En la muerte de Rodrigo Pareja Montoya- Entrevista

Rodrigo Pareja (Q.E.P.D.) colega, amigo y el vacío de la partida

Por Oscar Domínguez Giraldo

A los 81 años falleció en Medellín el periodista antioqueño Rodrigo Pareja Montoya. El Covid-19 se llevó al veterano y respetado colega. En mi archivo encontré esta entrevista. No pude establecer quién se la hizo. Se acepta claridad sobre la paternidad de la conversación en la que están reflejados su talante y su talento.  Descanse en paz en el Walhalla en que se encuentre.

Rodrigo Pareja Montoya ha sido una de las plumas prodigiosas del periodismo paisa. Prensa y radio sirvieron para que este hombre que está celebrando sus Bodas de Oro en el oficio, se erigiera como ejemplo para muchos de los que hoy vivimos de esta profesión. –

El recuerdo de Rodrigo Pareja (Q.E.P.D.) Foto Hora 13 Notiicias

¿Después de vivir tanto, se siente por encima del bien y el mal? 

– «Es muy difícil, a esta edad, poder decir que uno está por encima del bien y del mal, pero si se vive una sensación ya de calma, de tranquilidad. No se está pendiente de muchas minucias como antes. Creo que en términos generales estoy por encima del bien y del mal en ciertos aspectos, en otros no porque como ser humano me preocupo por ciertas cosas». –

¿A los cuántos años comenzó a sentir la tranquilidad que brinda el espíritu? 

– «Cuando dejé el trago hace 28 años. Entré en una etapa totalmente distinta». –

¿Siente que ha cumplido como hombre?

 – «Creo que nadie puede decir que ha cumplido exactamente en la vida. A uno siempre le queda algo por hacer y siempre querrá hacerlo en los pocos o muchos días que le quedan». –

¿Cómo padre?

 – «Me remito a la anterior pregunta. Creo que no, algo me faltó, sobre todo en esos primeros años cuando todavía no había adquirido la madurez y la tranquilidad y el juicio que tengo ahora». –

¿Cómo esposo? 

– «He tratado de cumplir, sobre todo en los últimos años, creo que si he cumplido. En los otros, la misma respuesta: Creo que no hay una persona que pueda decir que ha cumplido totalmente en esos aspectos. Tendría que ser uno perfecto y yo no creo en la perfección del hombre». –

¿Y cómo periodista? 

– «Es decir, he sido honesto a más no poder. Creo que he cumplido, de ninguna parte me han echado, de todas las empresas en las que he trabajado como periodista, oficiales y privadas, he salido por mis propios medios». –

¿La vida es una joya que no se recupera si se pierde? 

– «Obviamente». –

¿Y es posible definir la vida sin la muerte? 

– «No, porque no hay una sin la otra. Son hermanitas, pues no puede haber vida sin muerte y muerte sin vida». –

¿Cuál ha sido el peor error de su vida? 

– «No haber sido capaz, en la juventud, de dominar el trago. Me dejé llevar mucho por el vicio, hasta que pude enderezar la vida y recapacitar. Ese fue el principal error». –

¿Alguna vez lloró bajo la luz mortecina de un farol? 

– «No solo bajo la luz mortecina de un farol. He llorado muchas veces, tanto de tristeza como de felicidad, claro que los llantos de felicidad han sido más en los últimos años, gracias a Dios». –

¿Rechaza a los fumadores? 

– «No los rechazo, los evito. Dejé el cigarrillo hace 24 años». –

¿Le gusta jugar cartas? –

«Sí claro, por entretenerse uno». –

¿Añora aquel Medellín bohemio, de aguardiente, cigarrillo y tango? 

– «Añoro ese Medellín de antaño, pero no tanto por el aguardiente, por el tango sí, porque desgraciadamente se acabaron esos sitios donde se podía escuchar tango». –

¿En su autorizada opinión, cuál es el tango más hermoso? 

