Sindicatos interpelan enfoques de Trabajo Decente en planes de desarrollo territoriales

Imagen referencial

Agencia de Información Laboral

Por: Carlos Julio Díaz Lotero

En unos foros virtuales que se realizaron sobre el trabajo decente en los planes de desarrollo de las entidades territoriales, las subdirectivas de la CUT, los sindicatos de maestros, de la salud y de los servicios públicos domiciliarios, entre otros, presentaron su preocupación por las grandes limitaciones que sus enfoques tienen sobre la materia.

El 11 y 21 de mayo pasados se realizaron los foros sobre los Proyectos de Plan de Desarrollo de Medellín y Cali, las dos ciudades más importantes del país después de la capital, por el peso de sus finanzas y densidad poblacional. Después, el 2 y 4 de junio se realizaron los foros sobre los planes de desarrollo de ManizalesPereiray los departamentos de Caldas y Risaralda.

Daniel Quintero e Iván Ospina se presentaron como candidatos alternativos a las propuestas de los partidos tradicionales de la derecha, los que siempre han tenido enfoques autoritarios en la administración de las entidades territoriales, y políticas favorables a los grandes capitales, lo que ha creado desigualdades estructurales y exclusiones en derechos fundamentales como el trabajo decente, la salud y la educación.

De hecho, Medellín y Cali se caracterizan por altos indicadores de desigualdad, desempleo y precariedad laboral, aunado a los históricos y persistentes problemas de seguridad. Sobre este punto, no han sido pocas las denuncias sobre acuerdos de gobernabilidad de la institucionalidad con la criminalidad organizada, que es el caso de Medellín. Lo evidencian hechos elocuentes, como la renuncia del secretario de seguridad del anterior Alcalde, hoy tras las rejas.

Las promesas de campaña, tanto del Alcalde de Medellín como de Cali, se fueron diluyendo en el proceso de construcción de los planes de desarrollo, pues el Trabajo Decente solo aparece cuando mencionan sus compromisos con el Objetivo de Desarrollo Sostenible Nro. 8: Trabajo decente y crecimiento económico.

Pero en los programas y proyectos solo aparecen en el mejor de los casos la empleabilidad y el empleo asociado a proyectos estratégicos de ciudad. Por ningún lado se menciona una política de formalización laboral de los contratistas del Municipio de Medellín y el Distrito de Cali. No olvidemos que la Corte Constitucional en sentencias como la 614 del 2009 y la 172 del 2012, reitera la obligatoriedad de la vinculación directa del personal de contratistas en cargos misionales y con vocación de permanencia. Pero esto es letra muerta en los planes de desarrollo de estas entidades territoriales.

Ambas propuestas se alinean con el Plan Nacional de Desarrollo en lo relacionado con las tecnologías de la informática y las comunicaciones, y con la denominada “economía naranja”, que es la economía del entretenimiento que incluye carnavales, espectáculos públicos, videojuegos y desarrollo de aplicaciones asociadas.

Por su parte, el alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, y el gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, plantearon buenas intenciones en los programas y proyectos, pero se quedan cortos en una inversión que depende de las transferencias del Sistema General de participaciones, en un contexto donde lo más seguro es que los ingresos fiscales se deterioren a causa de la pandemia del COVID 19, y estas se reduzcan ostensiblemente.

Una falencia que ambos planes comparten es la ausencia de una estrategia de reactivación de la economía ante el desplome de la dinámica empresarial y de empleo. Los planes de desarrollo de Carlos Maya, Alcalde de Pereira, y Víctor Manuel Tamayo, gobernador de Risaralda, muestran un gran compromiso con la educación, el desarrollo rural y el medio ambiente. Pero se quedan sin proyectos y programas que den prioridad a las dimensiones del trabajo decente, no solo en el tema de empleo, sino en garantías de libertades sindicales, negociación colectiva y diálogo social.

Limitaciones de los planes de desarrollo en materia de Trabajo decente

En resumen, las grandes limitaciones que el sindicalismo resalta en los planes de desarrollo, producto de los análisis en los foros virtuales señalados, son:

– No existe un compromiso con una política de formalización laboral de las plantas de contratistas que desempeñan labores misionales.

– No se garantiza el diálogo social y el derecho de protesta como expresiones propias de la democracia participativa.

– No existe una política de dignificación y ampliación de las plantas del personal de la salud para atender la crisis del COVID 19. En el mejor de los casos hubo una leve ampliación de la infraestructura hospitalaria.

– No se ve ningún compromiso con políticas de bioseguridad y programas de prevención de enfermedades en el sector de la salud, pese a todos los anuncios.

– Muchas limitaciones para dotar a los colegios de la infraestructura tecnológica y pedagógica para el desarrollo de la formación virtual, dadas las difíciles condiciones para dar inicio a las clases presenciales.

– A pesar del cuestionamiento al neoliberalismo por la crisis de salud pública, todavía se observan iniciativas de privatizaciones, que ya deben ser revaluadas.

– Los recursos y programas para atender las tres dimensiones de la crisis: económica, desempleo y pandemia, son más que insuficientes.

– El trabajo decente es un slogan y no una política que se exprese en programas y proyectos de promoción del diálogo social, la negociación colectiva y el derecho de asociación sindical.

En el marco de una crisis que ha afectado las libertades democráticas se debe mantener una iniciativa de presión, a fin de que estas dificultades se aborden con ajustes en los planes de desarrollo y sus asignaciones presupuestales.

Carlos Julio Díaz Lotero es Contador Público de la Universidad de Medellín. Especialista en Planeación urbano regional de la Universidad Nacional. Ex – presidente de la CUT Antioquia. Ex – Director de la ENS y actualmente es Profesional de la Escuela en temas de Educación y fortalecimiento sindical

Sobre Revista Corrientes 3511 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*