“Mi experiencia con Bruce Dickinson, la voz líder de Iron Maiden”: Lisandro Zapata

Bruce Dickinson Foto El Cuartel de Metal

Por Edgard Hozzman

En agosto de 1988 Chucho Merchán le recomendó a Lisandro Zapata que adicionara para la agrupación «Pleasure», de un amigo suyo. Era una banda que tenía muy buen respaldo económico y estaba necesitando un bajista. Lisandro estudió el material que le fue enviado, diez temas del repertorio, y una semana más tarde se celebró la audición la que sorteó sin ningún problema.

 A su llegada al primer ensayo fue recibido por un joven en blue jeans y camiseta,  muy atento, quien lo guió y le preguntó qué quería tomar y cuál era su amplificador predilecto.

Recuerda Lisandro: “el café que me preparó no fue el mejor pero el amplificador fue el que había soñado. El segundo día el joven me saludó y se presentó como Bruce, a quien le solicité un café, pidiéndole el favor que lo mejorara, ya el del día anterior estaba muy simple y aclarándole que como colombiano me gustaba el buen café. Al tercer día de ensayo saludé a mis compañeros y con mucha más confianza le solicité a Bruce otro café, él, sin ningún problema, salió del estudio a traérmelo.

Antes de que Bruce regresara, el cantante me preguntó: “¿Lisandro, usted sabe quién es Bruce?”.  Si, el utilero, le respondí.

Y con una sonrisa me dio la respuesta: ese muchacho es Bruce Dickinson, cantante líder de “Iron Maiden”, una de las bandas de Rock metal más populares del mundo; millonario, piloto de su propio jet, cinturón negro de karate y, además, es nuestro mánager, jefe y soporte económico.

Lisandro Zapata mandó a su jefe, Bruce Dickinson por un café

Cuando Bruce regresó con mi café, no sabía cómo excusarme con él, fui tan sincero y espontáneo, que el entendió mi situación y me tomó gran afecto. Durante la gira hicimos una gran amistad, él me pedía que le hablara de Colombia”.

Gracias a la confianza, experiencia y conocimientos musicales de Lisandro, Bruce le encomendó la dirección de “Pleasure», banda con la que grabó un álbum y realizó una extensa gira, actuando en universidades y clubes, de buena parte del Reino Unido.  

Todo indicaba que la banda estaba lista para actuar en las grandes ligas, por lo que Bruce logró que los programaran en Wembley Arena ante un público de más de 20 mil espectadores. Fueron los teloneros de “Eurythmics”, la banda en que tocaba Chucho Merchán.

Lisandro recuerda: “cuando salimos al escenario la energía del público me golpeó el cuerpo como jamás lo había experimentado. De lo que no fui consciente en ese momento era que el guitarrista y el cantante estaban aterrorizados de encontrar dentro del público a George Harrison, Tom Petty, Jeff Lynn entre otras personalidades de la música en la zona VIP expectantes a nuestro debut en las grandes ligas.”

Lisandro marcó y el guitarrista estaba confundido, lo que desoriento al cantante quien con la mirada le pedía ayuda a Lisandro, él cómo director le dijo entra cuando quieras que nosotros te seguimos y a los demás los puso alerta a su señal para normalizar lo programado por la banda antes del espectáculo, al final todo se arregló.

Lisandro recuerda esta experiencia, como los momentos más miserables de su historia musical, esto fue como si se estuviera muriendo. En fracciones de segundos revivió sus mejores momentos con la música al terminar los 45 minutos de agonía bajo del escenario frustrado. “George Harrison quien fue testigo de mi calvario en escena se me acercó para consolarme tendiéndome su mano a lo que le respondí: tú sabes que esto fue un desastre, tú y el baterista estuvieron bien me respondió.”  Lisandro conoció a Harrison por Chucho Merchán, quien fue muy cercano al guitarrista de Los Beatles.

Al día siguiente de la actuación Lisandro fue a la oficina de Bruce Dickinson y renuncio a la dirección del grupo, actitud que no fue bien recibida por sus compañeros ni por el mecenas.

Lisandro descubrió su vocación musical cuando escuchó a Los Beatles y reafirmó su compromiso con la música, cuando vió y escuchó a “Los Ampex”, cuarteto pionero del Rock colombiano.

Yamel Uribe, bajista y guitarrista, fue su primer modelo a seguir, gracias a él, tomó más en serio su vocación.

En su primera etapa musical se integró a: “ Terrón de ensueños” , estudió música en La Universidad Nacional y se hizo profesional al lado de Brando Ortiz, quien lo guió y proyectó como músico integral y versátil.

Su talento fue tenido en cuenta por Jimmy Salcedo, quien lo llevó para reforzar “La Onda tres”, en la que compartió escenario con Gabriel Rondón, Guitarra; Willy Newman, Piano; Willy Salcedo, percusión y Alberto Nieto, Batería.

Su autonomía musical le abrió la rentable puerta de la música comercial, su voz fue la más cotizada y la que mayor número de comerciales grabó a finales de los años setenta, comienzos de los ochenta en Colombia.

En octubre de 1986 por insinuación de Chucho Merchán, se radicó en Londres, donde trabajó con «The Foundations», Louisse Goffin (hija de Carol King y Jerry Goffin), Phil Manzanera (ex-Roxie Music), Roger Doltrey (The Who), Dave Gillmore (Pink Floyd), Miguel Ríos, Shakespeare’s Sisters, Pet Shop Boys, además de otros artistas menos conocidos,  pero muy talentosos. Se dió a conocer en el núcleo del Latín Jazz, trabajó y grabó varios álbumes con este sonido.

En 1992 creó «Palenke», viajan por toda Europa, Asia y África, interpretando música latina, trabajando en hoteles, clubes, embajadas, para ricos y pobres y gente famosa, Prince Charles, Rey Juan Carlos, King Hussein, George Harrison, Elton John.

Lisandro, es místico devoto de su vocación musical, siempre está haciendo y grabando su música, pero esto no lo hace sordo a la inspiración y talento de otros compositores, uno de ellos es Bobby Caldwell, cantante multi-instrumentista y compositor, quien en 1978 escribió «What you won’t do for love», tema que hoy se ubica el puesto 9 del Hot 100 de Billboard de la historia del pop americano. Lisandro ha logrado una afortunada versión en español de «What you won’t do for love», como un tributo a Bobby Caldwell. Le colaboraron en la grabación, Roberto Cuao en la percusión, Sergio Chaple en el saxo alto y Ernesto Acevedo en la guitarra.

El video de este tema estará en las redes sociales en la tercera semana de enero del 2021.

ehozzman1@yahoo.com

Sobre Revista Corrientes 5305 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*