Propaganda, periodistas, reporteros, divas y medios

Federika

El país va mal, la economía está mal, el periodismo cojea, reporteros sobreviven pocos, divas de las noticias son muchas y cinco medios monopolizan la propaganda porque los políticos desde el congreso y los que gobiernan lograron poner patas arriba la nación con su corrupción.

Soy Federika (con k) porque está de moda decir Kamila con «K», Karla con «k», Erika porque así es correcto y, como mujer voy a molestar con mis comentarios para decir las cosas que nos molestan a los que no tenemos espacios de opinión en El Tiempo, El Espectador, El Heraldo, Vanguardia Liberal o Semana. Los demás medios escritos sobreviven. Dejaron de ser importantes porque no tienen propaganda y sus directores eran voceros de grupos y partidos que perdieron credibilidad por contaminar las noticias con sus creencias. No confundir creencias con ideologías porque estas últimas no fueron adoptadas para orientar a sus seguidores.

Voy por partes: La propaganda del gobierno y de las principales empresas nacionales y multinacionales se las reparten Caracol Televisión y radio, RCN radio y televisión, El Tiempo, Semana y en una mínima parte El Espectador. Parece que la cartelización de la publicidad entre agencias y medios, no es de interés para la Superintendencia de Industria y Comercio porque ajá, es meterse con la propaganda del estatuto quo.

Los periodistas: Caracol televisión que apechuga la pauta multimillonaria, tiene la fórmula mas barata para producir la programación: Noticieros llenos de «divas» bien peinadas y maquilladas para presentar y hacer «noticias» sin mojarse los pies. En RCN televisión pasa lo mismo. Peinaditas, maquilladas y bien vestidas «cubren» desde las computadoras de los canales las decisiones del gobierno, las medidas de los ministerios, las opiniones de las empresas y de los bancos sobre los temas de actualidad.

María Lucía Fernández, Caracol tv

Como mujer me gusta estar bien presentada, pero no con esa exageración de maniquíes. Por ejemplo la sencillez con elegancia que acompaña a María Lucía Fernandez de Caracol y a Margarita Ortega de CMI y, ademas, las dos son egresadas de facultades de Comunicación Social.

Inés María Zabaraín, sobriedad y elegancia en la presentación de las Noticias RCN. Foto Captura de Pantalla

Camila (sin k) Zuluága es el mejor ejemplo de periodista, reportera y bien presentada para informar en sus «códigos» noticiosos en Blu Radio y en Caracol Televisión.

Camila Zuluaga, sigue siendo, años después, periodista revelación, punzante, informada y no «diva» . Foto CPB

Vuelvo al tema de noticias en televisión: Emiten noticieros hasta de tres horas, pero no de noticias sino para cumplir con los paquetes de propaganda.Cinco minutos de noticias y 20 minutos de propagandas que a veces parecen asquerosas cuando los laboratorios y las fabricas que, cuando estamos almorzando o comiendo nos muestran para qué sirven sus productos: la regla, el acné, la caspa, los problemas intestinales y hasta las hemorroides.

Reporteros los hombres. Aunque no todos sean tan buenos, nos siguen enseñando a las mujeres que las noticias se consiguen en las fuentes. Ellos son los que llegan a los lugares de peligro por las protestas, de orden público, por las emergencias y accidentes naturales. Son los que abordan con el micrófono a los políticos, a los ministros y a la gente. Las niñas de los medios concurren a las asambleas de las asociaciones empresariales y de los bancos, a los foros oficiales y son las que presentan a los artistas.

Pués sí, no soy feminista, soy mujer. Me gusta que poco a poco estemos más presentes en la actualidad diaria, que nos vean, pero tenemos que despeinarnos si queremos igualarnos a los hombres.

Cuando vuelva a escribir, espero que me publiquen así sea en estos medios virtuales en donde es posible disentir abiertamente y no como cuota de una imparcialidad fingida como maquillaje para el medio.

Sobre Revista Corrientes 6526 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*