Pantalla & Dial: Caleño quiere «acabal» con beneficios a textileros

Pantalla & Dial

Por Edgard Hozzman

El Señor Jaime Alberto Cabal, vociferante y repetitivo mandamás de Fenalco, da palo “porque bogas y porque no”; con ínfulas de sabio vive “dictándole” al min hacienda lo qué debe hacer y lo qué no.


A este empresario caleño venido a más “sin que sea tan cabal”, le pasa lo mismo que a los comentaristas. monotemáticos con “síndrome de derrotados” por Petro.  Es decir a Aurelio Suárez y Jorge Enrique Robledo. (ahora militantes de la derecha), a quienes nada les gusta, nada les sirve, todo les choca y “dictan cátedra”… !Como si fueran genios!

Jaime Alberto Cabal, presidente de FENALCO y no le gusta la protección a la producción nacional y no se afeita bien. Foto Vanguardia.


Pareciera que de “mamertos” pasaron a ser opositores “azul de metileno”, como el cuasi mercachifle de Fenalco. 


El gobierno resolvió defender la industria nacional textilera y grabar las confecciones importadas, lo cual es sano nacionalismo.


QUE CABAL Y LOS “SEÑORITOS BIEN” COMPREN 
EN EL EXTERIOR

Cabal dice que se encarecerá la ropa, tal vez la que usan él y los “señoritos bien”, porque los millones de colombianos que no lo son. Hablo de quienes siempre se han vestido con productos colombianos como paños Atlas, Royaltex, Calitex, ETC; o con textiles Lafayette, Uno, Coltejer, Fabricato, Daltex….


Por su parte el señor Cabal puede irse a comprar su ropita a París, Londres, Nueva York o donde sea, para eso tiene mucha platica; no necesita vestirse como los otros 50 millones de colombianos.


Que “dispare para otro lado” y deje que se estimule y ayude a los industriales colombianos de las telas, paños y confecciones, en lugar de “acabal” de atacarlos.

MEDIOS QUE CONSULTAN LOS LIDERES DE OPINIÓN

El tradicional “Panel Nacional de Líderes de Opinión” de Cifras y Conceptos, que establece “cuáles medios consultan los líderes de opinión

en el país para mantenerse informados”, arrojó estos resultados:


Medios escritos:

1. El Tiempo,       30%                    

2. El Espectador, 27%

3. Semana,         12%

4. La República,    5%

5. El Colombiano, 4%

Noticieros de televisión

1.  Caracol                31%

2. “Noticias               20%

3. RCN                     13%

4. CM&,                      8%

5. Red Más Noticias   6%

Noticieros de radio

1.La W,                              28%

2.Blu y Caracol, cada una 20%

3. RCN Básica,                   7%

Medios Digitales

1. El Tiempo,           14%

2. El Espectador,     13%

3. Cambio,               13%

4. La Silla Vacía       12%

5. El país de España, 8%

6. Semana, 7%

Redes Sociales


1. Twitter,                         77%

2. Facebook,                  75%

3. Instagram,                  67%

LA CREDIBILIDAD NO SE CONSIGUE CON PROPAGANDA

El Panel Nacional de Líderes de Opinión deja una lectura clara de lo que tanto se ha dicho sobre dos medios de comunicación controvertidos por su matrícula política y su falta de imparcialidad, y bien conocidos por el país.

Aquí los hemos criticado en varias ocasiones, y hoy, al leer los resultados del Panel, sentimos que hemos tenido la razón.

El peor deterioro que puede tener el periodismo es la pérdida de la fé de quienes conforman su razón de ser: la opinión pública. ¡La Credibilidad no se consigue con frasecitas y costosas campañas publicitarias de falsa imagen que no tienen sustentación periodística profesional !¡Que no se sigan autoengañando!


LA CEDIBILIDAD SE LOGRA CON LA ETICA Y LA VERDAD

No, ni más faltaba, la credibilidad se logra practicando la ética periodística, la consulta de las distintas caras de la noticia, la rigurosidad con la verdad, la imparcialidad, la independencia y el respeto a la opinión pública, que no es ignorante como a piensan. 

¿Credibilidad?

Factores estos en que sería deseable reflexionaran Semana y RCN radio y televisión. Les conviene no seguir engañando y navegando en alabanzas muy lejanas a su triste y vergonzosa realidad.

