Decepcionados los hinchas de Santa Fe en Alemania

Martin Siering a la derecha y su suegro Karsten Dierks, a la derecha, hinchas alemanes de Independiente Santa Fe. Foto Revista Corrientes

Como para no creer, en Bremen un abuelo y su yerno lucen distintivos del Independiente Santa Fé de Bogotá cuando van al estadio del Werder Bremen, el equipo local de sus amores.

Por William Giraldo Ceballos

Karsten Dierks, el abuelo y Martin Siering, su yerno atribuyen a los tres últimos técnicos los malos resultados del equipo sudamericano Santa Fé del cual tuvieron noticias hace años con la llegada al Bayer Munich del delantero colombiano Adolfo “Tren” Valencia.

Durante unas vacaciones con su familia a Colombia, Martin Siering hace unos años, conoció la historia del primer campeón del futbol del país y de sus repetidos triunfos nacionales e internacionales que venía cosechando de 2012 y de la larga sequía que desde 1975 tuvo el equipo rojo para ser campeón de nuevo.

Supo que Wilson Gutiérrez, un técnico colombiano formado en el mismo equipo le devolvió la alegría a los hinchas. Se enteró que Omar Pérez, un argentino era el ídolo de los aficionados rojos que no solo eran de Bogotá sino de otras ciudades y quiso que también el “santafecito” tuviera seguidores internacionalmente.

Karsten Dierks, el abuelo alemán hincha de Santa Fe. Foto Revista Corrientes

Así se lo expresó a su suegro Karsten Dierks y como hinchas del Werden Bremen se apuntaron a ser hinchas de un segundo equipo extranjero: “El Independiente Santa Fé de Bogotá como los colombianos que son hinchas del Barcelona, de Juventus o del Bayer Munich, nosotros somos santafereños”, apunta Martin con la gorra roja calada en la cabeza y el pocillo con el logosímbolo santafereño, junto al abuelo Karsten con su bufanda santafereña gris y rojo al cuello.

Comparten la tristeza de los hinchas santafereños porque el Werder Bremen tampoco logró sus objetivos en la temporada pasada y sueñan con mejores resultados para la temporada que está empezando en la Liga Alemana 2019-2020.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*