Martes de la luenga lengua: Bazuco, ninguno-a, hálito-aliciente

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por  Efraim Osorio López

(eolo1056@yahoo.com)

Aceptado esto, no parece tan descabellada –lógica, más bien– la opinión del compañero del agente Valencia.

Bazuco. Innumerables son las voces que uno da por ‘sabidas’, pero que de ellas ignora su origen. Una de esas, ‘bazuco’. Sabía, por las muchas veces que la he visto escrita, que se escribía con zeta, pero no por qué. Pues bien, el señor Julián Valencia López, miembro de la Policía Nacional, me hizo la consulta al respecto, porque un compañero suyo afirma que se escribe ‘basuco’, pues éste no es otra cosa que ‘la basura de la base de coca, sus residuos’. Basura o no, ‘bazuco’ se escribe generalmente con ‘zeta’, porque viene del término inglés ‘bazooca’ (‘bazuca’), del cual el diccionario Webster da las siguientes acepciones: “Instrumento musical de juguete en forma de tubo largo abierto en los dos extremos; adaptación de tubos conductores y un embudo destinado a producir un sonido profundo y semimusical, inventado y tocado por Robin (Bob) Burns, comediante de radio. // 2. Misil americano, usado en la II Guerra Mundial, disparado como un rifle”. La entrada ‘bazuco’ aparece por primera vez en la vigésima segunda edición de El Diccionario (2001) con las siguientes acepciones: “(De bazuca). Mezcla de cocaína y heroína, usada por drogadictos. // 2. Coloquial. Col. Cigarrillo preparado con cocaína, mariguana y otras sustancias”. Como desconozco de todo en todo el proceso del ‘bazuco’ desde su fabricación hasta su uso, ignoro también qué relación pueda tener con cualquiera de las acepciones que de ‘bazooca’ da el diccionario inglés, o con las que de ‘bazuca’ asienta El Diccionario como regionalismos. Quizás ésta sea la razón por la cual la edición siguiente del diccionario de la Academia de la Lengua (2014), aunque conserva sus acepciones, cambió su origen. Dice así: “(Derivado de ‘base’, por obtenerse de la pasta base de la cocaína)”. Aceptado esto, no parece tan descabellada –lógica, más bien– la opinión del compañero del agente Valencia. Por esto, tal vez, los mismos diccionarios traen la entrada ‘basuco’, que remite a ‘bazuco’, como regionalismo de Colombia y Venezuela. Quedan, pues, en ‘tablas’ los dos miembros de nuestra Policía Nacional. Nota: Desde hace varios siglos, el castellano tiene los términos ‘bazucar (bazuquear)’ y ‘bazuqueo’. De éstos dice Corominas: BAZUCAR. ‘Menear una cosa líquida agitando la vasija en que está. 1513, onomatopeya; también bazuquear y bazuqueo, 1576”. Sinónimo de ‘bazuquear’, ‘zabuquear’. ***

La siguiente es una de esas frases que me frenan y me obligan a reflexionar, más por ser su autor un escritor curtido: “…ha descubierto una medicina milagrosa, más potente que ninguna de las vacunas patentadas…” (El Tiempo, Sergio Ramírez, 4/2/2021). Aludía el periodista a las ‘gotas milagrosas’ del dictadorzuelo venezolano. Una vez leída la frase, me quedó la impresión de que algo fallaba en esa construcción, pues la consideré sin sentido. Ello es que el pronombre indefinido ‘ninguno-a’ (del latín ‘nec unus’ – ‘ni uno’) quiere decir “ni una sola de las personas o cosas significadas por el sustantivo que acompaña”. Está, por lo tanto, mal planteada la comparación, que debió ser establecida así: “…más potente que cualquiera de las vacunas patentadas”. Y esto lo sostengo a pesar de que hay expresiones en las que se usa con sentido afirmativo de ‘un’, por ejemplo, ‘es lo más estúpido que ningún paisano pudo realizar’, porque en este caso no hay ninguna determinación, como sí la hay en la frase del columnista, que menciona las cuatro o cinco o seis vacunas patentadas. ***

¿En qué se parecen ‘hálito’ y ‘aliciente? Tal vez, excluida la ‘hache’, en las tres primeras letras. Pero su significado es muy distinto. Sin embargo, el profesor Cristóbal Trujillo Ramírez empleó la primera por la segunda en esta información: “…se entrevistó con Jésica y encontró a una niña profundamente sola, triste y sin hálito alguno para existir” (LA PATRIA, 5/2/2021). “…sin aliciente alguno…”, porque ‘aliciente’ es ‘estímulo, acicate, incentivo’, que sí expresan su idea; ‘hálito’, en cambio, es ‘aliento, soplo, vaho, aura, vapor’, que no la expresan. Recuerde la expresión ‘hálito de vida’.