Otra cosa será que los clanes Guilinsky y Ardila quieran seguir el camino equivocado y de derroche económico en el que van de la mano con sus “periodistas ídolos”, pero nacionalmente cuestionados. Que no son todos, porque la verdad es que la inmensa mayoría de quienes conforman los equipos informativos de estos dos medios son ciertamente profesionales; mucho más que algunas “estrellas infladas” que el país conoce.


SORPRESAS EN EL ECAR

El estudio continuado de audiencia radial, que está próximo a entregarse a sus afiliados, llegara con sorpresas amables para algunos y no tan agradables para otros, en lo que respecta al cambio de las preferencias de la audiencia tanto en Bogotá, como en las principales ciudades de Colombia.

Sorprenderse es comenzar a entender, que hay que hacer cambios y ajustes en las parrillas de programación. Oyente que cambia de frecuencia, encuentra muchas alternativas en las redes sociales.

El próximo estudio de sintonía radial llegara con algunas sorpresas. Lo definitivo es que las nuevas generaciones cada día escuchan menos radio y apagan más televisores. La audiencia cautiva de estos medios es adulta mayor de 35 años a la que hay que cuidar y ofrecer más alternativas.

Atrás quedaron los años en los que las cadenas radiales, RCN, Caracol, Todelar, Sutatenza, Super, Radio Santa Fe, Melodía y Coral eran producidas y dirigidas por grandes personalidades de nuestra radiodifusión: Carlos Pinzón M, Julio Sánchez V, Fernando Gutiérrez R, Álvaro Monrroy G, Gustavo Castro C, Miguel Granados A, entre otros grandes. 

El momento estelar de nuestra televisión fue producto del excelente trabajo de las programadoras las que dejaron huella gracias al trabajo de directores, actores , periodistas , músicos y humoristas.

JULIO FILANTROPO 

Julio Sánchez C, ha sido un gran innovador de la radio, fue quien llevo la información a la frecuencia modulada, masifico esta banda radial. Con el nace una escuela periodística la que ha tenido una positiva influencia en las nuevas generaciones de comunicadores. 

Sus discípulos aventajados: Néstor Morales, Gustavo Gómez, Camila Zuluaga. 

Sánchez Cristo pasara a la historia como el filántropo más grande de nuestra radio y televisión. Sus campañas en pro de nuestros héroes, los estudiantes con necesidades económicas, la construcción de escuelas en lugares apartados y olvidados de nuestra geografía, la entrega de un apartamento año tras año a un colombiano necesitado, soluciones W la que a diario le tiende la mano a quienes solicitan ayuda.

Sin afán de protagonismo, da oportunidad a la nueva generación de comunicadores de hacer escuela a su lado, proyectándolos y apoyándolos.

Un alto porcentaje de quienes hoy están al frente de programas de radio y televisión, hicieron el curso al lado de Julio Sánchez C.

Sánchez Cristo, es un místico de la buena radio, siempre está recordando los momentos estelares de nuestra radiodifusión, destacando a quienes hicieron buena radio y fueron protagonistas en los medios, hablados y audiovisuales. 

Decía Oscar Wilde: “Que hablen bien o mal pero que hablen”. El talento de Julio no puede pasar desapercibido. Su llegada a la radio grande despertó una gran prevención dentro de la mediocridad de algunos dinosaurios, los que no ahorraron esfuerzos por hacerle la vida imposible, pero la calidad y vocación de comunicador se impuso, y la radio gano al más grande innovador radial de los últimos treinta años, Julio Sánchez Cristo.

¿QUIÉN MANDA EN CARACOL RADIO?

Esa es la pregunta recurrente de los últimos meses en la que fuera la cadena líder en el país. Hay cada vez más caciques y menos indios. El personal ya no sabe si las decisiones las toman en España o si son obra de Felipe Cabrales, de los jubilados ex directivos, que siguen ahora como consejeros en la sombra (Alarcón, Arismendi), de la poderosa dupla familiar de los cuñados Carrillo-Zerpa, o de un costoso asesor gringo que pocos conocen, pero que ordena cambios de los que no se hace responsable, porque durante su asesoría la cadena básica no ha hecho más que perder oyentes y talentos ¿Así es como piensan competir? ¿De esa manera van a recuperar la marca para venderla a mejor precio?

BLU RADIO SE REFUERZA

Llega a la mesa de Mañanas Blu, Luis Ernesto Gómez, economista, politólogo e historiador egresado de las Universidades, London School of Economics y Humboldt de Berlín.

