¡La bolsa para el campeón del clásico!

Los mundialistas del Clásico del Béisbol. Ilustración MLB

Crece venta de boletería en todas las sedes del Clásico Mundial. Los 20 equipos participantes en 4 rondas clasificatorias. Varios favoritos, pero ¿quién ganará el título?

Por Antonio Andraus Burgos

Cuando en el año 2000 empezó a proyectarse la posibilidad de desarrollar un Campeonato Mundial de Béisbol, la idea parecía poco probable pero no imposible, especialmente porque no se acreditaba en esos momentos los suficientes fundamentos para que fuese realidad, en consideración a que en las nóminas debían incluirse jugadores de las Grandes Ligas de casi todos los equipos y de todas las nacionalidades, para que el evento fuese realmente una competencia de quilates, y chocaba, en el tiempo y en el espacio, con el calendario de la Gran Carpa y el nuevo torneo, para que pudiera ser cierto y práctico.

Pero se dio el gran paso y en el 2006 se efectuó la Copa Mundial de Béisbol, al tiempo que pasaba a un segundo plano, el torneo de béisbol del programa de los Juegos Olímpicos. Y volvió a jugarse en el 2009, ya con el sello de Clásico Mundial, para que la fiesta, cada cuatro años, reúna a los mejores peloteros de por lo menos 16 países — en esta oportunidad por primera vez llegan a las rondas clasificatorias jugadores de 20 naciones —. Este del 2023, debió desarrollarse en el 2021, pero ya ustedes conocen la respuesta del por qué no se pudo jugar ese año: ¡por la pandemia del Covid-19!

Montado el espectáculo y con el aval de la MLB (Major League Baseball) y la Asociación de Peloteros de la MLB, todo empezó a funcionar como un reloj suizo y ya estamos en la V versión del evento, que luego de las eliminatorias zonales, llega a su fase de clasificaciones con 5 novenas en cada uno de los 4 grupos, jugándose en Taichung, Taiwan; en Tokio, Japón; Phoenix, Arizona y en Miami, Florida.

De la boletería

Ahora, cuando estamos a pocos días para la apertura de las rondas clasificatorias en cuatro sitios diferentes del mundo, el Clásico empieza a contar con un verdadero apoyo de la afición.

El Clásico Mundial de Béisbol. Foto Sports Newsball

Es de tal magnitud el interés que está despertando el torneo, que el aumento en la venta de los boletos para el ingreso de los aficionados en Taiwán, Japón y Estados Unidos, de acuerdo con los primero informes, se ha incrementado en un 22 por ciento, con relación a las adquisiciones del 2017.

Y es probable que, como señalan los expertos, ese aumento en la asistencia de aficionados en los diamantes de Taichung, Tokio, Phoenix y Miami, pueda elevarse al 30 o 35 por ciento, dependiendo de los equipos que se clasifiquen tanto para la ronda de semifinales, como para los cuartos de finales y, desde luego, para el juego por el título del torneo.

Se esperan llenos en los estadios de Taichung y Tokio, entre otras cosas, porque en esos escenarios actuarán las novenas de casa, como es el caso de China Taipei en Taiwan y de Japón en Tokio; otro tanto se espera en el ‘Chase Field’ de Phoenix, donde jugará el equipo de Estados Unidos; y es probable que la asistencia en ‘loanDepot Park’ de Miami, especialmente de aficionados dominicanos, puertorriqueños y venezolanos, sea un buen motivo para que el parque de pelota supere este año la asistencia del número de fanáticos que se contabilizó en el 2017.

Algunos favoritos

Japón es uno de los equipos favoritos para ganar el V Clásico Mundial de Béisbol, y nadie duda que la representación del Sol Naciente cuente con la capacidad suficiente para lograrlo. Ganó los dos primeros torneos y con la nómina que cuentan, de verdad que su favoritismo no está alejado de la realidad. Vean algunos nombres: Shohei Ohtani, Seiya Suzuki, Kazuma Okamoto, Lars Nootbaar, Masataka Yoshida, Yu Darvish, Tetsuto Yamada, Yuhei Nakamura, Hiroto Takahashi, Yuki Matsui y Shohei Togo.

