Blanco y Negro: Agitada hambruna electoral

El hambre que padecen los pobres en Colombia los lleva a buscar algo que llevar a la boca de sus hijos en los depósitos de basuras. Foto RCN TV

Por Gabriel Ortíz

La efervescencia electoral tocó el hambre que azota a gran parte de las regiones colombianas. Lo afirmó la ONU, a través de la FAO y el Programa Mundial de Alimentos. Estamos en la lista de los 25 países más crueles e inhumanos del mundo en materia alimentaria, en los que la gente no recibe las tres comidas al día, con proteínas y calorías necesarias para el desarrollo físico e intelectual. 

De inmediato el presidente Duque, la vice y su ramillete de asesores, protestaron enérgicamente contra el informe y demandaron una rápida exclusión de Colombia del mapa hambruno. Exhibieron argumentos y cifras, diferentes a las de la FAO y la PMA.

Pero la gente aún recuerda las imágenes de un informe de María Elvira Arango, en su programa de televisión “Los Informantes”. En él, mostró desgarradoras imágenes de mujeres guajiras llorando por sus niños que murieron de hambre. Al tiempo, lideresas de la misma región, denunciaron las amenazas que reciben por denunciar estos hechos. Casos idénticos ocurren por todas partes en calles de Bogotá, pueblos y veredas de esta patria que pide a gritos comida.

¡Ni la gente come, ni hay que darle! Mucha es la gente que tiene que acudir a las basuras a rescatar algo que llene sus estómagos. No hay una política que nos garantice alimentación digna, nutritiva y a tiempo. Millones de hogares no reciben las tres comidas diarias, porque la pobreza absoluta en que viven 8.500.000 de compatriotas y la pobreza general de otros 22.000.000 se lo niegan.

No ha existido una decisión gubernamental, especialmente durante el “mandato de los 20 años”, que remedie la situación, porque se abandonó el campo, no se entregan tierras, se importan alimentos, -casi sin aranceles- no hay crédito para la agroindustria y cuando existe es a intereses insostenibles. Una nación con tanta tierra productiva, con millones de campesinos y agricultores listos para trabajar, no puede padecer de hambre. En la tierra está el empleo y la exportación de alimentos.

El secretario del Grupo Andino, Jorge Herman Pedraza, propuso a Colombia y las otras 3 naciones estimular el campo, para convertirlas en la despensa del mundo. Pero no encontró eco. Seguramente hay otros intereses más poderosos que manejan a estos gobiernos, a costa del hambre de sus gentes.

El campo está solo. Hay despojo de tierras y desplazamiento, por parte de guerrillas, paras y terratenientes que impiden laborar el campo. 

Y para completar, el Banco de la República – ya sin independencia- impide cultivar la tierra, por el exagerado crecimiento de los intereses. Estos hechos y el incumplimiento del proceso de paz (lo dice la FAO) impiden que Colombia pueda mostrar otra imagen diferente a la que dibujó la ONU, a través de la FAO. 

El debate electoral es utilizado por políticos y gobernantes, que aprovechan el hambre y la pobreza, para negociar votos. 

BLANCO: El domingo reaparece la revista Cambio. Valioso refuerzo para la libre expresión.

NEGRO: La FAO: “Colombia sin seguridad alimentaria de goles”.    

Sobre Revista Corrientes 3577 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]