Masacre laboral en Hospital San Vicente Fundación

Hospital San Vicente Fundación

Prensa ASMEDAS, Antioquia

Médicos especialistas, incluyendo infectólogos y enfermeras, fueron despedidos esta semana como consecuencia de la pandemia que agravó la situación financiera del Hospital San Vicente de Medellín, según argumentan sus directivas.

Pasando por encima del estado de emergencia adoptado ante la crisis sanitaria mundial por el coronavirus y las garantías consagradas en la Constitución Nacional para proteger la estabilidad y derechos de los trabajadores, se incluyeron en este despido profesionales con un promedio superior a los 15 años de antigüedad en el centro asistencial.

La Asociación Médica de Antioquia advirtió sobre las graves consecuencias que esa decisión tiene no solo para el hospital sino para la salud de los antioqueños, amenazados como en el resto del país por el contagio mortal del covid 19 en los siguientes términos:

Conocimos comunicación enviada a cerca de 20 trabajadores de la salud del Hospital San Vicente Fundación, antes Hospital Universitario, en la que, argumentando situación financiera anterior y agravada por la pandemia, deciden terminarles sus contratos de trabajo.

Entre los médicos despedidos se encuentran destacados especialistas como endocrinólogos, reumatólogos, cirujanos vasculares, infectólogos, médicos generales y enfermeras especializadas, todos con un promedio entre 15 y 18 años de antigüedad.

Además de los trabajadores despedidos, a muchos les rebajaron las horas contratadas y prescindieron de los turnos.

La Asociación Médica de Antioquia ASMEDAS protesta enérgicamente, no solo porque dentro de los despedidos se encuentren socios activos, sino porque las directivas violan varios derechos, tales como derecho al trabajo, al mínimo vital, al ejercicio de la profesión, a la estabilidad laboral y al de asociación, todos ellos considerados fundamentales tanto en la constitución política como en la Ley Estatutaria en Salud.

Además, llama la atención que en medio de la pandemia, situación en la que con seguridad la afluencia de pacientes aumentará en los próximos días, según las autoridades gubernamentales, se proceda a estos arbitrarios despidos de personal altamente calificado tan necesario para salvar vidas, amén de que lo hace una institución que dice respetar los derechos y velar por la salud de los antioqueños. ¡Vaya paradoja!

Llamamos la atención tanto a las autoridades de la Salud como de Trabajo, para que frenen esta lógica destructiva de las instituciones y del talento humano, hoy declarados héroes pero vilipendiados hasta por sus pares gremiales. Además, llamamos a que se tomen las medidas disciplinarias al atentar contra la salud de los ciudadanos, al quitarles la opción de tener a mano personal calificado y con experiencia para atender sus quebrantos de salud.

GERMAN ENRIQUE REYES FORERO
Presidente

Sobre Revista Corrientes 4267 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*