PÍLDORAS IDIOMÁTICAS 

Por Jairo Cala Otero

NO SE DICE: Data en 1993.

SE DICE: Data de 1993.

NO SE DICE: Sadomanía (palabra espuria).

SE DICE: Sadismo.

NO SE DICE: Falta de inexperiencia.

SE DICE: Falta de experiencia; o inexperiencia.

NO SE ESCRIBE: Mezclansa.

SE ESCRIBE: Mezcolanza.

NO SE ESCRIBE: Enrrequecimiento.

SE ESCRIBE: Enriquecimiento.

NO SE ESCRIBE: Hanbruna.

SE ESCRIBE: Hambruna (con eme).

🖋️🖋️🖋️🖋️🖋️🖋️🖋️🖋️🖋️🖋️🖋️

Lenguaje en el tiempo 

Fernando Ávila/El Tiempo 

La Fundéu RAE recomienda usar los exónimos españoles Birmania y Rangún, para referirse al país donde la semana pasada se produjo un golpe de Estado y a su antigua capital.

Dice que es mejor usar estas denominaciones, y no Myanmar ni Burna (inglés), para el nombre del país, ni Yangón, para el de la excapital. 

Los exónimos no son imprecisos, como alegan algunos defensores del nombre geográfico original. Preferir Myanmar a Birmania es como preferir London, Deutschland, Firenze a sus exónimos españoles, Londres, Alemania, Florencia, por citar casos ya asentados.

Nutriólogo

Pregunta Marta Luna: ¿Nutriólogo o nutricionista?

Respuesta: Nutriólogo es el médico especialista en nutrición, mientras que nutricionista es el graduado en nutrición, diferencia similar a la de psiquiatra y psicólogo. 

Pizza

Pregunta Lina Peña: Me dicen que pizza es palabra italiana, pero la veo en el Diccionario de la lengua española. ¿Al fin qué?

Respuesta: Efectivamente aparece en el DLE, y ahí dice que es voz italiana. Observe ese lema del diccionario oficial con detenimiento. La palabra azul aparece en cursiva, pizza, señal inmediata de que es extranjerismo, como puede verse en otros lemas (entradas), como show (inglés), tour (francés) y statu quo (latín). Enseguida, entre paréntesis, dice “voz italiana”, luego dice f., abreviatura de ‘sustantivo femenino’ (“la pizza”), y más adelante está su definición, ‘especie de torta de harina amasada, encima de la cual se pone queso, tomate frito y otros ingredientes, y que se cuece en el horno’.

Aparece en el DLE en su forma italiana, pizza, porque no tiene traducción al español. De hecho, en nuestro idioma no hay palabras con doble z, una combinación propia del italiano, como se ve en los términos mezzogiorno, mezzanino, mezzosoprano, que se traducen al español como mediodía, mezanine, mesosoprano (propuesta del Diccionario panhispánico de dudas, 2005). En cuanto a la pronunciación de la doble z italiana, conviene recordar que es ts, es decir, pizza suena /pitsa/, y no /pisa/ ni /picsa/, como a veces se oye. 

Coctel

Pregunta Peter Bolívar Rojas: ¿cóctel o coctel?

Respuesta: En España se dice cóctel, y en América, coctel, pronunciado /coctél/. En el DLE figuran las dos formas. Las dos son correctas, solo que debe escribirse la forma correspondiente a la pronunciación del lugar. Allá, cóctel. Aquí, coctel.

Lo mismo pasa con otros vocablos, vídeo y video, élite y elite. Y no solo pasa con variantes acentuales, sino también de letras, soja y soya, judo y yudo, de género, “el pijama” (España) y “la piyama” (Colombia), “el champán” (España) y “la champaña” (Colombia, México y Venezuela). Todas esas variables tienen cabida en el DLE, que es el lexicón normativo por antonomasia.