– «Para mi, para mi, ‘Por eso te quiero’, interpretado por Carlos Dante, porque refleja mi vida, y en términos en generales, otros dos tangos que valen la pena son, ‘Ninguna’, de Homero Manzi, y ‘Garúa’, de Enrique Cadícamo». –

¿Por qué el nombre de ‘Late un corazón’ a su compilación de tangos publicada en 2001? 

– «Porque fue un encargo del gerente de Nuevo Mundo Editores, quien quería hacer una antología donde aparecieran versiones que jamás habían sido publicadas. En esta antología hay 306 temas muchos de los cuales apenas salieron por primera vez impresos».EN SERIO-

¿A quiénes admira como periodistas? 

– «Los admiro porque aprendí mucho de ellos, los respeto y son mis amigos: Antonio Pardo García, Orlando Cadavid Correa y Javier Velásquez Yepes». –

¿Qué opina de los noticieros de los canales privados Caracol y RCN? 

– «Como negocio deben ser muy buenos para sus dueños, pero como ejemplo de periodismo objetivo, pluralista e imparcial, no están en nada». –

¿Le dolió el adiós del hipódromo de Los Comuneros? 

– «No mucho. Era algo que se venía venir y para un enfermo terminal lo mejor es que se muera». –

¿Es partidario de que se cambie al comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo? 

– «Yo creo que si, lleva seis años y cualquier funcionario en seis años está más que quemado, además, con sus últimas actuaciones el mismo está como queriendo irse».  

Rodrigo Pareja dejó el licor hace 28 años y el cigarrillo hace 24. Dice que no rechaza a los fumadores, pero si los evita.Foto: Angela Patricia Zapata  –

¿Un cantor de tangos? 

– «Floreal Ruiz». –

¿Un compositor? 

– «Enrique Santos Discépolo». –

¿Un director de orquesta?

 – «Juan D’Arienzo». –

¿Baila tango? 

– «No, ojalá». –

¿Y qué tal lo hace para la milonga? 

– «Peor». –

¿Lo desconcierta la política en Colombia? 

– «No me desconcierta, me desconsuela». –

¿Es cierto que los políticos son como los peces, que mueven la boca pero no dicen nada? 

– «Es la mejor definición que he escuchado acerca de los políticos, aunque hay algunos que dicen cosas interesantes». –

¿Las ideas dominan el mundo? 

– «Claro que sí». –

¿Cuál ha sido la noticia más loca que le ha tocado divulgar?

 – «La rifa de un elefante, que se la ganó un tipo que tenía un establecimiento público en el viejo Maturín y que lo llamaban ‘Centavo’. Esa noticia la hice para el periódico El Espectador y obviamente resultó un embuchado. El hombre que se ganó el elefante, me metieron ese embuchado y yo se lo metí a todos a través de El Espectador». –

¿Recuerda una gran metida de pata como periodista? 

– «Haber ‘matado’ al alcalde de Bogotá, Jorge Gaitán Cortés, unas seis o siete veces. Ese día se había accidentado un avión en el Caribe y había muerto el poeta Jorge Gaitán Durán, y como yo trabajaba en Caracol Bogotá, una de mis fuentes era la alcaldía y el alcalde era Jorge Gaitán Cortés, nombre que yo tenía en la mente a mañana, tarde y noche y por decir que en el avión había muerto el poeta Jorge Gaitán Durán, siete veces dije que había muerto Jorge Gaitán Cortés». –

¿Anhela aquella etapa en la que apostaba a los caballos? 

– «No, no la añoro». –

¿Sigue enamorado del billar?

 – «Lo había dejado, pero ahora estoy practicándolo otra vez. Me encanta el billar. A lo largo de mi vida me gané 31 torneos en la modalidad de tres bandas. Tengo mi taco propio o como dicen los perros en este juego, tengo el taco amarrao». –

¿Y a qué le apuesta a estas alturas de su vida? 

– «A tratar de ser mejor cada día en todos los aspectos

Sobre Revista Corrientes 3784 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]