Pantalla & Dial: Despido masivo de periodistas lesiona la democracia

Por Edgard Hozzman

Se ha repetido hasta la saciedad que lo peor que le podía pasar al periodismo que representa bien a la sociedad, es que los medios de comunicación cayera en manos de los grandes ”cacaos” del sector financiero.

Es muy grave el silencio de los otros medios de comunicación frente al segundo despido masivo en cuatro meses, en el El Tiempo, meses, esta vez de entre 150 a 200 periodistas y trabajadores del periódico, entre ellos reputados y respetados comunicadores cuyo pecado tal vez fue, ser fieles a ese diario durante años, y profesionalmente responsables con la opinión pública. El país ha venido enterándose de “la poda masiva” en otras empresas de radio, revistas y televisión.

Estas maniobras claramente mercantilistas, que has generado pánico en el gremio periodístico, obedece a puros intereses económicos. De lo que se trata es de reducir grotescamente la planta de personal, (en este caso del periódico), y exprimir a quienes quedan dentro de la nómina hasta aceptando que les rebajen el sueldo. Esto significa que si había periodistas dedicados a uno de los medios del banquero Sarmiento Angulo, por ejemplo City TV, ahora tendrá que producir para El Tiempo, sus revistas y el canal de televisión. Cómo hacen de falta hoy los periodistas íntegros y humanitarios, Hernando y Enrique Santos Castillo.

LUCRO ECONOMICO Y POLITICO EL GRAN INTERES.

Por otra parte, el reflejo de la perversa situación, es que los medios del Grupo se han abierto a una pauta que genera engañosos publirreportajes para “reencauchar” a funcionarios con pésima imagen, afectos al olvido de su pésima gestión, manipulando a la opinión pública, como en el caso del Alcalde de Bogotá.

Demasiado grave que los medios sigan cayendo en manos de los dueños del poder financiero, al que lo único que le interesa es el lucro económico y sus interés políticos, y nada la representación y la defensa de la opinión pública.

Este fenómeno que frustra el ejercicio profesional de centenares de periodistas honestos; está minando la credibilidad del medio, siendo un fenómeno sospechosamente coincidente con la nueva Ley de las TICS, que nació con un tufillo de censura, con el beneplácito de los gobiernos, y del congreso, lo cual sigue atentando contra la democracia. Los periodistas “inmolados” en aras de mayores utilidades, requieren del respaldo de todo el gremio, que está amenazado.

LA LUCIERNAGA.

Gustavo Gómez recibió este espacio en el tope de audiencia,  la que paulatinamente fue perdiendo a pesar de los esfuerzos de Gómez  quien se comprometió con su objetivo, mantener el liderazgo de La “Luciérnaga”.  Gabriel de las Casas como integrante del elenco, lo hizo bien de la mano del Ingeniero, Peláez quien lo apoyo y proyecto.

Gabriel de Lascasas. Foto El Tiempo

Gabriel, no ha entendido que una cosa es ser el humorista Jr. y otra, moderar el programa vespertino, objetivo de Prisa Colombia. La primera semana, no ha cumplido con las expectativas, ha perdido la identidad que le caracterizó  como espacio en .que la caricatura del panorama político era su eje. “La Luciérnaga”, de Gabriel  nos recuerda, “El Zoológico” y “La Locomotora”, chistes flojos, carcajadas y la ramplonería de, “Don Jediondo”.

Gabriel, si no replantea su política frente a “La Luciérnaga”, ésta continuará perdiendo audiencia en beneficio de “Voz Populi” de Blu Radio.    

CESAR AGUSTO LONDONO LA LUCIERNAGA.

Se comenta en los pasillos de Caracol, que Cesar Augusto Londoño no ahorró esfuerzos para que se le tuviera en cuenta y reemplazar a Gustavo Gómez en la conducción de, “La Luciérnaga”. Afortunadamente para quienes aún escuchan este espacio los afanes de lagartearía de Londoño no tuvieron eco. Cesar Augusto ya cumplió su ciclo como comentarista deportivo.

A sus 65 años debería  estar más preocupado en disfrutar de su merecía pensión y un retiro tranquilo.

ALEXANDRA MONTOYA.

Se emocionó hasta las lágrimas recordando a Edgar Artunduaga.

En entrevista concedida a Luis Guillermo Troya en Radio Autentica.

Alexandra Montoya. Foto Twitter

La humorista rindió un sentido homenaje a Artunduaga, evocando momentos amables y anécdotas compartidos con el periodista, en su paso por “La Luciérnaga”.

Alexandra, se encuentra en New York descansando y visitando a la familia y escuchado desde la barrera el caos de, “La Luciérnaga”.

VOS POPULI.

Definitivamente se posicionó como el programa más escuchado en la franja vespertina. Jorge Alfredo Vargas, modera y conduce con propiedad y objetividad el elenco de  “Voz Populi”, encabezado por, María Auxilio Vélez y el “Grupo Salpicón”.