Pilosa y original, Camila refresca el periodismo y garantiza credibilidad.

Luis Ernesto, estará acompañando a la pilosa y original Camila Zuluaga, quien gracias a su personalidad y trabajo se ha granado el cariño y la credibilidad de la audiencia de Blu Radio.

También llegara a acompañar a Camila, Claudia Palacios, experimentada periodista, quien gracias a su calidez, personalidad y objetividad dejo una positiva huella en CNN y en los medios en los que ha laborado.  

El periodista más destacado e informado de Blu Radio es Ricardo Ospina, quien es todo terreno en la Cadena Blu, siempre tiene la respuesta y solución a quien solicita su ayuda y apoyo.

”SE DESHACIERON DE BONOS DE DEUDA LOCAL”

En un informe económico sobre lo que decía la Universidad de Columbia, y criticando al ministro de Hacienda José Antonio Ocampo, (qué raro), escuchamos algo que nos impactó los tímpanos de los oídos. El director de noticias de La FM, (que no registra en el “Pánel de Cifras y Contactos), le contó al país que “siente una punzada en el espinazo que lo deja paralítico”. Y agregó: “luego de que los inversionistas se “deshacieran de los bonos de deuda local”. Tal vez más de un radioescucha al oír tales declaraciones se “deshació” de esa frecuencia y se pasó a La W, Blu o a Caracol.

EL “CHINO” MC LUHAN

El programa La Red, de Caracol Televisión, goza de buena sintonía gracias a Frank Solano, (hombre culto), Ronald Mayorga, los divertidos Carlitos Vargas y Carlos Giraldo, y a “la mona” Mary Méndez, cuyo mérito es ser guapachosa y chusca, pare de contar.

Solano habló del archiconocido Marshall McLuhan, el gran sociólogo canadiense de la comunicación, personaje de “obligado” reconocimiento entre la gente de los medios. Y cuando Mery lo oyó nombrar expresó que era chino o japonés…Se le notó a Solano la vergüenza ajena.


MUY BIEN CARLOS SOTO DE CM&

Muy buena impresión me causó el periodista caleño del noticiero CM& Carlos Soto. Serio, seguro, con buena construcción gramatical, y acertado tratamiento de las noticias. Adicionalmente, en su intervención manejo con agilidad tres temas diferentes.

JIMMY ALEXANDER Y LOS VALIOSOS TITANES

Qué bueno apreciar el fondo humano y de valores que Caracol Televisión desarrolla y estimula en Titanes Caracol. Excelentes Titanes todos, pero lo escuchado a Jimmy Alexander Abello, un valiente y valioso exhabitante de la calle y líder de la Fundación Casa de Los Sueños, que ha redimido y rescatado de las drogas, y que ayuda a centenares madres, niños y ancianos en desgracia. 

Ese buen hombre se merece la Cruz de Boyacá cien veces más que el tristemente célebre “Bachiller” Macías, a quien le pagaron su lambonería con ese noble galardón.

LOS GAMINES DE TAMBIEN CAERAS

No hay poder humano para que en Caracol televisión entiendan el inmenso irrespeto y el ataque a la dignidad humana que los gamines de “También caerás”, espacio de TV que es sinónimo de guachinearía.

Humillan, se aprovechan de la ingenuidad de desprevenidos transeúntes, los angustian, los ridiculizan y los colocan al borde de un infarto, pisoteando su dignidad. ¿Por qué el Presidente de ese canal está de acuerdo con esa bajeza televisiva? 


Por fortuna un espacio de este mismo, lo dedican a sorprender positivamente a ciudadanos humildes plenos de bondad y solidaridad: “!Qué buena onda!”

AUNQUE RCN NO ESTUVO LO CELEBRO EN GRANDE

Caracol se anotó un hit con la transmisión del mundial femenino del que Carlos Paniagua es constructor de la felicidad de los colombianos.


RCN TV se dejó ganar los derechos y no pudo estar en la jugada, pero realizó una celebración del triunfo femenino con brillantez y gran despliegue en honor de nuestras futbolistas.


Ni la negligente y señalada Federación de Fútbol, ni los medios, ni el gobierno que pasó, ni nadie les puso atención mientras ascendían el camino de la gloria que construyeron solitas, con esfuerzo, sacrificios y dedicación. Y ahora, de manera oportunista los dirigentes avivatos y machistas, (varios investigados), que las subvaloraron, vieron cuánto valían ellas, se treparon al tren del triunfo. 