A República Dominicana nadie la puede desechar, pase lo que pase. Tiene los elementos necesarios para volver al trono, el que ya ocupó en una ocasión. Su nómina augura éxitos y su capacidad de juego, no lo duden, es de buen béisbol: Willy Adames, Rafael Devers, Wander Franco, Vladimir Guerrero Jr., Manny Machado, Jeremy Peña, Eloy Jiménez, Julio Rodríguez, Téoscar Hernández, Juan Soto, Sandy Alcántara, Diego Castillo, Johnny Cueto, Yimi García, Cristian Javier, Rafael Montero, y paremos de contar.

Estados Unidos es el actual campeón y vuelve a ser favorito para imponerse en la contienda. No están todos los que debieran estar, pero en el grupo hay equilibrio, por lo que debe clasificar, por lo menos, para los cuartos de finales, con Pete Alonso, Tim Anderson, Nolan Arenado, Paul Goldschmidt, Trea Turner, J.T. Realmuto, Mookie Betts, Kyle Schwarber, Mike Trout, Cedric Mullins, Nick Martínez, Lance Lynn, Nathan Eovaldi, Kendall Graveman, Miles Mikolas, Adam Wainwright y Ryan Pressly. 

Y bueno, otras novenas, como Corea del Sur, que sin tantas fulgurantes figuras, como Tommy Edman, Ha-Seong Kim, Hye-Song Kim, Ji Young Lee,Ji Hoon Choi, Se-Wong Park, entre otros, puede hacer mucho daño; y Puerto Rico, que combina bien todas sus líneas de juego y en los dos últimos clásicos, ha sido el subcampeón del torneo, tiene en su lista a Mike Hernández, Francisco Lindor, José Miranda, Martín Maldonado, Christian Vázquez, Eddie Rosario, José Berríos, Marcus Stroman, Alexis Díaz, entre otros.

¿Reconocen estos nombres? José Altuve, Luis Arráez, Miguel Cabrera, Eugenio Suárez, Gleyber Torres, Eduardo Escobar, Salvador Pérez, Ronald Acuña Jr., José Alvarado, Jhoulys Chacín, Jesús Luzardo, Eduardo Rodríguez y Martín Pérez. Pues sí. Ellos hacen parte de Venezuela, toda una artillería para hacerse respetar a la ofensiva, pero a lo mejor su parte serpentinera puede encontrar dificultades.

México ha logrado reunir a sobresalientes de peloteros para dar la batalla, tanto a la defensiva como a la ofensiva, como lo son Isaac Paredes, Luis Urías, el cubano-mexicano, Randy Arozarena, Alex Verdugo, Luis Cessa, Giovanny Gallego, Julio César Urías, Jose Urquidy y Oliver Pérez, entre otros, esperan dar más de un golpe en el certamen.

Y miren a Holanda, que con un buen número de peloteros antillanos destacados y de presencia en la Gran Carpa, como Xander Bogaerts, Jonathan Schoop, Andrelton Simmons, Joshua Palacios, Dashenko Ricardo, Rogear Bernardina, Pedro Strop, Kenley Jansen, Aaron de Groot, puede dar sorpresas.

¿Y Colombia y Cuba? No acaparan muchos votos para los que analizan el formato del torneo, pero para los acuciosos en el aspecto técnico y competitivo, a las dos representaciones las califican con buena calidad de su juego y de magnífica determinación para enfrentar a sus rivales. De sus lanzadores, tanto de abridores como de relevistas en ambos equipos, dependerá buena parte del éxito y de sus aspiraciones.

Colombia, por ejemplo, contará con Jordan Díaz, Dayan Frías, Fabián Pertuz, Gio Urshela, Jorge Alfaro, Gustavo Campero, Oscar Mercado, Tito Polo, Harold Ramírez, José Quintana, Reiver Sanmartin, Elkin Alcalá, Nabil Crismatt y Dilson Hererra, entre otros.

