¡El mano a mano se va para Filadelfia!

Imagen Filadelfia Digital

La Serie Mundial está empatada un triunfo por equipo. Los Astros y los Filis, llegan al tercer juego para disputarlo en Filadelfia, que volverá a cambiar la balanza.

Por Antonio Andraus Burgos

Los Filis de Filadelfia ganaron el primer partido 6 carreras por 5, en 10 sensacionales episodios, en dramático juego; pero los Astros ripostaron, haciendo respetar su casa, al vencer en el segundo choque, en Houston, 5 carreras por 2, para que la Serie Mundial esté empatada.

Ahora el mano a mano de la final de las Grandes Ligas se traslada al ‘Citizens Bank Park’, de Filadelfia, en donde se jugarán los partidos tres, este lunes; cuatro, el martes; y cinco, el miércoles.

Lance McCullers Jr. ha sido anunciado por Dusty Baker para abrir el tercer desafío por los Astros; mientras que Noah Syndergaart lo hará por los Filis, dijo Rob Thomson, el estratega de los campeones de la Liga Nacional.

Este tercer desafío es sencillamente el paso que podría darle a una de las novenas, las mejores opciones para quedarse con la corona del Clásico de Otoño. 

Framber lo hizo

El zurdo dominicano Framber Valdez lo hizo nuevamente, para erigirse en pilar de la rotación de los Astros en esta Serie Mundial, al mantener en 6 y un tercio de actos en 4 indiscutibles y 1 carrera, a los inspirados Filis, para que los ‘siderales’ ganaran el crucial segundo juego, al derrotarlos 5 carreras por 2, con el apoyo del cuadrangular con un compañero en la ruta de Alex Bregman, y el ataque tempranero de 3 dobletes consecutivos en la primera entrada, que es marca para encuentros del clásico, y un error del torpedero de los Filis, para conseguir las 3 primeras anotaciones del compromiso.

En Filadelfia estadio espera ser el escenario decisivo

Framber ‘amarró’ por completo a la inspirada artillería de los Filis, encabezada por Bryce Harper, a quien dominó en 3 oportunidades, recetándole inclusive un ponche, otorgándoles 3 bases por bolas y abanicando a 9 bateadores, y en el trayecto de su labor, apenas dos corredores le pisaron la segunda almohadilla, uno de ellos, por doblete de Nick Castellanos, quien finalmente anotó la primera carrera para su equipo.

Valdez estuvo a la altura con su slider, su cambio y su curva, y nunca perdió el comando de sus lanzamientos, ante los 24 bateadores que enfrentó.

A Zack Wheeler, el derecho abridor de los Filis, le ‘madrugaron’ con tres dobles, del venezolano José Altuve, del dominicano Jeremy Peña y del cubano Yordan Alvarez, más un error del torpedero panameño Edmundo Sosa, para fabricarle 3 carreras, en la primera entrada, que sumadas a dos más con el tablazo de 405 pies de Alex Bregman con un compañero en la ruta en la quinta entrada, frente a un slider de 92 millas por hora, redondearon finalmente la victoria de los Astros.

Antes de que Bryson Stott entregara el último out del juego, con fácil roletazo a la segunda, ante un lanzamiento del taponero Ryan Pressly, un doble de Alec Bohm más un error en el fildeo del primera base cubano, Yuli Gurriel, sobre batazo de Brandon Marsh, le permitieron a los Filis conseguir la segunda y última rayita del compromiso.

Así es el béisbol

¿Se acuerdan del roletazo de J.T. Realmuto en la cuarta entrada que cayó en los predios de Justin Verlander, quien lamentablemente no la atrapó debidamente para iniciar una jugada de doble out?

Esa fue, a nuestro modo de ver, la acción que le permitió a los Filis, viniendo de atrás hacia adelante, conseguir la primera victoria en la Serie Mundial, 6 carreras por 5, en 10 sensacionales episodios.

Si Verlander ejecuta la jugada, el doble out se fabrica y se acaba el capítulo, porque ya había colgado un out y Rhys Hoskins estaba ocupando la primera almohadilla. Luego le conectaron par de sencillos, uno de ellos de Nick Castellanos para impulsar la primera carrera, y un doble de Alec Bohm, para las otras dos anotaciones, dejando el tablero 5 a 3.

¿Se demoró Dusty?

Los Astros con cuadrangulares de Kyle Tucker, el primero en el segundo de manera solitaria y otro en el tercero con dos en la ruta, estaban ganando 5 y 0, y Justin que tenía a los Filis sin imparables ni carreras, con 4 ponches recetados y al uno, dos y tres, en tres episodios completos, empezó a ser blanco fácil del ataque de los Filis, al perder el comando sobre sus lanzamientos.

