¡Mirando a los novatos!

El dominicano Elly de la Cruz, de los Rojos de Cincinnati, bromea con el japonés Shohei Othani, de los Angelinos de Los Ángeles, el miércoles 23 de agosto de 2023 (AP Foto/Mark J. Terrill)

No se vislumbra, por el momento, los posibles ganadores de los galardones de Novatos del Año tanto en la Liga Americana  como en la Liga Nacional.-

Por Antonio Andraus Burgos

Esa noche del 23 de agosto, de este 2023, será inolvidable para los 25.596 aficionados que se encontraban en el estadio de los Angelinos, en Anaheim, California.

Todo por cuenta de esas cosas que pocas veces se pueden admirar en un juego de béisbol, pues la mayoría de los aficionados se concentran en el desarrollo del juego, y no se percatan de muchos detalles que, entre jugada y jugada, se presentan en el diamante.

El astro japonés, Shohei Ohtani, de los Angelinos de California, el jugador que a la fecha es el jonronero de la temporada, con 44 tablazos de circuito completo, y es un ganador desde la lomita de los sustos, con 10 ganados y 5  perdidos, y efectividad de 3.14, con 167 abanicados en 132 episodios laborados, hasta este 25 de agosto, llegó a la intermedia en una jugada común y corriente, después de avanzar por una base por bolas que recibió su compañero de equipo, el venezolano Luis Rengifo.

Lentamente el novato sensación de los Rojos de Cincinnati, el torpedero dominicano Elly De La Cruz, se le acercó, y con una sonrisa, le pregunta que sí lo puede tocar.

Ohtani entre la sorpresa y las cosas del juego, igualmente se ríe, pero Elly lentamente lo toca y entonces comprueba que es un pelotero de ‘carne y hueso’. No podía creerlo. Estaba frente a la nueva luminaria del béisbol de las Grandes Ligas, cuando él apenas despega en la Gran Carpa.

De La Cruz ha sido ciertamente la ‘nueva sangre’ de los Rojos y ha despertado el interés entre los seguidores de la centenaria divisa, pero su admiración por las cosas que hace Ohtani en los diamantes del béisbol, lo eleva a la categoría de ídolo del dominicano, por lo que para el ‘quisqueyano’ estar, por primera vez, frente al formidable jugador de la tierra del Sol Naciente, fue una verdadera sensación.

¡Sensacional! De la Cruz, el novato dominicano, impulsó seis carreras de los Rojos sobre los Angelinos. Foto MLB

Quizás la mayoría de los aficionados que estaban en el parque de pelota no observaron con detenimiento la escena, pero quienes estuvimos atentos a la situación, sabemos muy bien que para Ohtani fue una sensación diferente, pues se trataba de un novato pelotero que tenía que palpar, con sus propias manos, que todo lo que se dice de Shohei es cierto y que es un ser humano deportiva y beisbolísticamente excepcional; y para De La Cruz, ver cumplida su expectativa y curiosidad sobre la presencia de un jugador que, sin duda alguna, está revolucionando el Rey de los Deportes, por todo lo que hace como bateador zurdo y de gran poder a la ofensiva y por todo lo que exhibe como buen lanzador derecho en la Gran Carpa.

Fue la satisfacción de un jugador novato de poder cumplir con una simple curiosidad, pero a la vez, para comprobar que el talento y la capacidad de juego del astro japonés, pertenece al terreno de los grandes virtuosos del juego del béisbol.     

Una rápida mirada

Todo esto sirve para ofrecerle a ustedes, amables lectores, una rápida mirada sobre los peloteros más destacados de esta campaña entre los miembros de la nueva cofradía de los ‘principiantes’ en el mejor béisbol del mundo.

De La Cruz ciertamente tiene embobados a los seguidores de los Rojos y, desde luego, a una buena parte de la inmensa afición dominicana que sigue el béisbol de las Grande Ligas, tanto por su espectacularidad para desarrollar su juego sobre el campo, como por la forma agresiva con que lo hace.

Tiene las condiciones para ser un pelotero que acumule, con su capacidad de juego, elementos necesarios e indispensables para convertirse en pieza fundamental en cualquiera novena de la Gran Carpa. Sin embargo, a la fecha, en nuestra humilde opinión, todavía no reúne las condiciones para estar, desde ahora, en la lista de los principales aspirantes a la corona de Novato del Año en la Liga Nacional.

Elly de la Cruz y su triunfal debut ante los angelinos. Foto MLB

Su potencial es muy bueno, si se piensa en las herramientas que posee para el juego: buenas piernas, buen brazo, mentalmente ágil, buen poder al bate, pero necesita, obviamente, hacer muchos ajustes, para que su número de ponches disminuya considerablemente — lleva hasta el 25 de agosto, 104 ponches en 70 partidos — y ser más paciente a la hora de consumir sus turnos — apenas con 20 bases por bolas en el lapso—, bateando para 252 con 70 indiscutibles en 278 turnos, con 11 jonrones, 6 triples y 11 dobles, con 33 remolcadas y 52 anotadas y suma 21 bases estafadas.

Su alegre y vistoso juego sobre los diamantes, mantienen su nombre de boca en boca, pero sobre las frías estadísticas, hay otros peloteros que lo superan.

Otro dominicano que tiene un perfil ganador, pero desde el punto de vista de las serpentinas, es el derecho Eury Pérez, de los Marlins de Miami, quien está cotizado para ser uno de los nuevos baluartes de la rotación de la novena de la Ciudad del Sol.

