Los Danieles. Si Duque fuera Petro

Daniel Samper Ospina

Daniel Samper Ospina

Tengo un amigo progresista que me celebraba a rabiar los disparos humorísticos contra Iván Duque, pero que ahora no soporta que me burle de Gustavo Petro. 

—¿Otra vez riéndose del presidente? —me chateó esta semana cuando leyó los trinos que escribí sobre la visita del Compañero Mandatario a Chile—: ¿es que acaso usted nunca se ha equivocado? ¿Por qué no se burlaba de los errores de Duque? 

Iba a responderle que me burlaba de Petro porque así lo querí, pero no tenía sentido: viví de los lapsus del Presidente Presentador como un verdadero pez rémora; con el dinero de aquellos chistes pagué los estudios de mis hijas y sus tratamientos de ortodoncia. Pero la pasión política saca a flote al Imer Machado que todos llevamos dentro y cada cual termina observando únicamente lo que quiere.

Reconozco que Iván Duque y Gustavo Petro no son exactamente la misma persona: que Petro no nombraría como gerente del Covid a la virgen de Chiquinquirá, ni elabora juegos de palabras con los alias de los delincuentes, a diferencia del expresidente, que informó de la muerte de alias Guacho diciendo que se le había acabado la guachafita: por fortuna  entregó el poder antes de la captura de alias Popó, sucedida en Buenaventura hace dos semanas. 

Pero no nos digamos mentiras: el Compañero Presidente también ha hecho generosos aportes en favor del humor y quien niegue ese legado es un mero blanquito arribista de clase media alta cuyo sesgo le impide reconocer los méritos del gobierno humano. Esta semana —para retomar el episodio que molestó a mi amigo— saludó a la hija de Allende en su cuenta de X con este Xtrino: “con la hija del presidente compañero Salvador Allende, una de las mejores escritoras de Latinoamérica”, pese a que esta Isabel (María Isabel Allende Bussi) no es escritora: el mandatario humano la confundió con la autora del mismo apellido en hechos que sucedieron así:

—Compañera escritora, me encantó La ciudad y las bestias; se la recomendé a mi tocayo Bolívar, por si se trata de Bogotá.
—Ejem, compañero presidente, gracias, pero yo soy no soy la escritora.
—¡Y Eva Luna, qué novela! La historia de la esposa del cantante Camilo, que le encanta a mi hija porque se parece a Sebastián Guanumen.
—Jeje, gracias, compañero presidente, pero yo soy otra Allende.
—¿La compañera es la mamá Fernando Allende entonces? 

Aquella misma noche observó el partido de la selección con el compañero cónsul de Colombia en Santiago, Sebastián Guanumen, célebre estratega digital cuyos métodos de campaña resultaron tan retorcidos como sus bigotes. Desde el palco, el Camilo del mal daba órdenes al equipo como si estuviera de nuevo en elecciones: “¡entren con zancadillas!; ¡adelanten las líneas éticas!; ¡saquen a Uribe!”.

—¿Uribe está jugando? —le preguntó Petro, mientras redactaba en su cuenta de X “Acá mirando jugar a Uribe, hijo del expresidente Uribe”.
—Presidente, es Mateus Uribe —lo ayudó el estratega.
—“Acá mirando jugar a Mateus Uribe, hijo de Miguel Mateus, uno de los grandes cantantes de Latinoamérica” —corrigió Petro.

Confieso que, por culpa de la polarización, cada vez me siento más cansado, a diferencia de Mateus Uribe, que cada vez se cansa más sentado. Y en la banca. Y mi única aspiración política es que me indignen los hechos, sin que dependa de quiénes los protagonicen. 

A modo de experimento social, decidí enviar a mi amigo una serie de noticias que recogí de la prensa a las cuales, previamente, reemplacé los nombres, para comprobar si le enfurecían los titulares o las personas: los actos o quienes los cometían.

SALPICADA MARÍA JULIANA RUIZ 
El ex viceministro de Defensa de Iván Duque afirmó que María Juliana Ruiz intrigó a través de terceros en la compra de helicópteros del Ministerio: ¿buscaba acaso viajar sin su cuñado Andrés? 

DUQUE, EL RETRASADO
El presidente Duque llegó tres horas tarde a los eventos de esta semana y no se presentó a trabajar el pasado viernes. Medios de la oposición especulan que se habría encerrado a observar series de Netflix con comida chatarra. 

ANDRÉS DUQUE Y EL PACTO DE LA PICOTA
Andrés Duque afirmó en Los Informantes que, gracias a su negociación con los capos de las cárceles, la campaña de su hermano obtuvo más de un millón de votos; advirtió que cobrará el favor pidiendo que lo lleven a todos los viajes. 

QUÉ OSO: DUQUE COMPRÓ EDREDONES DE GANSO
Iván Duque confesó en una entrevista con Suso el Paspi que duerme desnudo; se sospecha que, por ese mismo motivo, el director del Dapre, Víctor Muñoz, ordenó la compra de costosos edredones de plumas de ganso.

DUQUE ASEGURA QUE NO CRIO A SU HIJO
Jugando fútbol en el salón de los gobelinos, los dos hijos del presidente Duque, Matías y el otro Matías, rompieron un florero de la época colonial; el presidente se disculpó afirmando que no los crio.

GUSTAVO RUGELES, SUBDIRECTOR DE RTVC 
Ante el aplauso de su pareja Jorge Cárdenas, Iván Duque posesionó a la actriz Ana Lucía Domínguez como directora de RTVC y nombró como su segundo de a bordo al periodista Gustavo Rugeles, acusado de ejercer violencia de género e intrafamiliar.

LOS AUDIOS DE JORGE MARIO EASTMAN
El examigo de Iván Duque filtró a la revista Alternativa unos audios dirigidos a María Paula Correa en que se referían a quince mil millones que habría girado el Ñeñe Hernández a la campaña presidencial y ventilaban los problemas de Iván Duque con la comida chatarra.

MARÍA PAULA CORREA EN LÍOS POR SU NIÑERA
La niñera de María Paula Correa afirmó que agentes del Estado la encerraron en un sótano de Palacio para practicarle pruebas de polígrafo y averiguar si se había robado una maleta con dinero en efectivo y un paquete de chocolates Milky Way que habría comprado su patrona para para su jefe.   

Y por último: 

NUEVO DE LAPSUS DE IVÁN DUQUE
El mandatario saludó a la hija de Salvador Allende como si fuera la escritora Isabel Allende y lo hizo porque así lo quirió. 

Mandé por chat, una por una, las noticias a mi amigo, y ahora mismo prepara una marcha de protesta. Y eso que, por consideración con las víctimas, no redacté ninguna sobre el inventario de masacres ocurridas este año.

No he sido capaz de revelarle la verdadera identidad de los protagonistas. Para suavizar el golpe, estoy pensando en regalarle un ejemplar de Eva Luna, la famosa novela del escritor Fernando Allende que cuenta las aventuras amorosas de Sebastián Guanumen.

Sobre Revista Corrientes 3199 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]