Blanco y Negro: El vigilante amigo

Fiscal y Contralor vigilando el país desde San Andrés. Imagen zonacero.com

Por Gabriel Ortíz

Los acostumbrados contrapesos gubernamentales, desaparecieron de Colombia. Ahora ser amigo es lo único que vale, porque la hegemonía renació en la tarde del 7 de agosto de 2018. Muchos tenían espanto por la iniciación del tercer período del innombrable. Consideraban que el nuevo presidente, haría lo que su mentor le ordenara. Pero Uribe se quedó chiquito, porque una camarilla implacable lo desvía con furor y sin descanso, mientras este CD (centro Duque) muestra debilidad. 

A Duque se le apareció covid-19 y le rescató el poder. Su gobierno es ¨derrochón¨. Nombramientos y contratos marchan a la par con las dos reformas tributarias, que incluyeron el pago de la campaña. 

Esa la razón para que solo hayan quedado dos, de los ¨3 Mosqueteros¨. Discrétamente Carrillo partió cobija, mientras espera su reemplazo que, desde luego, será ficha de CD.

El Fiscal Barbosa, dijo siente avergonzado con lo del covid, pero recupera sus cabales cuando pasea y viatica recorriendo atractivos sitios turísticos. Con su amigo mosquetero contralor, aprovechó el puente del San Pedro. Disfrutaron con sus esposas del mar de los siete colores, mientras el país sufría los rigores del confinamiento y las islas estaban bajo el toque de queda por el virus. En flamantes aviones oficiales gratuitos se trasladaron, para ¨inspeccionar y controlar la corrupción en San Andrés y Providencia. Con fruñido seño miraron los excesivos costos de las ayudas para los damnificados por parte del gobernador, mientras pasaban por la calle opuesta del discutido hotel del esposo de la Vice.

Magnates del turismo, propietarios de hoteles y atracciones, estuvieron cerca de ellos todo el tiempo, llenándolos de atenciones y escondiendo al gobernador para evitar sospechas sobre lo que éste había hecho por debajo de la mesa. No se vio más de un raizal. Les sacaron el cuerpo.

La despedida fue esplendida en larga mesa, en donde la única incomodidad eran los tapabocas y las láminas plásticas transparentes que les protegían los ojos. Esas que posiblemente les impidieron ver lo que debían investigar. Con la piel dorada, los dos mosqueteros y sus esposas, damas que se cruzan en altas posiciones de sus despachos, usaron de nuevo los aviones oficiales para regresar a la Capital. El vigilante amigo del presidente, tenía que anticiparle al CD, Centro Democrático, que practicaría una inspección sobre la elección de Duque con plata de la ñeñepolítica. Fin de ¨El Paseo 5¨.

BLANCO: Aparecen más vacunas que covid.

NEGRO: Los US$300.000 de Oswaldo Cisneros al CD, para elegir a Iván.         

Sobre Revista Corrientes 3763 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*