Colombia va por las semifinales ante Panamá, que busca la hazaña en la Copa América

James Rodríguez, Camilo Vargas y Davinson Sánchez cantan el himno nacional antes del partido contra Costa Rica, el 28 de junio. CHRIS CODUTO (GETTY IMAGES)

JUAN PABLO VÁSQUEZ

Bogotá – 05 JUL 2024 – 23:00 COT

Thomas Christiansen, el entrenador español que dirige a Panamá, le preguntaron si prefería cruzarse con Brasil o Colombia en los cuartos de final. Para entonces, estas selecciones aún no se habían enfrentado para definir quién sería el primero de su grupo y rival de los centroamericanos en la próxima fase. “A ninguno (…) ambos son jodidos”, aseguró Christiansen, despertando risas entre los asistentes a la rueda de prensa. Pero inevitablemente tendría que ser una de las dos y resultó siendo Colombia, que completa 26 juegos sin perder tras el empate a un gol con Brasil. Desempolvado el historial, no son muchos los partidos que se encuentran entre canaleros y cafeteros. El más relevante, sin embargo, está por jugarse esta tarde.

Hay que regresar hasta 1938 para encontrar la primera vez que ambos seleccionados nacionales coincidieron en un terreno de juego. Fue durante los IV Juegos Centroamericanos y del Caribe, que tuvieron a Ciudad de Panamá como sede. Por la segunda fecha del hexagonal, en el que estaban todos los demás participantes, los colombianos triunfaron por 4 a 2. Volvieron a ser rivales en la edición de 1946, celebrada en Barranquilla, cuando Colombia ganó 2 a 1. Pasarían casi seis décadas para enfrentarse nuevamente. Y en esa ocasión, finalmente, en una competición oficial y por partida doble.

La Concacaf invitó a Colombia a participar en la Copa de Oro de 2005. Eran tiempos opuestos a los de ahora. Aún faltaban unos pocos años para que Radamel Falcao García y toda su generación aterrizaran en la selección de mayores. Reinaldo Rueda —antecesor inmediato de Néstor Lorenzo, el actual director técnico— vivía su primera etapa en el banquillo y sufría en las eliminatorias de la Conmebol, aspirando a conseguir el quinto puesto y un repechaje para soñar con llegar al Mundial de Alemania 2006. Luego de victorias frente a Perú y Ecuador y a falta de tres partidos más en aquellas clasificatorias, la Copa de Oro aparecía como una oportunidad para consolidar el equipo. Rueda apostó por rotar la nómina y probar con jugadores más jóvenes. El desenlace fue un rotundo fracaso y Panamá fue la principal razón.

El sorteo obligó a los dos países a verse en el debut. En el Orange Bowl de Miami, el 6 de julio de 2005, los canales vencieron por la mínima diferencia gracias a una anotación de cabeza de Luis Tejada, quien años después brillaría como goleador en el fútbol colombiano. Fue un aviso porque todavía restaba otro mazazo. Panamá terminó segunda y Colombia tercera del grupo, entrando ambas a cuartos de final, en donde superaron sus llaves ante Sudáfrica y México, respectivamente. Las semifinales fueron el escenario para encontrarse y que Panamá fuera superior nuevamente, ganando por 3 a 2 y demostrando que el resultado del partido previo no había sido casualidad.

Dos amistosos posteriores, en 2007 y 2019, sirvieron como excusa para que Colombia retomara su ventaja en el historial de enfrentamientos. En este último, disputado en Bogotá y que se saldó con un 3 a 0, tuvieron minutos de juego David Ospina, John Lucumí, Santiago Arias, James Rodríguez, Luis Díaz, Jefferson Lerma y Álvaro Montero, quienes hacen parte de la nómina que conformó el entrenador Néstor Lorenzo para esta Copa América. No obstante, la supremacía colombiana se limita a amistosos y Juegos Centroamericanos, mientras que Panamá sí cuenta con preeminencia en torneos importantes.

El presente de los elencos es positivo, pero Colombia es favorita. Terminar primera en un grupo que compartía con Brasil la perfila como candidata al título. A eso hay que sumar el alto nivel de sus fichas, especialmente del lateral Daniel Muñoz, del Crystal Palace inglés, quien está en el mejor nivel de su carrera y es el goleador de su país en el campeonato con dos dianas. Lo de Panamá, en todo caso, también es de admirar. Ganó con superioridad a Estados Unidos (2 a 1) y Bolivia (3 a 1) y fue derrotada por Uruguay (1 a 3), a pesar de que el desarrollo del encuentro fue parejo por más de 80 minutos.

El estadio de la Universidad de Phoenix será el lugar para que se defina el semifinalista entre panameños y colombianos. El que avance medirá fuerzas con el ganador que surja, unas horas después, entre Brasil y Uruguay. La Copa América entra en su recta final.

Sobre Revista Corrientes 3784 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*