Descachadas idiomáticas

Ilustración No tengo tele

Por Jairo Cala Otero

1-. «…carro de las fotomultas, el cual, de manera persecutiva viene sancionando de forma indiscriminada a todos los florideños». Esta otra persecución contra la semántica se la atribuyó el diario Vanguardia al entonces alcalde de Floridablanca (Santander), Héctor Mantilla. La verdad es que la palabreja «persecutiva» no está registrada en el diccionario del español, su remplazo preciso es persecutora; eso quizás fue lo que quiso decir el mandatario de la Ciudad Dulce de Santander.

2-. «De cómo la internet transformó el matoneo». Esta corta oración gramatical, publicada por el diario El Espectador, contiene dos errores: 1. Internet debe llevar inicial mayúscula, según lo prescribe la ortografía española. 2. Matoneo no es el vocablo preciso para designar el acoso de unos estudiantes sobre otros; lo es matonismo, que sí está recogido en el diccionario, contrario al primero, que no aparece registrado. Matonear sí es verbo castizo, pero significa matar a alguien a traición. ¡Eso no sucede en los colegios! Corrección: «De cómo la Internet transformó el matonismo». También: «La Internet cambió el acoso a estudiantes».

3-. «Ella aspiraba a ocupar la Secretaria de la Mujer pero en su defecto fue nombrada Cristina Vélez». Publicación en la página virtual Las2orillas.com. Ciertamente es un defecto de muchos ponerles defectos a algunas situaciones. Esa muletilla («en su defecto»), amén de ser inútil, le resta esbeltez al idioma. En este caso no se dijo con ese esperpento lo que debió decirse: que en remplazo de una mujer se nombró a otra. El segundo error fue la omisión de la tilde en la palabra aguda Secretaría. La que no lleva tilde es secretaria, o sea, la mujer que ocupa la Secretaría.

4-. «Médicos califican como un ‘éxito’ cirugía del Vicepresidente» Se sabía que Germán Vargas Lleras es abogado, nieto del extinto expresidente Carlos Lleras Restrepo y un fumador indomable (para no ir más allá). Pero nadie sabía que ¡también es cirujano! Y lo más insólito: que él mismo se hizo una operación delicada a raíz de un tumor benigno en su cerebro. Porque según la presentación de El Tiempo (en aquella época) ese dato debe añadirse al perfil del hoy exvicepresidente. Pero todo es error. Vargas Lleras no es cirujano, ni se hizo él mismo la operación. La contracción del fue la causante del despiste. Lo correcto era: «Médicos califican como un éxito cirugía al vicepresidente». Sí, al; esa es la contracción requerida, porque fueron los médicos quienes se la practicaron al funcionario; no fue una operación delfuncionario. Lo segundo que debe corregirse es la escritura de la palabra vicepresidente: con uve minúscula, no con mayúscula, como suelen escribir los nombres de cargos los redactores de muchos medios periodísticos colombianos. Entonces: «Médicos califican como un éxito cirugía al vicepresidente».  

5-. «Primera Cumbre de alcaldes con el gobierno de Tavera». Desinformación se nota en este titular del diario Vanguardia (Bucaramanga). Solamente son cumbres los encuentros realizados por presidentes de varios países, con unos fines determinados. Las reuniones de alcaldes, gobernadores, concejales, diputados u otros funcionarios son, simplemente, eso: reuniones. O asambleas, congresos, foros, simposios, entre otros, si la modalidad de cada encuentro tiene características de tales. El titular de Vanguardia debió ser, entonces: «Primera reunión de alcaldes con el gobierno de Tavera». También: «Primer encuentro de alcaldes con el gobierno de Tavera». El redactor del titular parece que andaba en la «cumbre» del descuido.

6-. «Luego de la agresión contra uno de los ladrones, la gente arremetió contra la motocicleta, a la cual le prendieronfuego». Desconcentración, o, simplemente, desconocimiento de la concordancia de número gramatical que debe existir entre sustantivo y verbo. En la primera parte, la concordancia está bien (gente arremetió), pero en la segunda se descacha: «prendieron fuego». ¿La gente prendieron fuego? ¡Horror, así se carboniza el idioma! La gente prendió fuego, puesto que gente es sustantivo colectivo, pero de número singular; esa naturaleza singular no se pierde, y, por tanto, el verbo debe coincidir con ese número: singular. Así: «Luego de la agresión contra uno de los ladrones, la gente arremetió contra la motocicleta, a la cual le prendió fuego».

7-. «Claro se asoció con entes bancarios para ofrecer equipos celulares con 0% de tasas de interés». La economía en la escritura es una característica de la lengua española. Eso significa que con pocas palabras se escribe un mensaje que se escribiría largamente; dice lo mismo y queda mejor presentado. El título que emplearon en el diario La República, en información firmada por Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo, resulta ampuloso: en vez de entes bancarios pudieron escribir bancos; en lugar de tasas de interés debieron escribir solamente interés. Así: «Claro se asoció con bancos para ofrecer equipos celulares con 0% de interés». Otro posible: «Claro y bancos se asocian para comerciar celulares, sin interés».

8-. «El gobierno de México reconoce la deuda que hay por la violencia de género que mata a 3.800 mujeres cada año».Del periódico El Economista (México) el diario La República (Bogotá) tomó este título informativo, que «ofrecía» tres faltas, así: 1.- El sustantivo Gobierno no está en mayúscula inicial (como debe ser); así se escribe cuando se alude al conjunto de personas e instituciones que gobiernan. 2.- El género (que solamente es de la gramática) no es el que ejerce violencia sino las personas. 3.- Las cifras dejaron de llevar punto hace mucho tiempo, ahora se usa espacio, si la cifra es de tres dígitos; se integran cuando son cuatro dígitos. Van las correcciones: «El Gobierno de México reconoce la deuda que hay por la violencia intrafamiliar, que mata a 3800 mujeres cada año».

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

PRODUCCIÓN Y EDICIÓN DE VIDEOS

¿Sus vídeos institucionales son mudos, presentan escenas indefinidas y sin creatividad? ¡Es hora de cambiar!

Expertos en producción y edición de imágenes para televisión y videos comerciales, sociales y personales harán que sus clientes vean su mundo de modo dinámico.

¡Una imagen que impacta es una imagen que vende!

CONTACTO

Cristian Cala González

 300 233 3030

Sobre Revista Corrientes 5314 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*