Tadej Pogačar, el talento insolente

Pogacar gana su primera etapa en el Tour de Francia. Foto AFP

A su turno, el colombiano Egan Bernal es el Campeón más joven en cien años. Ambos prodigios tienen mucho en común y están llamados a dominar el ciclismo mundial en la década.


Por Juan Carlos Rincón, corresponsal de El Espectador (Londres), Twitter: @Rincondecata

Si fueran compañeros de equipo, Egan Bernal y Tadej Pogačar tendrían probablemente la misma bicicleta. Son igual de altos (1,76m), tienen similar biotipo e idéntica ambición de victoria y sus contratos van hasta el 2023. Son casi un duplicado aunque Egan es más delgado con cinco kilos menos.

Pogacar y Bernal, geniales, jóvenes y triunfadores. Foto Antena 2

El colombiano es el Campeón del Tour y 20 meses mayor. Su rival no teme provocarlo y lo venció en la novena etapa el domingo anterior en Laruns en el cierre de las dos jornadas pirinéicas, cuando atacó para recuperar tiempo que había pérdido dos días antes por un corte en el pelotón. Bernal aún no triunfa en una fracción del Tour y al terminar la etapa 13 ganada por su compatriota Daniel Felipe Martínez, es tercero a 15” de Tadej (2°).

Ambos cumplen su quinto año en el circuito mundial pero Egan aventaja en experiencia al novato sorpresa del Tour 2020 y mejor de los jóvenes..

Bernal debutó en 2016 con una escuadra Continental Profesional (Androni Giocattoli) y se midió a rivales de primer nivel desde el inicio de su carrera en ruta luego de dos exitosas temporadas de Bici- cross a nivel mundial y panamericano. Tadej en cambio llegó directamente a la ruta, disputó su primer año en la categoría Junior y a partir de 2017 carreras del circuito continental con la escuadra eslovena Liubliana Gusto Santic. Ahora está en su segunda temporada en el World Tour con el equipo UAE de los Emiratos, y Egan en la tercera con Ineos, el antiguo Sky.

El camino de ambos portentos tiene muchos puntos comunes y pareciera que Tadej le pisara los talones al “nuevo Zipa”. Los paralelos son sorprendentes.

Bernal corrió el Tour de Eslovenia en 2016 y fue cuarto y el mejor de los jóvenes. Tadej lo disputó al año siguiente y quedó quinto y mejor joven. Egan ganó el Tour del Porvenir en 2017 venciendo dos etapas, Pogačar lo hizo al año siguiente. Igual ocurrió con el Tour de California; Egan venció en 2018 en su primer año con el equipo Sky fue el mejor joven y ganó dos etapas. Tadej lo consiguió el año pasado en su primera temporada en UAE, también fue el mejor joven y ganó una etapa. Es el ciclista más joven del mundo en ganar una prueba del World Tour y hasta ahora el mayor triunfo del prodigio en el circuito UCI, fuera de sus victorias de etapa en la Vuelta a España y el Tour.

La gran diferencia es que Egan Bernal se consagró en 2019 como el mejor ciclista del mundo. Ganó la París-Niza en marzo, la Vuelta a Suiza en Junio y el Tour el 28 de Julio, dentro de un proceso gradual de desarrollo deportivo. Tadej en cambio fue llamado de emergencia por su equipo UAE para liderar el equipo (a los 20 años!) en la Vuelta a España ante la no recuperación a tiempo de Fabio Aru, quien fue campeón de la Vuelta en 2015. Tadej ganó tres etapas difíciles de montaña y se subió al podio (3°) en su debut en una Gran Vuelta de tres semanas.

Su táctica en el Tour 2020 parece copiada de la experiencia española. Ganó la 9a etapa en los Pirineos en Andorra (Cortals d’Encamp) antes del descanso y a 1.200 mts sobre el nivel del mar (SNM). Le tomó 23” a Nairo que era líder. Luego venció en la etapa 13 en Los Machucos (cuatro días después del descanso) cuando hizo dupla con Primoz Roglic, ya líder, y le sacó 27” a Nairo.

Y su espectacular victoria final fue un ataque en solitario (una escapada de 40 kms!) en la penúltima fracción en la Sierra de Gredos en las afueras de Madrid que terminó a una altitud de 1.750mts y en la que le tomó 1.41” al campeón Roglic y 1.56” a Quintana a quien desplazó al 4° lugar. Además del podio, Tadej se consagró como el mejor joven y dejó a Miguel Angel López 5°.

