Pereira gana por primera vez la liga colombiana tras imponerse por penales a Medellín

Leonardo Castro, del Pereira, remata frente al portero del Medellín Andrés Mosquera durante la final del fútbol colombiano, en el estadio Hernán Ramírez Villegas de Pereira. MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA (EFE)

SANTIAGO TORRADO

Deportivo Pereira coronó una hazaña improbable en la tanda de penales para hacerse un hueco en la lista de campeones del fútbol colombiano. Con los goles de Leonardo Castro y las atajadas clave de Harlen ‘Chipi Chipi’ Castillo, el conjunto matecaña levantó en su estadio su primer título de la primera categoría en 78 años de historia, luego de noventa minutos sin anotaciones. Su rival, el Deportivo Independiente Medellín, replegado la mayor parte del partido definitivo, no consiguió sacar ventaja en su campo y sufrió a domicilio en un estadio volcado en apoyo del equipo rojiamarillo. El pequeño club de la capital de Risaralda ya se había llevado el fin de semana un valioso empate como visitante ante el poderoso de la montaña.

En la tanda decisiva de cobros desde el punto penal, Chipi Chipi Castillo atajó los remates del defensa Andrés Cadavid y el mediocampista argentino Adrián Arregui, mientras que Leo Castro, botín de oro de la liga, aseguró su cobro en el comienzo de la serie. El centrocampista Léider Berrio, de 24 años, realizó el cobro definitivo para que el Pereira se impusiera 4-3 y se convirtiera así en el decimo quinto equipo del fútbol colombiano en alcanzar la estrella.

Luego de haber igualado 1-1 en el juego de ida, en Pereira, una ciudad de menos de medio millón de habitantes, confiaban en coronarse frente a su gente, con el empuje del público, como al final ocurrió. El entrenador Alejandro Restrepo mantuvo el pulso de un equipo humilde, de nómina modesta, que en el cuadrangular semifinal dio la sorpresa al dejar en el camino a los encopetados equipos de Bogotá. El equipo se hizo fiable, a pesar de que había terminado el torneo regular apenas en el quinto lugar, convirtió el estadio Hernán Ramírez Villegas en un fortín en la fase semifinal –allí cayeron Millonarios, Santa Fe por goleada y Junior– y encontró en Leonardo Castro, que jugó del 2016 al 2021 en el propio DIM, al goleador del torneo.

Pereira estuvo de principio a fin del partido final arropado por una hinchada sedienta de títulos que convirtió el Hernán Ramírez Villegas en una muralla infranqueable para sus rivales en las fases finales. Restrepo pasa así de villano a héroe de la ciudad, pues el año pasado, cuando dirigía al Atlético Nacional de Medellín, derrotó en la final de la Copa Colombia al propio Pereira. El entrenador ha recordado que, al principio del torneo, en las ruedas de prensa le preguntaban más sobre la amenaza del descenso que acerca de las aspiraciones de título. La estrella se antojaba una quimera, pues Pereira apenas regresó en 2020 a la máxima categoría luego de un paso de siete años por la segunda división.

En el partido de ida, el DIM se adelantó con un gol del delantero Diber Cambindo, pero Leonardo Castro, que anotó 15 tantos en el semestre, igualó el partido y el arquero Castillo ya entonces había detenido un penal cobrado por Andrés Cadavid. El Medellín, a pesar de la derrota, ya tiene garantizado su boleto a la Copa Libertadores bajo el mando de David González, el exarquero que apenas se estrenaba este semestre como entrenador.

Sobre Revista Corrientes 6867 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]