Pérez tiene, hasta el pasado 25 de agosto, 5 ganados y 4 perdidos, con 2.91 de efectividad, en 68 episodios laborados, con 22 carreras limpias permitidas; con 83 ponches propinados y 21 bases por bolas otorgadas. Nuestra consideración, igual que con De La Cruz, es que, por ahora, no tiene los requisitos para pensar en el galardón de Novato del Año.

La labor de Eury, desde la ‘lomita de los sustos’, es elogiada por la forma en que encara el juego y a sus rivales, y no hay duda de que puede llegar a convertirse en un verdadero astro de las serpentinas. Pero todo dependerá de él y de su comportamiento deportivo, así como de sus condiciones de salud, con el transcurrir de los días, meses y años, lo que pueda comprobar todas las expectativas que lo rodean. 

A la ofensiva

Mirando de reojo las estadísticas de los peloteros novatos, en cuanto a la ofensiva se refiere, digamos que el fiel de la balanza no se inclina, por el momento, hacia un gran favorito tanto en la Liga Americana como en la Liga Nacional.

Hay un buen mano a mano entre los mejores bateadores, porque en ambos circuitos, está la presencia de latinos dentro de la baraja de posibilidades para aspirar.

Sobresale el japonés y bateador zurdo, Masataka Yoshida, jardinero de los Medias Rojas de Boston, quien batea para 294, con 11 imparables en 446 turnos; con 13 cuadrangulares, 62 carreras impulsadas y otras 62 anotadas.

En la misma tónica y en la misma liga, aparece el receptor dominicano Yainer Díaz, de los Astros de Houston, con ofensiva promedio de 283, producto de 82 indiscutibles en 290 turnos al bate; con 18 tablazos de circuito completo, 46 carreras impulsadas y 37 anotadas.

Y el canadiense y segunda base de los Mellizos de Minnesota, Edouard Julien, también se asoma a la escena dentro de los novatos con mejor ofensiva, con 285 al bate, martillando 69 indiscutibles en 245 turnos; con 11 cuadrangulares, 24 carreras impulsadas y 42 anotadas.

Pero en la Liga Nacional, el guardabosques de los Cascabeles de Arizona, Corbin Carroll, emerge como favorito a la ofensiva, cuando tiene 276 de promedio ofensivo, luego de disparar 122 inatrapables en 442 turnos; con 22 jonrones, 64 carreras empujadas y 90 carreras anotadas.

Corbin Carrol. Foto Meridiano

Y por esa misma ruta, está el venezolano y torpedero de los Rockies de Colorado, Ezequiel Tovar, con 261 al bate, después de 117 imparables conectados en 449 turnos; con 15 ‘bambinazos’, con 59 carreras empujadas y 64 anotadas.

Una tercera casilla la ocupa Matt McLain, el campo corto de los Rojos de Cincinnati, quien tiene 293 con el bate, con 25 ampárales en 85 turnos, con apenas 4 cuadrangulares 11 carreras empujadas y 14 anotadas. 

De los lanzadores

Pero así como hay destacados peloteros a la ofensiva, también se puede entrar a considerar, en ambas ligas, que la calidad de los lanzadores están terciando en la tabla de los destacados.

En la Liga Americana, hay tres nombres que se destacan por todo el trabajo que han efectuado en lo que va de la campaña.

Tanner Bibee, de los Guardianes de Cleveland; y Hunter Brown y J.P. France, de los Astros de Houston, tienen terreno abonado.

Bibee tiene marca de 10 ganados y 3 perdidos, con 3.01 carreras limpias por juego; con 117 ponches propinados en 119.2 entradas laboradas.

Brown muestra tarjeta de 9 ganados y 9 perdidos, con 4.50 de efectividad, con 143 abanicados en 128 entradas trabajadas.

Y France registra 9 triunfos frente a 5 derrotas, con 3.51 carreras limpias por juego, con 83 ponches en 110.1 episodios laborados.

Y en la Liga Nacional, tres están bien cotizados: el derecho japonés Kodai Senga, de los Mets de Nueva York; Andrew Abbott, de los Rojos de Cincinnati y Bobby Miller, de los Dodgers de Los Ángeles.

Senga con 10 ganados y 7 perdidos, y 3.17 carreras limpias por juego; con 136.1 actos trabajados, suma 164 ponches propinados.

Y Abbott tiene 8 triunfos y 3 reveses, con 3.16 carreras limpias por juego, 85.1 de entradas trabajadas y 93 bateadores liquidados por la vía de los buenos lanzamientos.

Miller marca 7 victorias frente a 3 derrotas, con 3.86 carreras limpias por juego, con 81.2 entradas de labor desde la lomita y 75 bateadores ponchados.

Hunter Brown, de los Astros y en la Liga Americana; y Kodai Senga, de los Mets y en la Liga Nacional, sobre el escritorio, parecen que mantuviesen ventaja en sus respectivos circuitos sobre los demás lanzadores novatos.

Seguramente de este puñado de peloteros pueden resultar los ganadores de los galardones de Novato del Año en la Liga Americana y en la Liga Nacional; pero a lo mejor, de aquí a cuando concluyan las acciones de la temporada, salta la liebre menos esperada del matorral.

Y ustedes amables lectores, ¿Ya tienen sus candidatos?

Sobre Revista Corrientes 3551 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]