Ojalá no “escurran más el bulto” y hagan justicia con una liga de estas niñitas que lograron lo que nunca en más de medio siglo pudieron los varones.

GARDEAZABAL NO DEJO TITERE CON CABEZA

Estos son algunos apartes de la entrevista concedida por el escritor tulueño a la periodista Clara María Mejía Zea 

En su libro de crónicas que acaba de publicar el escritor de Cóndores no entierra todos los días y El divino, no deja títere con cabeza. A Gustavo Petro lo tilda de “leninista desvergonzado” y critica duramente a Duque. Por su afilada pluma Gustavo Álvarez Gardeazabal, ha estado a punto de morir varias veces, pero no le tiene miedo a la muerte. Es más, ya tiene lista su tumba en el Cementerio San Pedro de Medellín, donde lo enterrarán de pie, porque no está dispuesto a agachar la cabeza.

Clara María Mejía Zea: ¿Háblenos de su nuevo libro Crónicas de Gardeazabal?

Gustavo Álvarez Gardeazabal: Esas crónicas las empecé a hacer bajo el título Crónicas del Enchuspado, cuando nos enchusparon a todos por cuenta del Covid. Me pareció que era una oportunidad para tener un contacto permanente con quienes no iba a ver. No sabía por cuánto tiempo; fueron casi tres años. Cuando terminó el enchuspamiento por decreto, las convertí en Crónicas de Gardeazábal, pero con la misma asiduidad, con el mismo brío y con la misma temática.


Quienes las publicaron han recogido unas 50 creo, no las he contado bien. Le pusieron un prólogo de Mauricio Ríos bastante acertado, uno ceremonial de Leonardo Medina y me tomaron por sorpresa porque el epílogo se lo pidieron al reportero estrella del Universal de Cartagena Gustavo Tatis Guerra, que se jaló un epílogo brevísimo, pero muy contundente.
Esa es la razón por la cual se editó este libro. Por razones de enfrentamiento político, que creo todos entienden, aunque eso lo hizo el subsecretario de Cultura de Cali con mucho entusiasmo, pues no encontró el apoyo ni quiso torear el avispero, dada mi oposición radical frente a Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali. La Gobernación del Valle le dio el apoyo a través de la Secretaría de Cultura.


Esa es la historia secreta de un libro que sin duda marcará historia, porque en el oficio de columnista diario, pocos hemos tenido tanto éxito en las distintas vertientes comunicadoras.

C.M.M.Z: Pero no es muy amable decirle al presidente Gustavo Petro “leninista desvergonzado” ni las férreas críticas que le hizo al gobierno de Duque…

GAG: Eso no es un insulto porque Petro es leninista. Además, una persona que es capaz de hacer subir el dólar a los niveles en los que está por la terquedad de decir que no abre un solo pozo de petróleo ni de gas más, porque esa es la verdadera razón por la que el precio se trepó y creó el pánico, eso es ser un desvergonzado, eso no es normal.


C.M.M.Z:
 Las mamás y las abuelas decían que los trapos sucios se lavan en casa, pero usted se ha encargado de sacarlos y colgar los trapitos al sol. Eso le ha traído problemas en la vida.

GAG: Sí claro. Por eso vivo en una finca, lejos de la civilización. Me han echado de donde escribo, de donde he trabajado. Me han abierto hueco en la universidad, aunque ahora me doy un lujo que nos damos muy poquitos colombianos: yo recogí en este año mi tercer doctorado honoris causa. Antes normalmente me decían tetrahijueputa; ahora me tienen que decir tetradoctor, con mucho respeto.

C.M.M.Z: ¿Volvería a la política alguna vez?

GAG: No, ya lo he dicho una y otra vez. Imposible que mi torpeza llegara a esos extremos.

C.M.M.Z: ¿Y volvería a hacer periodismo en un medio tradicional?

GAG: De pronto. Nadie me lo ha ofrecido. Si me ofrecen, que lo creo muy difícil, lo consideraré. Pero no creo que mis opiniones puedan someterse a un dueño de un periódico.


OSCAR LASPRILLA PIONERO DEL ROCK NACIONAL. ROCK 

Icono de los pioneros del rock colombiano, virtuoso pianista y guitarrista.

