Martes de la luenga lengua: Verificar, allende-aquende, quien, tratamiento

Ilustración Adobe

Fundeu.es /RAE

Con motivo del 80.º aniversario del desembarco de Normandía, se ofrece a continuación una serie de claves para una adecuada redacción de las noticias relacionadas con esta efeméride.

1. El desembarco de Normandía, con d minúscula

La Ortografía de la lengua española señala que las expresiones que se utilizan para aludir a un acontecimiento histórico de forma directa y transparente no requieren mayúscula, salvo en los elementos que así lo necesiten (como los nombres propios de persona o ciudades). Por eso, en este caso, la forma preferible es desembarco de Normandía.

2. Octogésimo u 80.º aniversario

En aniversarios o celebraciones, lo adecuado es mantener el ordinal o emplear los números romanos: «La familia real británica conmemora el 80.º aniversario del Día D» o también «El presidente viajará a Francia para conmemorar el LXXX aniversario del desembarco de Normandía». Al leer el número, es admisible emplear el cardinal, por lo que 80.º aniversario puede leerse octogésimo aniversario u ochenta aniversario.

3. El Día D y la Hora H

Para referirse en concreto a los acontecimientos del 6 de junio de 1944, es habitual y adecuado emplear la mayúscula inicial en las palabras día y hora, pues se consideran el Día D y la Hora H por antonomasia.

No obstante, en el lenguaje militar, y por extensión en otros ámbitos, se usan las expresiones día D y hora H de modo genérico para referirse a un momento señalado o clave («Llegó el día D para la selección argentina», «La medianoche será la hora H del lanzamiento del nuevo producto»). En estos casos, lo adecuado es escribir las palabras día y hora con inicial minúscula.

4. Forma de escribir las horas

En las informaciones que rememoran el desembarco de Normandía es frecuente que se cite la hora de la madrugada en la que comenzó. El modo recomendado de escribir las horas es separándolas de los minutos con el signo de dos puntos pegado a los dígitos que lo preceden y lo siguen (6:30), lo cual no significa que usar el punto sea incorrecto (6.30). En un texto informativo, no es necesario añadir un cero antes del 6 y, de emplear la abreviatura a. m., esta se escribe con puntos y espacio (no am ni a.m.).

5. El canal de la Mancha, la playa de Omaha…

La Ortografía de la lengua española señala que, en los nombres geográficos formados por un sustantivo común (el tipo de accidente geográfico) y un nombre propio o un adjetivoel primero se escribe de forma general con inicial minúscula. Así, la escritura correcta del brazo de mar entre Francia y Gran Bretaña es canal de la Mancha (no Canal de la Mancha ni canal de La Mancha).

Del mismo modo, la palabra playa se escribe con minúscula en los nombres que se dieron a las diferentes zonas de costa en las que se produjo el desembarco: playa de Omahaplaya de Utah

6. La II Guerra Mundial, con iniciales mayúsculas

Aunque en los nombres de los conflictos bélicos lo habitual es que el sustantivo guerra aparezca en minúscula, en el caso de los conflictos mundiales «el uso ha fijado como nombre propio singularizador las expresiones Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial, con inicial mayúscula en todos sus componentes», como señala la Ortografía.

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA 

por  Efraim Osorio López

[email protected]

No obstante, su empleo con ese significado desapareció o está desapareciendo. 

En un interesante artículo sobre las carreras de caballos en Manizales, el señor Pedro Felipe Hoyos Körbel cita las siguientes palabras de ‘Renacimiento’, periódico de comienzos del siglo XX: “Para mañana se anuncian otras (carreras) que de seguro estarán aún más concurridas, por verificarse en día festivo” (LA PATRIA, 29/5/2024)¿Está mal empleado en esta oración el verbo ‘verificar’? Sí, creo yo, porque etimológicamente no tiene asidero alguno, pues ese verbo viene del latino ‘verificare’ (de ‘verus-a-um’, -‘verdadero, bueno, justo, legítimo’, y de ‘facere’, -‘hacer’), que significa ‘hacer pasar como verdadero’. Sin embargo, para la Academia de la Lengua sí está bien empleado –aunque no sé por qué–, pues le da en su diccionario una segunda acepción –que la tienen todos los diccionarios consultados–, la de ‘realizar, efectuar’. Su primera acepción, “comprobar o examinar la verdad de algo”, y la tercera, “salir cierto o verdadero lo que se dijo o pronosticó”. Las únicas que debería tener. Pero yo no soy quien para controvertir ese asunto. Al fin y al cabo, ‘doctores tiene la santa madre Iglesia’… No obstante, su empleo con ese significado desapareció o está desapareciendo. ***