Es cierto que Nairo llegaba cansado del Tour (8°) y de los problemas internos en su equipo Movistar, mientras que López había corrido el Giro (7°) en el que fue el mejor de los jóvenes por segundo año consecutivo. Pero ello no le quita méritos a la extraordinaria presentación del combativo novato, que desde sus primeros pedalazos ha estado acostumbrado a la victoria.

Sin embargo, sus triunfos han sido bajo los 2.000ms SNM, aún no disputa una etapa en ese piso térmico y ello puede ir en su contra en la última semana en los Alpes. Este domingo la etapa concluye a 1.501ms en el Grand Colombier, pero los Alpes favorecen aún más a los escarabajos.

Rival perfecto y dupla ideal del ciclismo mundial

Prudhomme

En 2020 ambos fueron subcampeones de ruta de su país (detrás de Sergio Higuita y de Primoz Roglic, respectivamente), al tiempo que Tadej se desquitó de Roglic en la contra-reloj y le arrebató el título de Eslovenia. Egan fue tercero en Colombia detrás de Daniel Felipe Martínez y Nairo Quintana.

Muy pronto, a mitad de año fueron promovidos a líderes únicos en sus equipos y son los jefes de escuadra más jóvenes del circuito profesional. Y en lo que va de la temporada 2020 alterada por el Covid-19, ambos triunfaron; Tadej ganó el 9 de febrero la Vuelta a la Comunidad Valenciana y Egan el 4 de agosto la Route d’Occitanie, en preparación para el Tour.

Su primer enfrentamiento directo en el Criterium del Dauphiné hace tres semanas se saldó en favor de

Egan Bernal es cerebral para correr. Su entrenador y mentor en Ineos, Xabier Artetxe, afirma que su fortaleza es que “quiere aprender todo y está totalmente concentrado en ganar. Tiene margen para convertirse en la fuerza dominante del ciclismo”. En suma, Bernal está totalmente integrado a la filosofía británica de Ineos de planificar al detalle, buscar las ganancias minímas, no desperdiciar esfuerzos; un ciclismo controlado, más racional, menos emotivo.

Tadej Pogacar en su dimensión actual en el Tour. Foto Team Emirates

Tadej por su parte es arrojo y explosividad, al estilo de los grandes ciclistas de ataque, como los demostrados en España y los protagonizados en lo que va del Tour 2020. “No es sólo su fuerza física

Cuando el director del Tour de France, Christian, saludó en los Campos Elíseos la aparición de Egan Bernal como el nuevo monstruo y consideró que comenzaba con su victoria una nueva época del ciclismo mundial, expresó a su vez el anhelo de que surgiera un rival de postín para disputarle las grandes Vueltas y victorias. “Asi como Roger Federer tiene a Rafael Nadal, quisieraque Egan tuviera su Nadal para grandeza del ciclismo”, dijo hace un año.page2image21098112

No tuvo que esperar mucho. Si los duelos Ayrton Senna-Alain Prost engrandecieron la Fórmula Uno en los años 80, y las batallas Federer-Nadal el tenis de este siglo, la década que comienza serápage2image21098496probablemente la de Egan vs Tadej.

Pogačar

(4°), mientras que Egan fue retirado por su equipo en prevención tras sufrir dolores de espalda. Luego se descubrió que fueron causados por la posición durante los largos entrenamientos en bicicleta estática y falta de rodaje durante varios de los meses de la pandemia.

El Tour es a otro precio. Egan lo disputa por tercera vez y es el Campeón, Tadej debuta y es la revelación; mejor diría, la confirmación de un talento precoz. Es hoy segundo en la general y el mejor de los jóvenes con ventaja mínima sobre Egan a falta de 8 etapas. Son la renovación, son talento innato, son el nuevo ciclismo. Pero en medio de su gran parecido, también hay diferencias que harán de ese duelo un deleite para los fanáticos.

Tiene la valentía de arriesgar su posición en la general, atacando”, dice su director en el UAE, Joxean Fernández (“Matxín”).