Óscar es un músico sencillo, amable y mejor amigo. No le gusta el protagonismo, por lo que son muy pocas las entrevistas que concedió. 

Esta nota la escribo como un reconocimiento al músico más virtuoso, querido y recordado del génesis del Rock colombiano, Óscar Lasprilla.

Llegó al sonido rockero en 1965, con bases sólidas, leía, escribía, música e interpretaba el piano.

En 1965 dio sus primeros pasos como músico profesional, fue contratado por Enrique Cuéllar Martínez empresario artístico, para que hiciera los arreglos y acompañara a los participantes en el concurso, “El Show de la Nueva Ola” evento organizado y patrocinado por Gaseosas KIST.

En este concurso hicieron sus primeras armas artísticas Mariluz, Henry XV, Orlando Barriga y Óscar Lasprilla, como arreglista y productor del género romántico contemporáneo. Su remuneración fue igual al del ganador del evento $ 500 pesos.

En este certamen fue descubierto por Orlando Barriga, quien lo contacto con Guillermo Hinestroza, director del Club del Clan versión colombiana, copiada del original producido y realizado en la Argentina, del que saldrían grandes cantantes y compositores, Palito Ortega, Violeta Rivas, Lalo Fransen, Chico Novarro, Johnny Tedesco , Rocky Pontoni , Raúl Lavié, entre otros más.

Óscar Lasprilla, como director musical y pianista del Club del Clan, fue quien les dio el visto bueno a los aspirantes a cantantes en el auditórium de Radio Cordillera en la sede de Todelar de la carrera quinta entre calles 19 y 18. A Vicky, Marcel, Jairo Alonso Vargas, Claudia, Las Mellizas, Janeth & Emilse, Hernando Casanova, Mariluz.

A Orlando Barriga le impresionó la musicalidad de Óscar, por lo que no descansó hasta comprometerlo para que integrara su segundo grupo de Rock and Roll, “The Goldfingers”, Mario Cuesta, guitarra, Óscar Ceballos batería, Orlando Barriga bajo y voz, Óscar Lasprilla piano.

Con “Los Goldfingers”, Óscar comenzó a tener contacto con la guitarra, instrumento que lo sedujo y tímidamente estudió e interpretó en el “Grill, Chez Dedy”.

Cuando Orlando salió de “Los Goldfingers”, Óscar no dudo en llamar a Yamel Uribe Q, a quien había conocido en el Auditórium de Emisoras Nueva Granada, cuando Uribe concursaba por “La Guitarra de oro “, la que ganó como guitarrista líder de “Los Thunders”.

Yamel, como guitarrista líder de “Los Goldfingers”, tuvo una gran afinidad con Óscar, por su vocación disciplina y afán de superación. Este binomio se dedicó a estudiar e investigar las nuevas tendencias del Rock y el Pop, sonido inglés.

Óscar y Yamel comenzaron a alternar la guitarra líder, hasta el nacimiento de “Los Ampex”, Óscar Lasprilla Guitarra líder y voz, Yamel Uribe voz, Segunda Guitarra y Bajo, Mario Cuesta voz, segunda Guitarra y Bajo, Batería Óscar Ceballos. Mario Cuesta, fue reemplazado por Jaime Rodríguez, quien llegó como segunda guitarra.

Por Orlando Barriga, Óscar había comenzado a estudiar el sonido de los guitarristas Horacio Ascheri de “Los Pick Up” agrupación pionera del rock argentino, Jesús ”Tuti” Martínez, guitarrista líder de “Los Teen Tops” agrupación pionera del rock mexicano, Don Wilson guitarrista líder “The Ventures”, agrupación instrumental Norte Americana. Mas adelante descubrió al guitarrista Al Caiola, pero quien definitivamente le marco el camino como guitarrista en su primera etapa como rockero fue Hank Marvin, guitarrista líder “The Shadows”, maestro de los grandes guitarristas ingleses y europeos.

Con “Los Ampex”, Óscar se fue consolidando como el guitarrista revelación, el de mayor proyección y personalidad, lo que le dio el reconocimiento de productores discográficos y empresarios artísticos. Óscar y Yamel lograron una gran identidad musical, lo que le representó a Los Ampex, contratos y giras. Fue la agrupación que más trabajó y grabó a mediados de los años sesenta. Acompañaron en sus giras a todos los baladistas que visitaron a Colombia.

