Roberto Caicedo,un «bacán»

Roberto Caicedo (Q.E.P.D.) foto CARACOL

Por Edgard Hozzman

Falleció el pasado 16 de mayo en Bogotá, uno de los músicos más idealistas y comprometidos con su vocación, Roberto Caicedo, baterista, cantante y promotor musical.

Pionero del rock nacional, perteneció a la segunda generación.  Llegó a la escena musical a finales de los años sesenta como baterista de: “Glass Onion “.

Una tarde de 1968 “Glass Onion” banda revelación de la segunda generación del rock colombiano, ensayaba en la Discoteca “La Bomba”, su sonido y los instrumentos de la banda, los que eran muy superiores a los de los pioneros de rock de mediados de los años sesenta, no podían pasar desapercibidos. además, que les hubieran permitido ensayar en La Bomba, era porque tenían calidad y escena.

Guillermo Guzmán “Marciano”, bajista y director de la agrupación. La que fue el mejor nexo entre la primera generación y la segunda del rock colombiano, se había propuesto conformar una agrupación que fuera la verdadera alternativa del rock colombiano para el comienzo del decenio de los setenta. 

“Glass Onion“ estaba conformada por: Hernando Becerra, novel guitarrista líder; Miguel Galindo segunda guitarra; Guillermo Guzmán el más profesional y experimentado, era músico de estudio, excelente bajista; Ernesto Matiz teclados; Miguel Durier, voz y Roberto Caicedo batería y voz.

Hernando Becerra, guitarrista y personalidad de la segunda generación de rockeros colombianos, recuerda a Roberto Caicedo; “fue parte de “Glass Onion”.  Inolvidables los conciertos que ofrecimos en el Teatro de la Comedia interpretando: “Fire “de Hendrix; “Cinnamon Girl” de Neil Young; “Badge” de Cream, entre otros clásicos de finales de los años sesenta, canciones que interpretábamos bien, me encantaba el sonido que logramos, esa era la banda que había soñado”.

En estos conciertos organizados por Luis Valencia, (sobrino del expresidente Guillermo León Valencia), se proyectaron y se dieron a conocer los protagonistas de la segunda generación del rock colombiano, con Hernando Becerra, Guillermo guzmán” Marciano” y Roberto Caicedo a la cabeza.

En un matinal rockero un sábado de 1968 “Glass Onion», innovó su sonido con el primer sintetizador Moon, interpretado por Ernesto Matiz. Con este estrafalario equipo, se daban los primeros pasos en el sonido techno en Colombia.

Roberto Caicedo amante de la música bella, ese día cantó el clásico de Junior y Juan Pardo, “Anduriña”, tema que acababan de lanzar en España, Juan & Junior. Juan Pardo y Junior Morales, ex integrantes de Los Brincos, agrupación pionera del rock español.

Hernando Becerra recuerda a Roberto con cariño y admiración, por su vocación y compromiso con la música, “para mí son inolvidables los ensayos en la casa de la calle 67 con carrera 11, allí nos reunimos a montar canciones y dar rienda suelta a nuestras fantasías musicales en tertulias, las que amenizábamos con las novedades que nos llegaban de Los EE. UU., “The Beatles”, “The Cream”, “Led Zeppelin”, entre otros más”. Agrega Hernando, “Roberto se caracterizó por su excelente humor y entusiasmo, siempre dispuesto a colaborar en los Jams, en los que recordábamos a los pioneros del rock nacional y cuando alguno de ellos nos visitaba los homenajeamos y comprometíamos, para que intervinieran en nuestros Jams (sesiones de improvisación)”.

El Bar San Sebastián fue el gran acierto de Roberto Caicedo. En este icónico escenario abierto al talento, dieron sus primeros pasos artísticos: Shakira, Carolina Sabino, Cabas, Andrés Cepeda y muchos más que hoy son grandes y reconocidos artistas. 

Roberto será recordado por su personalidad, generosidad, amor por la música , su vocación de cantante, percusionista  y afán de colaborarle a las nuevas promesas de la música. 

No cuento mi tiempo, es mi tiempo el que lo cuenta.

[email protected]

Sobre Revista Corrientes 3199 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]