¿Se demoró Dusty Baker en sacarlo del juego? ¿Debió relevarlo antes de que iniciara la tarea de la quinta entrada? ¿El racimo de 3 carreras que permitió en la cuarta entrada, era suficiente señal para pensar en que sus lanzamientos ya eran ‘’adivinados’’ por los bateadores?

En el ambiente, quedan esas preguntas, quedan esas dudas. Dusty seguramente que las estará analizando en todo momento de esta Serie Mundial.

Cierre de película

El cierre del partido fue de película. El veterano taponero derecho, David Robertson, abanicó al dominicano Jeremy Peña; recibió doble de Alex Bregman; ponchó al peligroso Kyle Tucker; caminó al cubano Yuli Gurriel; Bregman y Peña avanzaron a la antesala y la intermedia, respectivamente, por un lanzamiento salvaje.

Van con todo por el título los Astros y los Filis. Foto Albat

Pero el cubano, Aledmys Díaz, emergente por Trey Mancini, intentó ser ‘golpeado’ por un envío en 3 y 2, pero fue descubierto por el árbitro principal, James Hoye, y lo obligó a que consumiera su turno sin vacilación alguna, en un engaño que no le funcionó, saliendo con batazo a la ‘esquina caliente’, que en ese momento estaba custodiada por el panameño Edmundo Sosa, para fabricar el último out de esa décima entrada para los Astros, en un sensacional cierre del desafío.

La jugada y el jonrón

Para nosotros, quizás, fue la jugada de la noche. Y la consiguió, engarzando la bola que pedía a gritos ser inatrapable en el bosque derecho, el latino nacido en Estados Unidos, Nick Castellanos.

La atrapada de Nick Castellanos que evitó el triunfo de los Astros. Foto FanSided

Esa valiosa, oportuna y sensacional atrapada de Nick en la novena, sobre el corto batazo del dominicano Jeremy Díaz, sobre predios del bosque derecho, con dos outs y el venezolano José Altuve en la intermedia, luego de un sencillo y estafarse la segunda almohadilla, le salvó el juego a los Filis.

Si cae la pelota, seguramente que Altuve hubiese llegado al plato en una apretada jugada, pero que podría haber significado la carrera de la victoria para los Astros, para dejar sobre el terreno de juego a los Filis. Pero eso ya son especulaciones, válidas, desde luego, para lo que es la esencia del béisbol. 

Y después, vino el tablazo de circuito completo de Realmuto, abriendo la décima entrada, frente a recta de cuatro costuras a 97 MPH que le hizo el relevista derecho venezolano Luis García, para enviar a ‘doña blanca’ a los 346 pies del bosque derecho, desplazándola a 98 millas por hora.

Realmuto fue el héroe a la ofensiva por los Filis, tanto por su tablazo, que define el juego en la décima, como por el doblete que despachó frente a Verlander en la cuarta entrada, para remolcar 2 carreras, la última, en las piernas de Kyle Schwarber, para empatar el partido a 5 carreras. 

No es un ganador

Justin Verlander es un lanzador con todos los éxitos necesarios para alcanzar un nicho en el Salón de la Fama, una vez concluya sus labores en la Gran Carpa.

Sus 244 triunfos, sus 3.198 abanicados, sus 3.163 episodios lanzados, sus 3.24 carreras limpias por juego, sus 428 aperturas con 105 partidos sin decisión, lo acreditan para estar en la nómina de los elegibles, una vez cumpla con el requisito de 5 años por fuera de la vida activa del juego.

Justin Verlander, el lanzador de los Astros y…Foto Albat

Pero lo cierto de todo es que una vez más se evidenció que Verlander no es un ganador en juegos de Serie Mundiales.

En 8 salidas en el Clásico de Otoño, desde el 2006 hasta la fecha — 2006 y 2012 con los Tigres de Detroit y 2017, 2019 y 2022 con los Astros —, no ha ganado un juego, ha perdido 6, con 2 partidos sin decisión, incluyendo el de este 28 de octubre, con 6.07 carreras limpias por juego, en 43 episodios laborados, con 29 carreras limpias de las 32 que le han fabricado, incluyendo 9 jonrones que le han conectado.

Como Justin, hay muchos serpentineros ganadores en las temporadas regulares de las Grandes Ligas, pero sin consistencia y profundidad en el Clásico de Otoño. Y Verlander es uno de ellos. ¡Lástima!

Sobre Revista Corrientes 6553 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com