Nueve billones de dólares ha destinado el mundo para enfrentar la pandemia

Foto Revista Medicina y Salud Pública

Los gobiernos adoptaron medidas de emergencia rápidas para proteger la gente frente al covid-19.

El Fondo Monetario Internacional presentó los resultados de su monitoreo a las acciones fiscales desarrolladas en el mundo para afrontar la emergencia sanitaria:

El total es de aproximadamente 9 billones de dólares, o 1 billón de dólares más que las estimaciones hace poco más de un mes. El desglose se ve así: el apoyo presupuestario directo se estima actualmente en 4,4 billones de dólares a nivel mundial, y los préstamos adicionales del sector público y las inyecciones de capital, las garantías y otras operaciones cuasifiscales (como la actividad no comercial de las corporaciones públicas) ascienden a otros 4,6 billones de dólares.

COTW_Chart1


Hacia adelante y hacia arriba

La revisión al alza se debió en gran medida a una segunda oleada de medidas de los gobiernos, ya que las consecuencias económicas de la pandemia resultan más graves.

Por ejemplo, los Estados Unidos aprobaron un paquete fiscal adicional de 483.000 millones de dólares el 23 de abril. El Japón revisó su programa inicialmente de transferencias monetarias condicionadas en uno universal para proporcionar 83.000 millones de dólares adicionales en apoyo a los hogares el 20 de abril, mientras que Francia y Corea introdujeron medidas adicionales, como las transferencias para apoyar a los hogares.

Al igual que en abril, las economías avanzadas y de mercados emergentes del Grupo de los Veinte (G20) representan la mayor parte del apoyo fiscal mundial: 8 billones de dólares. Las medidas totales de ingresos y gastos para los países del G20 representan el 4,5 por ciento del PIB en promedio, más que las que durante la crisis financiera mundial.

Las medidas fiscales adoptan diversas formas y tienen diferentes implicaciones presupuestarias y relacionadas con la deuda.

Las estimaciones se centran en los ingresos discrecionales y las medidas de gasto, pero excluyen el aplazamiento de los impuestos y las contribuciones a la seguridad social en la medida de lo posible.  Los excluimos porque implican un retraso temporal de los ingresos, que se recaudaría en el futuro (a veces dentro del mismo año fiscal). Las estimaciones también incluyen una clasificación separada para la provisión por parte de los gobiernos de préstamos e inyección de capital que tienen un efecto inmediato en el balance del gobierno, así como garantías que exponen a los gobiernos a riesgos si las garantías se llamaron en el camino.

El FMI seguirá proporcionando actualizaciones oportunas del apoyo fiscal de los países en respuesta a la pandemia COVID-19.

Paul Elger, Susan Yang y Yuan Xiang trabajaron en el Monitor Fiscal y han contribuido a este blog.

Bryn Battersby es economista senior en la división de Gestión Financiera Pública del Departamento de Asuntos Fiscales. W. Raphael Lam es Economista Senior en el Departamento de Asuntos Fiscales. Elif Ture es economista del Departamento de Asuntos Fiscales.

Sobre Revista Corrientes 4267 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*