Coincidencialmente ambos directores son vascos, de dos pueblos al sur de Bilbao separados apenas 14 kms. Ambos saben de lo que hablan pero mientras Matxin (nacido en Basauri) es un exciclista y seis años mayor, Artetxe (de Larrabezúa), es un científico del deporte y hermano de ciclista (Mikel Artetxe). Es director técnico adjunto y cerebro del rendimiento de Ineos desde 2015; responsable del centro de entrenamiento en Pamplona y un “segundo padre” para los siete ciclistas latinoamericanos de la escuadra.

Para hacer un paralelo, Artetxe es el equivalente al gran técnico colombiano Luis Fernando Saldarriaga, el formador de Nairo Quintana, Esteban Chaves y Sergio Higuita, entre otros muchos pedalistas que hoy brillan en los mejores equipos del mundo en este Tour.

Basta leer sus trabajos para la Universidad del País Vasco durante los últimos 10 años y en especial el último, “Eficiencia bruta y relación con el consumo máximo de oxígeno en ciclistas de élite jóvenes durante la temporada competitiva” que está publicado en el Journal of Human Kinetics (sección de Fisiología del ejercicio y medicina deportiva) para entender por qué es la clave del desarrollo triunfal de Egan Bernal.

Si no hubiera distancias

Entre Zipaquirá y Komenda, el pueblo en el centro de Eslovenia donde nació Tadej Pogačar, hay 9.486 kms de distancia y 2.304 mts de diferencia en altura; la misma del Col de la Loze -el techo del Tour 2020- donde el miércoles próximo en su final en alto de la etapa 17 en los Alpes, debería quedar definida la carrera. O casi.

Si no hubiera perdido el minuto 21” en la séptima etapa cuando se cortó el lote, Tadej Pogačar sería el líder más joven del Tour de Francia. Su actuación no es suerte de principiante sino el relevo natural y la nueva estrella deportiva de Eslovenia, un país formado apenas en Julio de 1991 luego de la disolución de Yugoslavia y en el que no existía tradición ciclística. Empezó a edificarse en 1993 con la creación del Tour de Eslovenia, prueba en la que Rigoberto Urán fue subcampeón en 2018 detrás de Primoz Roglic. Colombia en cambio tiene una tradición ciclística de casi 70 años y la primera Vuelta a Colombia (1951) la ganó el primer Zipa moderno, Efraín Forero, de Zipaquirá, la misma cuna de Egan Bernal.

En la Vuelta a España en septiembre pasado, Pogačar hizo su último ataque en la penúltima etapa y subió al podio (3°) y por 22” no completó el doblete esloveno con su compatriota Roglic. “Cuando ví que López había atacado y cometido errores y que Nairo no tenía reservas, ataque con todas mis fuerzas, al todo o nada”, explicó Tadej en su momento. La misma lectura la hizo ayer viernes en el ascenso final al volcán de Pas de Peyrol, cuando vio a Egan Bernal sin respaldo y al límite, y atacó e hizo explotar la carrera.page3image21057664

Aún queda mucho Tour por delante; 1.080 kms hasta la cima de La Planche des Belles Filles, son kilómetros definitivos con ocho cimas clave, entre ellas las más duras de los Alpes, el terreno favorito de los ciclistas colombianos.page3image21058240

Tadej, deriva de Tadeo y Judas Tadeo fue uno de los 12 apóstoles, venerado en la tradición católica como el santo “de las causas difíciles y desesperadas”page3image21058624

En su novela Crónica de una Muerte Anunciada, Gabriel García Márquez relata que la actitud de Pedro Vicario antes de dar muerte a Santiago Nasar “era demasiado insolente para ser casual, sinembargo no fue la única ni la más visible que intentó en los últimos minutos para que le impidieran cometer el crimen».

Esperemos que Tadej Pogačar no triunfe en un ataque desesperado. Cumple 22 años el 21 de septiembre, al día siguiente de terminar el Tour en París.page4image21063808

Xabier Artetxe, cree firmemente en Egan. “Es un ciclista muy fuerte que recupera bien en las carreras largas por etapas”. Además, hasta hoy siempre ha hecho honor a su nombre. En la antigua lengua gaélica, Egan significa ardiente y una persona con entereza y prudencia.

El duelo está servido

JCRD-Londres.Septiembre 11, 2020.

Sobre Revista Corrientes 4257 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*