdad, parecido, compatibilidad, adaptabilidad; correspondencia, concordancia, afinidad, simpatía; congruencia, conexión, relación, confrontamiento, acomodación’, etcétera. En resumen, padre Jaime, el ‘conformismo’ entraña siempre ‘conformidad’; ésta, casi nunca, ‘conformismo’. ***

De mi corresponsal Razuvi, porque yo no leo los boletines de prensa de la alcaldía de Manizales,  esta joyita de la Unidad de divulgación de prensa, de esa dependencia oficial: “La Unidad de Gestión de Riesgo, a través del Cuerpo Oficial de Bomberos Manizales, informa que en la vía Panamericana en cercanías al barrio Estambul se presentó un incendio vehicular de un camión” (10/9/2023). El ‘vehículo’ es un medio de transporte de personas y cosas, un ‘camión’, por ejemplo, por lo que la frase ‘incendio vehicular de un camión’ es un pleonasmo clarísimo. Suficiente, ‘incendio de un camión’ o ‘de un vehículo de carga’.  

– Ñapa, La poesia, por Juan Manuel Roca

El lenguaje en el tiempo

Por Fernando Ávila/El Tiempo
El verbo “elegir” se presta para tropezones. Hay quienes dicen, incluso en radio y televisión, “eligiremos”. Se lo he oído no solo a algún despistado funcionario al que entrevistan, sino a prestigiosos locutores en cuñas y comerciales oficiales. ¡Eligiremos!
A ver, “elegir” mantiene la segunda “e” en presente, “elegimos hoy”; en pasado, “elegimos ayer”; en copretérito, “elegíamos en ese entonces”; en futuro “elegiremos mañana”; en condicional, “elegiríamos si pudiéramos”. ¿Y cuándo cambia esa “e” a “i”? Cambia en el presente del subjuntivo, “cuando elijamos”, y en el pretérito del subjuntivo, “si eligiéramos”. No me extiendo a lo que sucede en las otras personas y tiempos del mismo verbo, por escasez de espacio. Los ejemplos dados corresponden a la primera persona del plural (nosotros). En la escritura, unas inflexiones van con “g”, y otras, con “j”. El asunto se resuelve fácilmente si se atiende al sonido. Todas las inflexiones van con la “g” del infinitivo cuando siguen “e” o “i”, “elige”, “elegí”, y van con “j” cuando siguen “a” u “o”, “elija”, “elijo”. De no hacerlo así cambiaría el sonido (* eliga, * eligo). Por otra parte, este verbo tiene dos participios, “electo” y “elegido”. El primero se aconseja como adjetivo para referirse a quien gana la votación y no se ha posesionado aún, “el gobernador electo de Antioquia dijo que…”, y el segundo, para que vaya después del verbo auxiliar en las formas compuestas, “fue elegido por veinte mil votos”, “salió elegida gracias al apoyo de las mujeres”, “resultaron elegidos de nuevo”.
Gigas
La palabra inglesa gigabytes tiene como equivalente en español la voz “giga”. Esta última se pronuncia /jíga/ y no /yíga/, de la misma forma que “gigante” se pronuncia /jigánte/ y no /yigánte/. Así que las locutoras de radio y las vendedoras telefónicas que anuncian servicios de ciento cincuenta gigas pueden con toda confianza decir “gigas” en español.
Requirió
Cita: “requirió de mucha investigación”.
Comentario: Aunque cada vez es más frecuente el uso del verbo “requerir” como intransitivo, con la preposición “de”, y algún día, dentro de unos años, el Diccionario de la lengua española lo aceptará, en este momento, el uso correcto del verbo “requerir” es como transitivo, sin preposición, con complemento directo, que responde a la pregunta “¿qué? (no “¿de qué?), “requirió mucha investigación”.
Ortografía/ ¿Cómo nació la palabra ‘éxito’?
Ortografía / ¿Se escribe ‘superagente’ o ‘super agente’?
Renace
Cita: “Alejandra Borrero renace de nuevo con su casa teatral”.
Comentario: Es verdad, porque ha nacido varias veces, como fénix de la dramaturgia, pero algunos lectores protestaron porque les pareció redundante “renace de nuevo”. La primera vez nace, la segunda, renace, y de la tercera en adelante, renace de nuevo.
Galimatías
Pregunta la lectora Doris Santa qué significa “galimatías”, palabra que he usado en algunas de mis columnas.
Respuesta: “galimatías” significa ‘escrito embrollado’ o ‘discurso confuso’, y viene del griego κατὰ Ματθαῖον, ‘según Mateo’, por los 17 versículos del evangelio de Mateo en los que refiere la genealogía de Jesús, “Abraham fue el padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos…”. Son tres series de catorce generaciones cada una, a las que por momentos les agrega esposas y algún otro dato, lo que constituye un auténtico reto de puntuación para que se entienda bien. Ese es el origen de la palabra “galimatías”, que hoy se plica a un escrito insufrible.
FERNANDO ÁVILA*
*Experto en redacción y creación literaria
@fernandoav
Preguntas: [email protected]

LA POESÍA

Un grano de poesía
sazona un siglo.
José Martí
Algo así como entrar
En la zona del peligro
Con una vieja colt inservible,
Algo como abrir un paraguas
Para protegerse 
En medio de espesos abaleos,
La poesía,
Riesgosa y vagabunda,
Territorio libre del sueño,
Cultiva las flores prohibidas.
Juan Manuel Roca
País secreto, Bogotá, 1979

Sobre Revista Corrientes 3199 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]