Preguntas: feravila@cable.net.co 

 Haz clic aquí para verlo en el navegadorLa recomendación diaria | 16 de febrero del 2021
LA RECOMENDACIÓN DIARIA
porqué, porque,
por qué 
y por que
  En los medios de comunicación escritos es muy frecuente ver cómo se confunden las expresiones porqué, porque, por qué por que.PorquéPorqué es un sustantivo, sinónimo de ‘causa’, ‘motivo’ o ‘razón’: «El responsable de fotografía de la casa de subastas explica el porqué de su valor», que puede ir también en plural: «Los porqués del entrenador no tienen sentido».PorqueLa palabra porque es una conjunción que equivale a puesto que, dado que, ya que…: «Es difícil porque hay tres equipos más de un nivel muy alto». También puede tener valor de finalidad con un verbo en subjuntivo, equivalente a para que: «Hizo lo que pudo porque (o para que) su trabajo fuera excelente». En este caso, también es válida su escritura en dos palabras.Por quéPor qué es la combinación de la preposición por y el interrogativo qué: «¿Por qué no aumenta el número de vivienda protegida?»; se reconoce si se le agrega la palabra razón: «Le preguntaron por qué (razón) ingresó al club».Por quePor que es la combinación de por y el pronombre relativo que y se reconoce fácilmente porque siempre se puede intercalar un artículo entre ellos: «Ese es el motivo por (el) que decidió no ir».También puede tratarse de la preposición por exigida por verbo, sustantivo o adjetivo, y la conjunción que: «Los trabajadores votaron por que no se convoque la huelga» (votar por algo).BLOG
En el programa de esta semana aclaramos por qué se dice había muchas personas, en singular, y no habían muchas personas
FundéuRAE

  CONSÚLTANOS¿Tienes alguna duda?PATROCINADORES Y COLABORADORES
© 2021 – Los contenidos elaborados por la FundéuRAE que se publican en esta web lo hacen bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported. Esto quiere decir, en resumen, que se pueden compartir libremente, pero que se debe citar la autoría. Más información en el enlace adjunto. 

¿Quieres dejar de recibir la recomendación diaria de la FundéuRAE?
Aquí puedes actualizar tus preferencias o cancelar tu suscripción.

Descachadas idiomáticas

1.- «Muere hombre ahogado en el norte de Bucaramanga». A veces, como en este caso, los titulares de prensa resultan haciéndoles una mala jugada a sus autores. ¿De qué murió el ahogado?, podría preguntar cualquier lector avispado. Porque la forma en que está construida la oración gramatical da a entender que había un hombre «ahogado», y murió después; aunque no se especifica de qué (obviamente es inverosímil que, a una muerte, siga otra). Pero el texto de un diario bumangués diría más adelante que esa locura no era posible; lo que ocurrió fue que un señor se ahogó mientras tomaba un baño en una quebrada. Simplemente, debieron titular: «Hombre murió ahogado al norte de Bucaramanga».  

2. «Conozca la patrullera que enfrentó sola cuatro delincuentes». La manía de castrar las oraciones se ve de cuerpo presente en esta oración, en una noticia del diario Vanguardia. La omisión de la preposición a ─que es inseparable─ deja en vago el sentido de lo que se quiso decir aquí. Lo correcto hubiese sido: «Conozca a la patrullera que enfrentó sola acuatro delincuentes». Se cree, entre algunos redactores, que el uso de las dos aes (preposiciones) es incorrecto, pero no es así; forman parte del complemento directo de una oración. 

3. «Primera Edición de Noticias Caracol». Esta anotación se leía en la página virtual de Noticias Caracol Televisión. Parece normal, pero no lo es. Las ediciones únicamente suceden en los medios impresos: periódicos, revistas, folletos, comunicados, boletines, etcétera. En los medios audiovisuales y radiales (radiodifusoras y canales de televisión) hay emisiones; emisión es la acción de emitir (lanzar, difundir, divulgar). Luego: «Primera emisión de Noticias Caracol».  

4. «Al lugar acudió el Cuerpo de Bomberos y la Policía, quienes ubicaron el vehículo…». A muchos periodistas noveles aún no les queda claro el concepto de plural, por lo que su aplicación falla en la redacción de las noticias. Así se nota en este ejemplo, publicado en el rotativo Vanguardia (Bucaramanga). Cuerpo de Bomberos y Policía constituyen plural, luego el verbo (acudir) debe concordar con el mismo número gramatical: acudieron. Dos, el pronombre relativo quienesestá mal empleado, puesto que se habló de dos instituciones, no de dos personas. De ello tendremos: «Al lugar acudieronel Cuerpo de Bomberos y la Policía, que ubicaron el vehículo…».

5. «¿Fedegán, preocupado por llegada de leche importada». Si la palabra federación, de donde nació el acrónimo Fedegán, es palabra de género femenino, no hay razón para que el participio del verbo preocupar (preocupado) se haya escrito en género masculino. De tal forma no hay concordancia de género gramatical, como lo indica la norma; luego hay error. Corrección: «Fedegán, preocupada por llegada de leche importada». También: «Preocupación en Fedegán por ingreso de leche del extranjero».