En ese lapso Oscar Lasprilla fue llamado por Jaime Arturo Guerra Madrigal y Alfonso Lizarazo, para que se integrara al elenco de Estudio 15. Sello con el que grabó para Óscar Golden, Harold, Lyda Zamora, entre otros más.

Cuando Óscar descubrió el sonido “The Yardbird” y encontró a Eric Clapton, a Jeff Beck y Jimmy Page, guitarristas de esta agrupación, la escuela de esta súper banda rockera, le dio más personalidad y vitalidad a la interpretación de Óscar en la guitarra, lo que lo convirtió en el músico más querido, respetado y admirado de su generación, la que lo veía como el más vanguardista.

Lasprilla, fue quien primero interpretó a Jimi Hendrix en Colombia. Su devoción por el sonido de Hendrix, lo llevó a investigar más las raíces del soul y el Blues, encontrando a Creen, Mike Bloofield y Paul Butterfield Blues Band.

Hendrix, marcó el comienzo de la segunda etapa rockera de Óscar, en la que buscó experimentar nuevas técnicas y sonidos con la guitarra, comprometiéndose en Jam sessisons con músicos americanos residentes en Colombia, los integrantes de “Walflower Complextion”, y en especial con su guitarrista líder Fred Sampson.

El cuarteto que se conformó para la grabación del primer álbum de “Los Yetis”, es el mejor del Rock nacional en su génesis, Guitarras Harold y Óscar Lasprilla, Guitarra bajo Yamel Uribe, Teclados Aníbal Ángel, Batería Manuel Jiménez. Óscar siempre consideró a Manuel el mejor baterista de Rock and roll de Colombia y a Yamel el mejor Bajista.

“Time Machine”, fue el preámbulo de la llegada de la cultura Hippy, marcando también el cambio generacional del rock colombiano. El sonido de este cuarteto tenía como eje la música de Hendrix, Bob Dylan, Jeff Beck, “The Yardbird” y la del primer súper grupo del Rock, “The Cream”.

“Time Machine” fue un grupo para conciertos, no de discotecas, los bohemios e intelectuales lo seguían y escuchaban con devoción, por lo que las satisfacciones musicales eran muchas, pero el factor económico hizo mella en las arcas de sus integrantes.

“Time Machine” antes de su disolución, grabo un mini play con cuatro temas producidos por Jaime Arturo Guerra Madrigal. Este disco es un incunable del rock nacional.

Para la primera gira internacional 1967 – 68 “The Speakers”, Rodrigo García, me encomendó la misión de conseguir un guitarrista y un baterista, llame a Óscar y a Roberto Fioreli, quienes reemplazaron a Luis Dueñas y Oswaldo Hernández.

Con “Los Speakers” grabó un álbum, el primero del Rock nacional inédito, 12 temas, tres de la autoría de Lasprilla, quien cambio su guitarra, Gretsch Cherry red Tennesse, por la Fender Stratocaster, esto con el fin de darle más identidad al sonido que lo había influenciado en su última etapa en Colombia, el de Hendrix, Page, Beck y Clapton.

El rock colombiano a comienzos del año 68, perdió mucho terreno y protagonismo, por lo que Óscar comenzó a grabar como músico de estudio, donde fue bien cotizado como pianista y guitarrista.

En junio del 68 tomó la decisión de continuar su actividad musical en Inglaterra, donde vivían sus ídolos. Viajó sin conocer a nadie, ni tener los contactos que lo hubieran podido guiar en sus afanes musicales.

El dilema de Óscar era regresar a Colombia donde tenía el reconocimiento de la crítica especializada, los directivos discográficos y trabajar como arreglista, productor y músico de estudio o continuar buscando una oportunidad en Europa. Optó por la segunda opción, transitó a España donde entró en contacto con Fernando Arbex baterista de “Los Brincos”, agrupación pionera del Rock de la península Ibérica.

En 1969 cambió su guitarra Fender Stratocaster por un Órgano Hammond, para aceptar la invitación de Arbex de integrarse a “Los Brincos” como el quinto miembro de “Los Brincos”.

La llegada de Lasprilla, como teclista y guitarrista revitaliza y da vigencia al sonido de la agrupación, cambio que parte de la crítica y los ejecutivos de la disquera no asimilaron, eran años de cambio en España, de la censura a la libertad. España no estaba preparada para asimilar el sonido vanguardista del Rock progresivo que le imprimió Óscar al quinteto.

