Martes de luenga lengua: Inocular-vacunar, porque-por qué, manera, el porqué

Imagen Salminter
TRIPANOFOBIA, MIEDO A LAS INYECCIONES 

Fundación para el español urgente (Fundéu-RAE) 

El sustantivo tripanofobia es adecuado para hacer referencia al miedo irracional a las inyecciones. 

En los medios, sobre todo en relación con la vacunación contra la COVID-19, se encuentran ejemplos como «La tripanofobia puede llegar a convertirse en un serio problema cuando interfiere en temas de salud», «Según los expertos, de niños casi todos tenemos tripanofobia» o «Tripanofobia y otras fobias: repercusión en la vacunación de la COVID-19». 

Tripanofobia se ha formado adecuadamente a partir de la base griega trýpanon, ‘taladro’, y el elemento compositivo fobia, que el diccionario académico recoge con los sentidos de ‘aversión’ o ‘rechazo’, por lo que su utilización en los ejemplos anteriores se considera apropiada

También se registra, aunque con bastante menos uso, la variante trepanofobia, con la e que aparece en la raíz de voces como trepanar

Como sinónimos de tripanofobia, a veces se utilizan los términos de significado cercano belonefobia, fobia a las agujas, y aicmofobia, fobia a las agujas y otros objetos afilados o punzantes. 

Para denominar a quienes padecen esta fobia, se pueden emplear los términos tripanófobo o tripanofóbico, que se forman con los sufijos -fobo y -fóbico respectivamente. 

Por último, se recuerda que no debe confundirse tripanofobia con tripofobia, que es la aversión a las figuras geométricas muy juntas o a los grupos de agujeros. 

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA 

por  Efraim Osorio López /LA PATRIA 

eolo1056@yahoo.com  

Inocular-vacunar, porque-por qué, manejar, el porqué  

De manera, pues, que sí, son sinónimos ‘vacunar’ e ‘inocular’, y que aquí sí se puede decir que ‘la culpa fue de la vaca’.   

¿Son sinónimos ‘inocular’ y ‘vacunar’? Hago la pregunta porque en el avance noticioso de primera página de LA PATRIA se lee; “Médicos internos regresarán cuando estén inoculados” (16/3/2021). Y a propósito de esta declaración, un amigo me dijo que no es lo mismo ‘inocular’ que ‘vacunar’. Me puse, entonces, a investigar, y encontré que, por sus definiciones, sí lo son. Ello es que ‘vacunar’ viene de ‘vacuna’, que, además de la de adjetivo, “perteneciente o relativo al ganado bovino”, tiene las siguientes acepciones como sustantivo: “Grano o viruela  que sale a las vacas en las tetas y que se transmite al hombre por inoculación para preservarlo de las viruelas naturales.// Pus de estos granos o de los granos de los vacunos”. Por esto, ‘vacunar’, con respecto a los seres humanos, significa “inocular a una persona un virus o principio orgánico convenientemente preparado, para preservarla de una enfermedad determinada”. E ‘inocular’ (del latín ‘inoculare’ – ‘injertar, inculcar; grabar en los corazones’) –no sobra la definición– es “introducir en un organismo una sustancia que contiene los gérmenes de una enfermedad”. De manera, pues, que sí, son sinónimos ‘vacunar’ e ‘inocular’, y que aquí sí se puede decir que ‘la culpa fue de la vaca’. ***  

En el mismo avance leemos: “Investigan porque tres administradores y 15 especialistas estaban priorizados en etapa I del programa de vacunación…”. ¿No será “investigan por qué tres administradores…”?, es decir, ‘investigan cuál fue la razón de esa priorización’.  Es frecuente el empleo de la conjunción causal ‘porque’ (“por causa o razón de que”) en lugar de la locución adverbial ‘por qué’ (“por cuál razón, causa o motivo”), la apropiada en la frase glosada, que entraña una pregunta que debe ser respondida. La conjunción causal se emplea cuando ya se conoce la causa de un hecho, por ejemplo, ‘lo castigaron porque se portó mal’; la locución adverbial, cuando esa causa es desconocida, verbigracia, ‘la autoridad investiga por qué una persona decente cometió semejante crimen’. Son quisquillas, sí, pero de suma importancia. ***  

