A pesar de las pérdidas del año pasado, el sector financiero colombiano no está en crisis, ASOBANCARIA

Jonathan Malagon, Presidente de la Asociación Bancaria de Colombia

El 2023 fue un año muy complejo para los colombianos, sino también para el sector empresarial y se manifiesta en varias dimensiones, señaló el presidente de la Asociación Bancaria de Colombia, Jonathan Malagón en la instalación del del 26º Congreso de Tesorería en la ciudad de Cartagena.

La primera de esas dimensiones, tal vez la más evidente, es el crecimiento del PIB de tan solo 0,9%.

«Estrictamente hablando, Colombia no se encuentra en una recesión técnica, pero 0,9% es un dato bajo en el contexto de una economía como la colombiana. Nosotros solamente hemos tenido durante el último siglo cuatro datos de decrecimiento y, además, solo hemos tenido cuatro datos de crecimiento entre el 0% y el 1%. Eso quiere decir que crecer menos del 1% es atípico para una economía como la nuestra y se compara de manera desfavorable con el 3% o 3,5% que es nuestro crecimiento potencial. Entonces, si bien Colombia no decreció, el registro de 0,9% es un dato malo dentro de la serie estadística de crecimiento de Colombia de los últimos 100 años.

«Segundo, inflación. Aquí tenemos un avance indiscutible. Controlar ese fenómeno inflacionario que ha sido tan fuerte es un éxito del Banco de la República. Ya logramos tener cifras de un dígito. Es una gran noticia para los colombianos. Sin embargo, el 9,3% sigue distando del techo de nuestro rango meta. Entonces, fue un año con un dato malo de crecimiento y con una inflación que sigue siendo relativamente alta», enfatizó el dirigente bancario.

«Y, finalmente, cuando uno lo ve desde el punto de vista sectorial, nos encontramos ventas del comercio minorista cayendo al 6,7%. Y si habláramos de otros sectores encontramos también cómo se democratizó sectorialmente la desaceleración. Por ejemplo, las compras de vehículos cayeron el 25% el año pasado. Las compras de vivienda no cayeron, se desplomaron en 53%!. Entonces, todo esto configura un año muy complejo desde el punto de vista no sólo de los precios sino también de la actividad productiva.

«El sector financiero no está ajeno a esta realidad. El sector financiero también vivió un año complejo y tal vez el indicador que mejor lo ilustra es el de organizaciones que registran pérdidas. Hoy el 31% del sistema tiene pérdidas ¿Eso es normal? La respuesta es no. Desde la crisis de 1999 no veíamos tantas entidades registrando pérdidas, ni siquiera en la pandemia ¿Por qué? Porque cerramos el año pasado con nueve bancos con pérdidas mientras que en la pandemia, el choque más fuerte al que tuvo que enfrentarse nuestra generación, solo cinco bancos tuvieron pérdidas. Hoy casi que duplicamos el número de bancos con pérdidas frente a la pandemia. Tenemos una cifra desde el punto de vista de proporcionalidad similar a la de la crisis de 1999.», añadió Malagón González.

Luego preguntó «¿Y si no habláramos estrictamente de bancos sino que pensáramos en establecimientos de créditos? En Colombia hay 29 bancos pero hay 62 establecimientos de crédito; incluso 63, estrictamente hablando, pues NU hace 15 días también tuvo licencia. Ahora, 25 de los 63 registran pérdidas y se mantiene más o menos el porcentaje, un dato que no hemos visto en lo corrido de este siglo de bancos con pérdidas.

«Pero no solamente eso. El hecho de tener bancos registrando pérdidas significa que también tuvimos una contracción de la cartera. Que la cartera caiga un 6,8% real es muy fuerte, pues la cartera no suele caer. Solamente hemos tenido decrecimiento de cartera en lo corrido de este siglo en tres oportunidades y este es el decrecimiento más fuerte. Aquí la cartera cae más de lo que cayó en pandemia, y más de lo que cayó en 2009, en plena crisis internacional.