RCN.

En Pantalla & Dial no le damos crédito a los estudios de sintonía, los que no son el reflejo real de audiencia. Los estrategas de mercadeo de RCN Radio están felices con la más reciente entrega de EGM, el que ubica a Radio Uno como la frecuencia más escuchada en Bogotá  con 1’119.798 oyentes, en Medellín, cinco de las diez más escuchadas son de RCN, El Sol 3, La Mega 4, La FM, 6, Cristal 9 y Radio Uno diez; En Cali, ubica cuatro frecuencias dentro del top ten, Radio Uno, 3, La Mega 7, La Cariñosa 9, El Sol 10. En Barranquilla La Mega 8 y Rumba 9.

PAYOLA.

El cáncer que acabó con la industria discográfica, hizo metástasis en la radio. La semana anterior fueron denunciados con nombres propios, algunos corruptos que cobran por difundir temas y artistas en frecuencias de las grandes cadenas radiales. Las tarifas van desde los 2 millones en emisoras de provincia y hasta 15 millones en frecuencias de la capital. Esta práctica no es nueva, a mediados de los años setenta, algunos programadores cobraban por tener en cuenta temas objetivos de algunos artistas.

Foto elimpulso.com

Hasta cuando los directivos radiales tomaran las medidas necesarias para castigar a estos corruptos.

BLOG DEPORTIVO BLU.

Javier Hernández Bonnet, usted no necesita humoristas en su mesa de trabajo, los que le restan objetividad, dinámica  y seriedad a su excelente trabajo. Javier, necesita urgentemente un periodista de la talla de Esteban Jaramillo para lograr su objetivo, el liderazgo en la franja vespertina. Carlos Arturo Gallego que está en la jugada seguramente lo apoyara.

COMENTARIO SIN COMENTARIOS. HOMENAJE POSTUMO A EDGAR ARTUNDUADA.

Gustavo alvarez Gardeazabal.

Publicado en Diario ADN,junio 27 2019 El fulminante infarto que puso fin a la vida de Edgar Artunduaga el pasado martes, cuando se aprestaba a cumplir el sagrado turno diario del micrófono que por tantos años respetó, le arrebata al periodismo nacional uno de los recuerdos más vívidos del oficio y al Huila un defensor a ultranza de sus esperanzas. Atrevido y apasionado, Artunduaga nos dio cátedra por años ejerciendo la opinión inmediata sobre la noticia como única herramienta. Por hacerlo en ese modo  vertiginoso pudo equivocarse o pagar muy caro su ejercicio pero nos llenó de satisfacción a millones de colombianos.La vida me dio el privilegio de poderlo conocer, de tratarlo y de trabajar juntos en las postreras mañanas de la agónica Todelar.Por mi casa estuvo varias veces para conseguir el dato que le faltaba a alguno de sus polémicos pero siempre vibrantes libros o para redescubrirnos los secretos de esa clase dirigente a la que sancionaba con su látigo ya fuera desde El Espacio,desde La Luciérnaga o desde sus emisoras del Huila. La última vez que nos sentamos a conversar con el mismo entusiasmo de todas las otras oportunidades fue en su entrañable Pitalito, el año pasado. Seguía lleno de esperanzas y dispuesto a regar el ácido de su crítica contra todos los intocables que sembraban terror para que no los manosearan. Samperista feroz, defendió hasta donde pudo a su jefe político desde su curul de senador aun cuando como siempre lo dijo,su oficio no dejó de ser el del periodismo. Hicimos parte los dos de esa escuela inobjetable de Hernán Peláez y si bien yo llegué a La Luciérnaga cuando él se había ido ,forjamos tertulia   para revivir entre carcajadas el idéntico episodio que sufrimos los  dos con los efectos de  la escoba de Caracol que  nos barrió de sus espacios. Discutible en sus opiniones pero respetuoso férreo de las ajenas, deja un vacío en esta vida que, como siempre lo repitió, es una tómbola y a él le tocó primero.Esteban Jaramillo. Periodista.

Algún día la muerte tocó a la puerta de Hernán Peláez. Luego se marchó, y el maestro Peláez volvió a la plenitud de su vida. Por fortuna. Presuroso, en la época, Artunduaga escribió un libro que se creía iba a ser homenaje póstumo al gran Hernán. Caprichosa, incomprensible, la  muerte regresó y se llevó al autor y no al inspirador del libro.


Esteban Jaramillo. Periodista.

ehozzman1@yahoo.com

2 Comentarios

  1. Decir la verdad es ahora ser parcializado. Se acabó el derecho al análisis de la realidad. Si hay un comentarista justo e imparcial s el colega Hozzman. Jamás expresa sus opiniones sin tener una base justa para afirmarlas. A quien se le nota lo parcializado es a don Nicolás Barrios.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*