6. «Señores vanguardia dónde está el vídeo que hablan???????». Un lector no identificado escribió este comentario en el espacio destinado para las opiniones. Hay tres errores en tan corta oración gramatical, veamos: 1. La palabra Vanguardia debe escribirse en mayúscula inicial, por ser un nombre propio. 2. Faltó un conector entre los vocablos video y el verbo hablan. 3. Sobran seis signos finales de interrogación y falta el signo inicial. Corrección: «Señores de Vanguardia: ¿dónde está el vídeo del que hablan?». También: «Dónde está el video que anuncian?». 

2. «La Policía informó de que ha instalado un puesto de identificación de cadáveres». Titular de la Agencia de noticias EFE. Esta forma de dequeísmo es común en España, pero no significa que sea castiza o correcta. Al revés, se hace más visible viniendo de una agencia de noticias de tanta experiencia como EFE. Corrección: «La Policía informó que ha instalado un puesto de identificación de cadáveres».

7. «… habían 7 menores de edad acompañando a los adultos». En una noticia del diario El Heraldo (Barranquilla), sobre el pastor protestante que retuvo en su casa a 25 personas, con el anuncio de que Jesucristo vendría por ellos el 28 de enero (que resultó un fiasco, como en tantas otras ocasiones). Alucinado en materia gramatical, como aquel protestante enfermizo, también estuvo el redactor de la oración en cita, pues al verbo haber le puso plural, que no lo tiene por ser verbo auxiliar. Redimamos esa caída: «… había 7 menores de edad acompañando a los adultos».

8. «La hermana de Katherine contó que la intensión de la afectada era realizarse una rinoplastia». De la página virtual de RCN Radio, esta oración gramatical contiene dos notorias imprecisiones: 1. Una intensión (de donde deviene intensidad) es el grado de ‘fuerza con que se manifiesta un agente natural, una magnitud física, una cualidad, una expresión’. En cambio, intención es la ‘determinación de la voluntad en orden a un fin’, que era ─muy seguramente─ la que tenía la víctima del erróneo procedimiento quirúrgico que se denunciaba en la noticia. 2. No terminan de darse cuenta de su equivocación quienes hablan sobre cambios estéticos en sus cuerpos. Es claro que nadie se hace operaciones por sus propios medios, si así fuese les iría peor que ponerse en las manos de médicos irresponsables. Debieron escribir: «La hermana de Katherine contó que la intención de la afectada era que le realizaran una rinoplastia». ¡No es difícil ser precisos!

9. «Comité revocatorio del mandato del alcalde, Juan Carlos Cárdenas mantiene su nombre». Titular en Vanguardia. La omisión de una coma hace que se diga lo que, probablemente, no se quiso decir; o que se dé una interpretación distinta a lo escrito. En el caso de este título informativo del diario de la familia Galvis Ramírez (Bucaramanga), es obvio que el ingeniero Juan Carlos Cárdenas mantiene su nombre, nunca ha dicho que quiere cambiárselo. ¿Por qué razón se lo cambiaría? La primera oración simple aparece aquí como una «antesala» a tal anuncio. En realidad, fue una metida de pata el no haber puesto coma después del apellido del mandatario de la capital santandereana. Debieron escribir: «Comité revocatorio del mandato del alcalde, Juan Carlos Cárdenas, mantiene su nombre». Ahora sí. Para mayor ilustración, el nombre del citado comité es: «Sáquele Roja al Traidor». Parece más una retaliación politiquera, que una intención de castigar deficiencias en el gobierno del alcalde Cárdenas.

10. «Estos hombres de acuerdo con las autoridades tenía planeado vender esos fusiles en más de 25 millones a las disidencias de las Farc…». La autora de esta descachada múltiple es la agencia noticiosa Colprensa, de Bogotá. Se nota total desconocimiento del uso de los signos de puntuación (la coma, en este caso), de la ortografía y de las concordancias gramaticales. Corrección: «Estos hombres, de acuerdo con lo indicado por las autoridades, tenían planeado vender esos fusiles en más de $25 millones a las disidencias de las FARC…».

/////////////

NUESTRO LÉXICO

DESPUBLICAR: En informática, retirar del acceso público un contenido en un entorno digital.

OPÍPARAMENTE: Comer de modo copioso y espléndido. Se usa más en referencia a una comida o un banquete.

YOGAR: Holgarse, y particularmente tener acto carnal. (Este vocablo está entrando en desuso).

Sobre Revista Corrientes 5178 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*