La primera vez que hablé del manoseado y abusado verbo ‘manejar’ fue en julio de 2006. De entonces a hoy, unas ocho veces he escrito sobre él, porque su empleo lo convirtió en maleza. Entra uno a un almacén, pregunta por crema dental, y le responden: –“Aquí no manejamos ese producto”. Va uno a una oficina de la alcaldía, pide información sobre el impuesto predial, y le contestan: –“Aquí no manejamos eso”. Y si uno lee periódicos, encuentra frases como ésta: “Cumplí mi objetivo que era conocer cómo funcionaba la Secretaría, qué proyectos se manejaban” (LA PATRIA, primera página, Francisco Vallejo, ex secretario de Educación de Caldas, 17/3/2021). Para el efecto que de esta observación pretendo, copio los verbos que propone el diccionario de María Moliner relacionados con la entrada ‘proyecto’: “Concebir, elaborar, forjar, dar forma, formar, hacer, idear, abrigar, tener (en), trazar, cambiar de, llevar a cabo, desarrollar, llevar a efecto, poner en ejecución, ejecutar, poner por obra, llevar a la práctica, poner en práctica, realizar, llevar a término”. ¿Y ‘manejar’? No lo menciona, porque ‘manejar’ es “usar algo con las manos”. Y aunque significa también “usar, utilizar, aunque no sea con las manos”, el escritor y el hablante deben analizar en qué casos se puede utilizar castizamente con esta significación. ***   

En el segundo párrafo me referí a la locución adverbial ‘por qué’, que no debe confundirse con el sustantivo ‘porqué’ (el), ‘la razón, la causa, el origen de algo’, y que siempre debe emplearse con un artículo, determinado o indeterminado. Como sustantivo, es variable en número –‘el porqué, los porqués’, norma que la columnista de El Tiempo Melba Escobar no aplicó en esta afirmación: “Mi hija Matilde está en la edad de los por qué” (15/3/2021). “…en la edad de los porqués”, a saber, ‘en la edad de las preguntas’.   

¿Se dice ‘inició’ o ‘se inició? 

Fernando Ávila, experto en español, resuelve la duda en su columna ‘El lenguaje en el tiempo’. 

Gabriel Francisco Briceño Fernández pregunta: ¿“Se inicia la conferencia” o “inicia la conferencia”?. Comentario: En los últimos tiempos se ha generalizado el uso del verbo “iniciar” sin el pronombre “se”, “Hoy inicia la feria del libro”, “Mañana inicia el periodo de inscripciones”, “El viernes inicia la nueva serie de Netflix”. La forma tradicional y cada vez más olvidada es con el pronombre “se”, “se inicia la conferencia / la feria / el período / la nueva serie…”, propio de este y otros verbos pronominales, “se apropió del problema”, “se divierte con una cucaracha”, “se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a menores”. 

El Diccionario panhispánico de dudas dice que no es correcto su uso como intransitivo no pronominal, como en la frase “La semana inicia mal”, es decir, si se le quita el pronombre “se”, que es lo más frecuente, debe llevar complemento directo (¿qué inició?) “inició la conferencia”, “inició la feria”, “inició la serie”, pero no simplemente “inició ayer” (¿cuándo?), “inició mal” (¿cómo?) “inició en Bogotá” (¿dónde?). El obligado complemento directo responde a la pregunta ¿qué inició?, “Ayer en Bogotá inició bien el diálogo entre las partes” (“el diálogo entre las partes” es el complemento directo). 

Sino

Cita: “Feliz el hombre a quien al final de la vida no le queda si no lo que ha dado a los demás”, Armando Fuente Aguirre, en la sección Condolencias. Comentario: Esta frase del mexicano Fuente Aguirre, conocido también como Catón, quedó transcrita con un pequeño error. Tiene un “si no” condicional, en vez de un “sino” adversativo. La forma correcta es: “Feliz el hombre a quien al final de la vida no le queda sino lo que a ha dado a los demás”.

Ha

Julián Palacios Salcedo me envía esta frase de la edición digital: “el propósito era recibir insumos de cómo podríamos recoger un poco de esa memoria histórica y de ese valor que quizás a estado olvidado en lo que significa una Primera Dama». Comentario: En la transcripción de esta respuesta de una entrevista radial, se confunde la preposición “a” con el verbo auxiliar “ha”. Lo correcto es “… quizás ha estado olvidado…”. 

Anotaría

Andrés Aillón pregunta si el condicional “anotaría gol” es válido para narrar un hecho real. Hay ciertos giros literarios que hacen válidos recursos lingüísticos que en principio no lo serían. El condicional sirve en primera instancia para expresar algo posible “anotaría gol”, si se da una condición, expresada en subjuntivo, “si el mediocampista le pasara el balón”. Los periodistas usan el condicional también para hablar de un rumor, “La primera dama publicaría su autobiografía”, y para indicar algo que ya sucedió “tras el pase del mediocampista, Falcao anotaría ayer su gol estelar”. 

EN POCAS PALABRAS 

Todas las mujeres deberían ser bellas; los hombres, todos feos: es injusto que una mujer sea fea, ridículo que un hombre no lo sea. 

Cada uno sueña los sueños que se merece. 

Ninguna pasión arde si no la alimenta, de vez en cuando, la mala fe. 

Dios es mejor de lo que parece, la Creación no le hace justicia. 

Amo los nombres de árboles y flores que no he visto y no sabría reconocer si los viese: el aliso negro, el agavanzo. 

www.oscardominguezgiraldo.com

Sobre Revista Corrientes 4573 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*