Contraplano: El papa de la dulce sonrisa, rumbo a los altares

El papa Juan Pablo I. Foto Vatican News

Por Orlando Cadavid Correa

Traemos a la memoria esta remembranza en la que jugaron papel clave dos personajes del pasado: el papa Juan Pablo I y el periodista Guillermo Cano.

El director de El Espectador llamó cariñosamente, en su “Figura del día”, al debutante pontífice, “El papa de la dulce sonrisa”.

Nadie en el mundo imaginó que el nuevo prelado sólo permanecería en su pontificado 33 días. Murió de repente, mientras dormía, en sus aposentos del Vaticano cuando empezaba el segundo mes de su gestión.

La noticia nueva nos la trajo por estas calendas el colega Guillermo Romero:    

Juan Pablo I será beatificado el 4 de septiembre de 2022 por el papa Francisco en la Plaza de San Pedro.

En el corto período de su pontificado, Juan Pablo I, siempre esbozó una sonrisa a quienes le rodeaban. Foto Vatican News

Según informó Vatican News, la fecha fue dada a conocer por la Congregación para las Causas de los Santos casi dos meses después que el papa Francisco aprobó el decreto que reconoce el milagro obrado por intercesión de Juan Pablo I, y que fue la curación de la argentina Candela Giarda en 2011, que entonces era una niña que estaba en estado vegetativo.

El dicasterio, presidido por el cardenal Marcello Semeraro, comunicó la fecha al postulador de la causa de canonización, cardenal Beniamino Stella; y a monseñor Renato Marangoni, obispo de Belluno-Feltre, la diócesis donde el 23 de noviembre de 2003 se abrió el proceso para llevar a los altares al ‘Papa de la sonrisa’, cuyo nombre de bautismo fue Albino Luciani.

Albino Luciani nació el 17 de octubre de 1912 en la localidad de Canale d’Agordo (Italia). Lo bautizó ese mismo día una señora de nombre Maria Fiocco, ante “el inminente peligro para su vida”, como señala el sitio web del Vaticano.

Ingresó al seminario menor de Feltre (Italia) en octubre de 1923, y en octubre de 1928 pasó al seminario gregoriano de Belluno.

Fue ordenado sacerdote el 7 de julio de 1935, con solo 22 años de edad. Estudió en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde realizó la tesis “El origen del alma humana según Antonio Rosmini”.

El 15 de diciembre de 1958 san Juan XXIII lo designó obispo de Vittorio Veneto, y recibió la consagración episcopal el 27 de diciembre de manos del mismo pontífice en la Basílica de San Pedro.

El 1 de febrero de 1970, luego de haber participado en las sesiones del Concilio Vaticano II, San Pablo VI lo designó Patriarca de Venecia. Tres años después, el 5 de marzo de 1973, fue creado cardenal.

El cardenal Albino Luciani fue elegido sucesor de Pedro el 26 de agosto de 1978, y tomó el nombre de Juan Pablo I. Sin embargo, sólo duró 33 días, debido a que falleció el 28 de septiembre de ese año de un infarto en el Palacio Apostólico del Vaticano. Su pontificado es uno de los más breves de la historia de la Iglesia.

Su nombre reúne los de sus dos predecesores inmediatos. Fue Juan por san Juan XXIII, y Pablo por san Pablo VI, como una forma de homenajear a ambos pontífices, que lideraron el Concilio Vaticano II, el evento más importante de la Iglesia en el siglo XX.

La apostilla: El decreto que reconoce el milagro obrado por su intercesión fue firmado por el papa Francisco el 13 de octubre de 2021.

Sobre Revista Corrientes 6528 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*