«Y tal vez lo más inquietante con la caída en la cartera es que, conforme sigue creciendo el PIB, esto se traduce en una menor profundización financiera: una caída en el numerador y un incremento en el denominador, lo que lleva a que el ratio de profundización financiera (cartera/PIB) se desplome. La profundización financiera en Colombia cayó 3,7 puntos del PIB. Eso es muy grave e inquietante ¿Por qué? Porque hay una copiosa literatura que ha tratado de estimar cuánto es el nivel óptimo de profundización financiera para una economía como la colombiana. Dependiendo la metodología, dependiendo el autor, la cifra va entre el 60% y el 70%. Vemos que los trabajos de Asobancaria, puntualmente, hablan de un 65% de nivel de cartera óptima; aunque hay otros que dicen que a partir de 60% ya es suficientemente bueno.»

Luego de resaltar los buenos resultados que para Colombia ha señalado el Fondo Monetario Internacional, presidente de la Asociación Bancaria planteó nuevos retos para la tesorería del sector financiero colombiano:

«En Colombia hoy en día se están transando solamente 14 billones de pesos. En Colombia se transaban 20 billones de pesos el año pasado. Se cayó a 14 billones de pesos el tamaño de la transaccionalidad en el mercado de renta variable ¿Nosotros qué queremos? Queremos revertir esa caída. Queremos volver a los 20 billones de pesos. Este año, 2024, debemos restablecer el nivel de transaccionalidad que habíamos visto hace dos años. Entonces ese 14 debe quedar atrás. Debemos crecer de 14 a 20, un crecimiento muy importante del orden del 50%. Este es el primer gran desafío que tienen las tesorerías para este año.

«Eso no se hace solo, hay varias tareas sobre las cuales vamos a estar trabajando. Tenemos que actualizar el esquema de formadores de liquidez, tenemos que flexibilizar los requisitos de los programas de emisión, tenemos que analizar las prohibiciones y los conflictos de interés y tenemos, también, que acompañar ese proceso de integración de las bolsas que ha empezado y que apenas se está perfeccionando.

«Segundo, en términos de financiación sostenible, Colombia tiene que pasar de tener dos a tener por lo menos cuatro emisores financieros de bonos temáticos. Aquí hablamos no solamente de bonos verdes sino en general de bonos sociales. Podríamos decir que Colombia tiene que llegar, de aquí al 2030, a 140 billones de pesos de stock de cartera verde para cumplir nuestra meta de descarbonizar el país, de reducir a un 50% nuestras emisiones de CO2, el cual es el objetivo que nos hemos trazado como país. Lograr esto sugiere tener una financiación de 140 millones de pesos, lo cual es mucha plata. Nosotros vamos en 22 o 23 billones de pesos. El año pasado fue bueno, pero vamos en un poco más del 15% de esa meta, por lo que nos queda todavía un gran camino por recorrer, 140 billones de pesos es lo que en 21 años construyó el sector hipotecario después de la crisis de 1999, entonces algo así tenemos que hacer de aquí al 2030.

«Ahí va a ser fundamental la emisión de estos bonos temáticos porque son los que nos van a permitir recoger esas señales positivas de liquidez y ese apetito de menores tasas que, al final del día, se pueden transmitir a los proyectos y pueden garantizar su viabilidad financiera.

«Entonces, la meta para este año es tener al menos cuatro emisores de bonos temáticos que nos ayuden, no solamente a cumplir con nuestras metas de sostenibilidad, sino también a desarrollar nuestro mercado financiero.

Y finalmente Malagón González dio su mensaje a los tesoreros: «Para mí la tesorería es muy importante y el trabajo de los tesoreros también porque es una pieza fundamental dentro de la estabilidad financiera en nuestro país. Porque es que los tesoreros no solamente se encargan de la gestión del capital, de la gestión de riesgo, de la optimización de los portafolios y de las estructuras de capital. Ser tesorero significa estar a cargo, también, de temas de ciberseguridad, de cash management, de autorregulación, de coberturas, del deber de asesoría. Eso quiere decir que la tesorería es una pieza clave dentro de la estabilidad financiera de Colombia. Esa estabilidad que nos permite hoy mirar a los ojos a nuestros clientes y decirles que contamos con unos bancos sólidos para sobreaguar momentos complejos como los del año pasado y salir adelante por nuestros clientes, por nuestras industrias, por nuestro país.»

Sobre Revista Corrientes 3746 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]