Si en apuntaciones anteriores afirmé que los adverbios de tiempo ‘antaño’ y ‘hogaño’ tienen la preposición ‘en’ incorporada, con mayor razón se puede decir lo mismo de la preposición ‘de’ en los adverbios de lugar –también preposiciones– ‘allende’ y ‘aquende’, pues, no sólo la tienen incorporada, sino que es parte de ellos, porque, como lo enseña Corominas, en un principio (1056) se escribían ‘allén de’ y ‘aquén de’, por lo que redunda después de ellos. En el error incurrió el columnista Álvaro Gärtner Posada en esta frase: “El torneo de Ginebra alborotó nostalgias y unos soñadores quisieron sacarlo allende de las fronteras municipales” (LA PATRIA, 31/5/2024). “…allende las fronteras”, correcta y armoniosamente. ‘Allende’ (del latín ‘illinc’, -‘de allá, de aquel sitio o lugar’) quiere decir ‘de la parte de allá’; como preposición, ‘más allá de’. ‘Aquende’ (del latín ‘eccum’, de ‘ecce’, ‘hé aquí’, y de ‘inde’, ‘de allí’) significa ‘del lado de acá’, por ejemplo, ‘aquende el río Guacaica’. Nota: a ‘allende’ El Diccionario le da el significado de ‘además de’, y propone este ejemplo: “Allende de ser hermosa, era discreta”. Cacofónico, sin duda. ***

El lector José Albeiro Marín Toro me escribe: “Esta mañana (30 de mayo), un periodista del canal Caracol lo usó para referirse a una mascota que murió en un atentado a su dueño, y dijo: ‘La mascota, quien tenía doce años con su dueño…’ ”. Y se pregunta si en esta información está bien empleado el pronombre relativo ‘quien’. De ninguna manera, porque actualmente este pronombre, además de ser variable en número, se refiere única y exclusivamente a personas, expresadas o no, por ejemplo, ‘este fulano, de quien tanto se ha comentado…’ y ‘quien ama el peligro, en él perece’. Dije ‘actualmente’, porque, como lo he anotado en muchas oportunidades, en la época de los cásicos era, no sólo invariable en número, sino que se aplicaba indistintamente a personas y cosas. *** 

Nota de primera página de LA PATRIA: “…y empresas de Pereira invertirán cerca de quince mil millones en la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP)…” (30/5/2024). Al doctor Fernando Gómez Bermúdez le sonó mal el uso de ‘tratamiento’ en esta nota. Y con razón. Ello es que ‘tratamiento’, entre muchos de sus significados (‘tutear’, por ejemplo), tiene el de ‘procedimientos y medicinas de que se vale el médico para curar o aliviar enfermedades’. Por extensión, también se llaman así ‘los procedimientos, sustancias e instrumentos de que nos valemos para reparar lo defectuoso y purificar lo contaminado’, que no es el caso del ‘agua potable’, que, apta ya para el consumo humano, no requiere ‘tratamiento’. Ya lo tuvo. Mejor, ‘Plan de tratamiento de agua cruda’ (PTAC), como lo dice en el cuerpo del artículo (pág. 4): “El fin, tratar el agua cruda que se toma desde Riosucio y que suministra el líquido…”

EL SONETO DE POMPILIO IRIARTE

Dice el poeta huilense:

Trabajamos en clase el tema fascinante del poema erótico. Pensamos que el erotismo en poesía debe ser apenas una delicada y artística sugerencia,

nunca una declaración o descripción explícita, pues estaríamos invadiendo el territorio de la pornografía.

Presento aquí mi tarea:

El amor también hace su trabajo

¿Cómo se abre tu blusa en poesía?

¿Cómo rueda tu falda por el verso?

¿Cómo cubre el arroyo limpio y terso

la claridad del agua, vida mía?

Tu hermosa desnudez te vestiría

y llenaría mis ojos de universo.

De unicidad se cubre lo diverso,

de intimidad, tu sabia lejanía.

Cae la falda azul. Por la ladera

se desliza la erguida cordillera.

Piensas que el mundo se nos viene abajo.

Sin que oficien tus manos de murallas,

abro tu blusa y callo mientras callas.

El amor también hace su trabajo.

Pompilio.

07/06/2024.

Sobre Revista Corrientes 3784 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]