En Bancamía votaron la huelga. Estas son las razones

El pasado 1 de septiembre se realizó la votación por tribunal o huelga en Bancamía.

Agencia de Información Laboral

El pasado 1 de septiembre se realizó la votación por tribunal o huelga en Bancamía. Más de 1500 trabajadores acudieron al llamado de las organizaciones sindicales ACEB y Asefinco, de ellos más de 1300 escogieron la opción de huelga enviando de esta manera un contundente mensaje a la administración de la entidad bancaria. A esta situación se llegó después de no lograr, hasta el momento, ningún acuerdo frente al pliego de peticiones.

Las organizaciones sindicales han denunciado que a muchos trabajadores se les intentó constreñir para que no acudieran a votar.  Aun así, casi la mitad de los 3100 trabajadores atendieron las comunicaciones de los sindicatos y no se dejaron presionar por algunos jefes intermedios y por los comentarios de la administración.  

Según Carlos Raúl Moreno, presidente de Asefinco y también directivo de Aceb, a los trabajadores de Bancamía les pusieron una meta pequeña en la semana previa a la votación, si la cumplían, no era necesario que fueran el viernes, día de la votación. Otra de las maneras de tratar de impedir que asistieran a las urnas fue hablándoles abiertamente de la retención de salarios en caso de ocurrencia de la huelga. “El banco desarrolló una campaña en ocasiones abierta y en otras sutil, procurando alejar a los trabajadores de las urnas”, dijo el dirigente sindical.

Tres razones de inconformidad en Bancamía

Las organizaciones sindicales presentes en Bancamía han dicho que son, al menos, tres los puntos que no permiten llegar a un arreglo. Las tres peticiones son fundamentales para los trabajadores y los sindicatos no están dispuestos a aceptar las ofertas hechas por la administración pues van en contravía de los intereses de quienes venden su fuerza de trabajo para esta entidad que hace parte de la Fundación de Micro finanzas de la Multinacional española BBVA.

El primer punto tiene que ver con el incremento salarial. Bancamía solo está ofreciendo un incremento del 0.8% por encima de la inflación. Pero ese mismo incremento es el que está proponiendo para otros temas económicos como el rodamiento de los asesores que se tienen que desplazar y ahí la situación se pone más difícil, pues el precio de los combustibles ha subido considerablemente y de aceptar la oferta de aumento, implicaría que tuvieran que sacar dinero de su bolsillo para subsidiar las operaciones de la entidad.

Otro de los puntos tiene que ver con lo que dice Carlos Raúl Moreno, “la política comercial insensible” de Bancamía. Los asesores de la entidad, por más que se esfuercen, no cumplen las metas altas que les ponen en lo que tiene que tiene que ver con colocación de productos. “Hemos venido pidiendo es que haya una sensibilización o una modificación de estas políticas comerciales”, dice el presidente de Asefinco.

Y el último de estos tres puntos gruesos es el que tiene que ver con los horarios. Los trabajadores han pedido a Bancamía que se mejore la jornada laboral, por ejemplo, las organizaciones sindicales han dicho que la jornada laboral de los sábados no tiene sentido, pues es poco productiva. También le exigen a la entidad que no se extiendan los horarios en las fechas de cierre ya que son estresantes para los trabajadores.

De igual manera, hay otros temas que preocupan a las organizaciones sindicales y sobre los cuales han venido haciendo exigencias, por ejemplo, le han pedido a Bancamía que fortaleza el protocolo de violencia y acoso en el lugar de trabajo para evitar ese tipo de situaciones en las oficinas. Según las organizaciones sindicales, hay casos repetidos de abuso sexual y la entidad no ha mostrado voluntad efectiva para solucionar el problema de raíz.

Lo que viene en la negociación

Según Carlos Raúl Moreno, el mensaje enviado por los más de 1.300 trabajadores es contundente en el sentido que muestra el descontento generalizado que se vive al interior de Bancamía. La administración no debe echar en saco roto dicho resultado ya que el mismo mostró un apoyo decidido por parte de las y los trabajadores al pliego de peticiones y significa que son necesarios los cambios.

Por su parte, Juan Francisco Sánchez, presidente Nacional de ACEB, dijo en un video en la red social X que Bancamía pretende celebrar los resultados del 1 de septiembre “nos parece que es un acto de mala fe” dijo el dirigente. Aseguró que la entidad interfirió en la posibilidad de que las y los trabajadores definieran libre y espontáneamente que hacer con el conflicto. Afirmó que el sindicato está haciendo todo lo que está a su alcance para llegar a un acuerdo directo y evitar “la catástrofe” de que el conflicto sea llevado a un tribunal.

Sobre Revista Corrientes 3616 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]