Con “Los Brincos”, trabajó en Londres en 1970 y grabó el mejor álbum de esta agrupación, “Mundo, demonio y carne “ World , devil & body “. Este fue producido en los estudios, Wessex Sound Studios. Fue el último álbum de “Los Brincos” grupo que se desintegró en 1971.

Óscar, Fernando Arbex e Ignacio Egaña, crean “Alacrán”, trio pionero en España de la fusión Rock con el sonido antillano. En 1972, Óscar decide regresar a Inglaterra. “Alacrán” desaparece para dar paso a “Barrabas”, agrupación con la que Óscar grabó algunos temas.

En su paso por España, Óscar, fue músico de estudio grabó para Juan & Junior, Junior Morales, Mocedades, Waldo de los Ríos con quien trabajó en varios álbumes. Produjo a Elsa Baeza, Danny Daniel, Tony Carpenter, “Iberos”, Basilio, Martinha, fue director artístico de Columbia. Sus composiciones fueron grabadas por Mocedades, Elsa Baeza, Los Brincos, Alacrán, entre otros artistas.

Fue catalogado por Rafael Ferro, tecladista, arreglista y productor de Julio Iglesias, como el mejor pianista que había en España a comienzos de los setenta.

El talento de este pionero del rock colombiano y español quedó plasmado en el Álbum, “Sinfonías de Waldo de Los Ríos”.

Hoy Óscar está dedicado a la música clásica

LOS DESPRENDIMIENTOS

sinopsis del libro “Los Desprendimientos”, la primera novela de la novel escritora Melissa Tovar Guerrero, que se lanzará el próximo martes 8 de noviembre, a las 7 p.m., en el Auditorio principal de Uniandinos.

La primera novela de la escritora colombiana Melissa Tovar Guerrero sumerge a los lectores en las profundas dicotomías de las maternidades, y explora las tensiones y las levedades de los vínculos familiares. La trama indaga las posibilidades de la desaparición voluntaria y desarrolla los destinos de quienes se quedan y quienes se van.

Hay una supuesta necesidad de pertenecer a algo y a alguien. Al parecer, debemos identificarnos con un partido político, una religión, una moda, con tendencias sociales e, incluso, rotular a las familias y a los amigos con términos como tribus o manadas. ¿Cuál es el opuesto de este principio? Porque habitamos en un universo en el que prima la dualidad. La idea de abandonarlo todo, de no pertenecer a nada ni a nadie, fue lo que quise explorar, literariamente, en Los desprendimientos, –explica Melissa–. 

La gente abandona a sus seres amados; es una realidad. Lo han hecho y lo seguirán haciendo. Hay desapariciones que son voluntarias e irrevocables –continúa la escritora–. Me aboqué a hallarle sentido a esta afirmación que, en apariencia, puede resultar contradictoria. Que no se hable de estas situaciones no significa que no existan. Considero que este es uno de los valores de la Literatura: poner luz sobre lo que se quiere invisibilizar. 

Al comienzo de mi escritura quise navegar por estas posibilidades y consideré que ahí estaba el acento narrativo. Después, comprendí que también era sustancial revelar lo que sucedía con quienes se quedaban esperando el regreso de sus parientes. Ahí hallé el sentido de los desprendimientos.

No creo en la Literatura que adoctrina ni que es maniquea; desconfío de la escritura que señala el bien y condena el mal. Concibo la Literatura como el lienzo sobre el cual se expone la vida y son los lectores quienes interpretan los comportamientos de los personajes, las repercusiones de la trama, el valor de la prosa y la calidad estética de la conformación de las palabras.

Si eres un evaporado y Los desprendimientos llegó a tus manos, confío en que las historias de Emmeline y Wonder Grace iluminen tu viaje, aligeren tus cargas y halles tu destino.

Si eres un sobreviviente de alguna clase de abandono, anhelo que en Takara, Gala y Josefina halles la fuerza y la gallardía para continuar tu sendero, escribir tu semblanza y no caminar hacia atrás. 

La vida está conformada por continuos desprendimientos. Con esta novela procuré evocar que, en medio de las sensaciones que susciten, conservan hermosura y esperanza.

Contacto para adquirir Los desprendimientos: +57 3103116455

$40.000 (más valor del envío)

ehozzman1@yahoo.com

Sobre Revista Corrientes 6553 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com