Nido de ratas

¿Algo más? Foto Colprensa

El título que antecede quizá pueda parecer un poco fuerte, pero no pertenece a quien escribe sino que es aportación de la febril imaginación de un integrante más de la nidada de la que también es miembro.

Por Rodrigo Pareja

No en vano el actual senador, Gustavo Bolívar — autor del apelativo — ha sido a lo largo de su exitosa carrera de guionista y autor de tele bobelas, uno de los más imaginativos colombianos, poseedor ahora, con conocimiento directo y valiosas vivencias, de un argumento como para otro de sus clamorosos éxitos entre la gleba.

Nombre bien endilgado a un Congreso que hace hasta lo imposible para empeorar aún más su ya decadente prestigio ante los ciudadanos, quienes no obstante su frustración y su rabia, continúan de manera inexplicable otorgándole cada cuatro años una nueva oportunidad. 

Lo protagonizado la semana pasada por el poder legislativo, ante la ira e impotencia de millones de compatriotas que comprueban día a día como el cáncer de la corrupción carcome y disuelve al país, no tiene antecedentes entre el frondoso prontuario de desaciertos acumulado a lo largo de los últimos años.

Sus dos principales dignatarios – si serán dignos — Ernesto Macías y Alejandro Chacón, como para estar a tono con el ambiente futbolero que se vive, decidieron pasarse uno a otro la pelota, evadir responsabilidades, engañar a sus compatriotas, mentirse entre ellos y finalmente darle entierro a una de las pocas iniciativas surgidas para combatir a los corruptos.

Claro que para redondear tan espectacular faena legislativa, las estrellas principales contaron con la complicidad de infinidad de actores de reparto, a quienes también les fueron encomendados papeles – aunque no tan fulgurantes – si específicos para sacar adelante la trama.

Había en realidad algún argumento valedero que justificara la equivocada actuación de los congresistas, que con ella quedaron convertidos casi automáticamente, en cómplices de colegas suyos y personajes que están favoreciéndose ahora con la enorme gabela de tener casa por cárcel después de desfalcar al erario público ?

Para decir la verdad, ninguna aparente, salvo el íntimo temor que pudieran albergar sus miembros de estar siendo superados en desfavorabilidad por el propio Presidente de la república, indignante podio que no estarían dispuestos a perder bajo ninguna circunstancia, y el cual podrían conservar si actuaban como finalmente lo hicieron.

Con el fin de continuar la farsa sin fin a la que está sometida Colombia por parte del gobierno, el Congreso y toda su dirigencia en distintos órdenes, ya el presidente Iván Duque declaró como gran cosa que volverá a presentar el proyecto anti corrupción en la próxima legislatura que comienza el 20 de julio.

Y para darle más énfasis a su oportunista anuncio, agregó que lo remitirá al Congreso acompañado de mensaje de urgencia, sin tener en cuenta que fue ese mismo mensaje de urgencia el que estuvo ausente de las deliberaciones en el pasado período de sesiones.

Hacia mediados de diciembre venidero, cuando el Congreso esté próximo a concluir sus tareas del segundo semestre, la ciudadanía puede estar segura de que el tema volverá a estar en la palestra, y los resultados de la lucha anti corrupción serán los mismos de la actualidad: es decir, cero.

O es que alguien en su sano juicio puede creer que la ratonería cuidando el queso será capaz de cercenar el injusto privilegio de casa por cárcel que hoy disfrutan, directamente o indirectamente quienes calientan curul a tan solo $30 millones de pesos mensuales, sin contar otras adehalas y prebendas ?

TWITERCITO: Casa por cárcel es la que purgan todos los colombianos, sin querer queriendo, ante la deficiente seguridad brindada por el gobierno

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*