En cuanto a Cuba con Yoán Moncada, Dayan García, Luis Mateo, Yoenis Céspedes, el cotizado Alfredo Despaigne, Luis Robert, Roel Santos, Frank Alvarez, Roenis Elías, Elian Leyva y José Ramón Rodríguez, para citar a algunos, tiene la última palabra.

¿Puede haber sorpresa? Nadie puede darse el lujo de evitar que eso pueda ocurrir, porque entre otras cosas, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, una de las tres novenas, se quedará por fuera cuando concluya la ronda eliminatoria del grupo D que se jugará en Miami, al lado de Israel y Nicaragua.

Lo cierto es que de este grupo de 10 equipos, que hemos seleccionado en nuestro reducido saber y entender en las cosas del béisbol, debe salir el ganador del título, porque si bien Estados Unidos puede repetir, Japón ocupa un puesto de privilegio para ganarlo, lo mismo que ocurre con República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela, y nadie puede olvidar a Corea del Sur, Cuba, México, Holanda y Colombia, en la amplia tabla de posibilidades en un torneo de esta naturaleza por su formato y sistema de juego. 

Reglas del juego

En el Clásico no se aplicarán las nuevas reglas adoptadas para el béisbol de las Grandes Ligas, a partir del presente año, como son la ampliación del tamaño de las almohadillas; la aplicación del tiempo para los lanzadores y los bateadores; y el cambio defensivo en el campo, para ciertos momentos del juego.

En cambio se mantendrá el Bateador Designado; el corredor en posición anotadora — en la segunda base abriendo el episodio — si hay juego con entradas extras; la aplicación de la norma de la ‘misericordia’ o ‘KO’ cuando un equipo esté ganando por 15 o  más carreras en la séptima entrada y la decisión de retar las decisiones de los árbitros en las jugadas sobre las almohadillas, incluyendo el pentágono, mas no en el conteo de bolas buenas y malas.

Para los efectos de la labor de los lanzadores, en el Clásico se permitirá que el abridor del juego pueda hacer hasta 50 envíos y tendrá descanso mínimo de 4 días; cuando su labor sea de apenas 30 lanzamientos, tendrá un día de descanso obligatorio; y podrá efectuar hasta 65 lanzamientos en la ronda clasificatoria si ha cumplido el descanso señalado; y aumentará a 80 lanzamientos para la ronda de cuartos de finales y de 95, para la ronda de semifinal o la gran final.

Se mantiene la norma de que cada lanzador mínimo tendrá que trabajar frente a 3 bateadores.

La bolsa

¿Saben cuánto recibirá como premio el equipo que conquiste la corona de este V Clásico Mundial de Béisbol?

La organización entregará premios por la nada despreciable suma de catorce millones cuatrocientos mil dólares (US$14.400.000) en total, empezando con la bolsa ya fija para todos los participantes en las ruedas clasificatorias, de trescientos mil dólares (US$300.000) por equipo.

Pero para ganar el título de la contienda, el campeón deberá acumular, por lo menos, seis triunfos sumadas las victorias en la ronda de clasificación, los cuartos de finales, la semifinal y el partido por la corona.

Para el campeón, con todos los premios en las cuatro instancias por su participación en el torneo, recibirá una bolsa de dos millones doscientos mil dólares (US$2.200.000), incluyendo la opción de que triunfe en su grupo clasificatorio; y el subcampeón, un millón doscientos mil dólares (US$1.200.000), si también gana el cupo de su grupo clasificatorio.

Estamos en la recta final de este V Clásico Mundial de Béisbol, cuyo título se definirá el martes 21 de marzo, en el estadio de los Marlins de Miami, en donde se espera un lleno a reventar, dependiendo de las novenas que sean finalistas.

Sobre Revista Corrientes 3577 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]