Otro falso positivo

El accidente que le costó la vida al crack del fútbol colombiano Freddy Rincón. Foto El Colombiano

Por Esteban Jaramillo Osorio

Paso a paso se va apaciguando el escándalo amarillista que rodeó la muerte de Freddy Rincón. La investigación pierde interés y toma los caminos del olvido, como, para algunos, su memoria.

La exploración de los detalles del suceso, luctuoso para el fútbol, tiene cabos sueltos y asuntos confusos. Se ve tan elemental lo ocurrido, con testigos directos sobrevivientes, que resulta incomprensible la tardanza para esclarecer en su totalidad los hechos.

Dio paso el sensible fallecimiento del futbolista a descarnadas, indecentes y escandalosas informaciones, con el empeño de enlodar su imagen, resaltando episodios del pasado, superados, o señalándole como único responsable de su muerte.

De Freddy, para los futboleros, siempre habrá recuerdos extraordinarios. Pero ha dejado de nuevo al descubierto a los informadores desenfrenados por el rating, con irresponsabilidad al penetrar en los hechos, sin investigar o confrontar la veracidad de lo afirmado. Gratos recuerdos de los cronistas judiciales del pasado, que hacían su trabajo con periodismo de inmersión, valorado por el público, con enorme credibilidad.

La actitud del Fiscal General y la entidad a su cargo, de viralizar informaciones incoherentes como golpes de opinión, deja de nuevo en entredicho su trabajo.

Tan parecido lo que sucede con Rincón, con la investigación sobre las boletas del mundial, atentado directo a los intereses de los aficionados, que se pierde entre despachos, sin razones consistentes.

O los tantos episodios oscuros del fútbol, que sirven para una exposición pública rentable, sin resultados positivos por parte de las autoridades investigadoras, incompetentes.

Sobre Revista Corrientes 5484 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo williamgiraldo@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*