Martes de la luenga lengua:Ciervo-siervo, lenguaje incluyente, a través de, contingencia-contención

Imagen Salminter


QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA   

por  Efraim Osorio López/LA PATRIA  

(eolo1056@yahoo.com)  

¿Descuido o ignorancia? Lo primero, casi con seguridad, porque sería extraño que el editorialista de El Tiempo ignorase la diferencia que hay entre ‘ciervo’ y ‘siervo’. Sin embargo, el error quedó impreso hasta el final de los tiempos y desvirtuó de todo en dodo la analogía intentada por el redactor en este consejo: “…por duro que sea el rebusque, el camino de la ilegalidad, lanzarse como siervo entre fieras no es aconsejable…” (Un caso doloroso, 7/9/2021). Aunque también hay ‘fieras humanas’, más peligrosas incluso, la analogía del autor sería acertada si la posible víctima de esas fieras –leones o tigres, digamos– fuera un ‘ciervo’, para ellos presa fácil, pero no un ‘siervo’, cuyo hábitat no es la selva, sino los palacios de los reyes y las sedes de los gobernantes. Los dos términos –‘ciervo’ y ‘siervo’– tienen su origen en los sustantivos latinos ‘cervus-i’ y ‘servus-i’, respectivamente. El primero, que el latín tomó del griego ‘keraós’, es un “animal rumiante, de 1,30 mts. de altura más o menos, esbelto, de pelo áspero, corto y pardo rojizo en verano y gris en invierno”; el segundo, es el “esclavo de un señor” o el “nombre que se da a sí misma una persona respecto de otra para mostrarle obsequio y rendimiento”. Los viejos recordamos que en las cartas poníamos antes de la firma “su atento y seguro servidor”. ¡Ah tiempos aquellos! ***  

Lo anterior, tomado del segundo editorial de El Tiempo de ese día. En la misma fecha, y en el primer editorial, su redactor escribió lo siguiente: “Los y las integrantes de la representación colombiana…”, y más adelante, esto: “Si bien todos y cada uno de los 69 integrantes de la delegación…”. Para ser consecuente, el autor debió redactar la segunda frase así: “Si bien todos y todas y cada uno y cada una de los y las 69 integrantes…”. ¿O ‘integrantas’? Tiene razón Jacinto Cruz de Elejalde al afirmar que el ‘lenguaje incluyente’ es, no sólo ‘farragoso, nocivo e inútil’, sino también ‘traicionero’. ***  

La locución preposicional ‘a través de’ expresa que ‘algo pasa de un lugar a otro’, por ejemplo, ‘la luz pasa a través del vidrio’ o ‘la voz, a través de la pared’; también, que ‘una cosa está colocada de un lado opuesto al otro de lo expresado’, verbigracia, ‘un cable puesto a través de la quebrada’, y que ‘la acción se realiza por intermedio de una persona o cosa’, por ejemplo, ‘el libro le llegó a través de Envía’. Con esta última acepción se está abusando de tal manera, que ya fueron a dar al cuarto de San Alejo la preposición ‘mediante’ y la locución preposicional ‘por medio de’. Demostración de ello, el artículo del presbítero Luis Felipe Gómez Restrepo “La empresa BIC, un capitalismo consciente” (LA PATRIA, 12/9/2021), en el que la empleó cinco veces, tres de ellas en apenas cuatro renglones: “a través de las cuales, a través de la implementación, a través del liderazgo, a través de su fundación, a través de acciones”. Bueno es culantro, pero no tanto. ***  

Según un radioyente, una periodista de Caracol Radio, en el programa de la mañana (13/9/2021), al referirse a los problemas de terreno de las bananeras de Urabá, habló de “muros de contingencia”. Si estaba improvisando, se le puede perdonar este ‘lapsus linguæ’; si no, hay que aconsejarle a ella, o al redactor de la crónica, que vaya al diccionario para que vea la diferencia que hay entre ‘contingencia’ y ‘contención’, el término apropiado. El primero, que no tiene relación con un objeto material, sino con un hecho, y viene del latín ‘contingentia’ (‘azar’), es la “la posibilidad de que algo suceda o no”. Sus sinónimos, ‘albur, evento, azar, riesgo, probabilidad’, etc. ‘Contención’, del latín ‘contentio-onis’ (‘acción de tender con esfuerzo, tensión, esfuerzo; contienda, emulación’) significaba antiguamente ‘intención, esfuerzo, conato’: luego, a mediados del siglo pasado, ‘contienda, emulación’; hoy, también ‘acción y efecto de contener’ (“reprimir o sujetar el movimiento o impulso de un cuerpo”), que es lo que hacen los ‘muros de contención’.   

 ***

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO/Fernando Ávila

Pregunta el lector Felipe Martínez S.: ¿Por qué en la televisión dicen senior, en inglés, cuando existe la palabra sénior, en español?

Respuesta: Quizá por lo poco conocida que es la palabra española sénior, derivada del latín senior, que significa ‘mayor’, por oposición a júnior y junior, del latín iunior, que significan ‘joven’ o ‘menor’. Tanto sénior como júnior y junior se pronuncian usualmente en inglés (aproximadamente /sínior/ y /iúnior/), pero habría que tener la audacia de pronunciarlas en español, en medios influyentes como es la televisión, para que la gente del común las empiece a usar sin temor a que se oiga como pronunciación equivocada.

Pasa lo mismo con otras palabras de nuestro idioma, como iceberg, gay, alzhéimer, mánager, diésel, que se escriben así en español, pero que la mayoría prefiere pronunciar en inglés (aproximadamente /áisberg/, /guéi/, /alsáimer/, /mánaier/, /diésel/). No olvidemos que en español las palabras se escriben como se pronuncian y se pronuncian como se escriben.

Carnet

Cita: “El 43 % apoya la idea de que se pida carné de vacunación en las oficinas”.

Comentario: Se puede escribir carné, forma que figura en el Diccionario de la lengua española, DLE, desde hace unas cuantas décadas, pero también carnet, que aparece en la edición actual. La Academia, después de insistir durante años en que no usáramos el galicismo carnet, lo aceptó, y lo incluyó en el DLE, al lado de sus derivados carnetizar y carnetización. Las tres formas (carnet, carnetizar y carnetización) son más universales y más cómodas para la mayoría de los hispanohablantes. Además, con la forma carnet, que no tiene tilde, no se corre el riesgo de entender otra cosa por olvido de la tilde de carné

Defenestrar

Pregunta Marta Sepúlveda: ¿Qué significa defenestrar, que aparece en las noticias sobre la destitución del presidente de Guinea Conakri?

Respuesta: Defenestrar es ‘destituir de un cargo’, y viene del latín fenestra, ‘ventana’, pues su significado original es ‘arrojar a alguien por la ventana’.

Sobreúso

Pregunta Brayan Orduz: ¿Por qué sobreúso, palabra grave terminada en vocal, lleva tilde?

Respuesta: Porque el encuentro de la e, vocal fuerte o abierta, con la u, vocal suave o cerrada, predominante en este caso, forma uno de los hiatos que siempre deben tildarse, como pasa también con arcoíris, caímos, seudoúlcera, raíces, incluidos los casos en que ese encuentro está intermediado por la h, Piedrahíta, ahí, búho, barahúnda…

Habrá

Cita: “Habrán nuevas vías”.

Comentario: Habrán puede ir como auxiliar de otro verbo, “habrán venido”, “habrán construido”, pero no como verbo con el sentido de ‘existirán’, caso en el cual mantiene siempre su forma singular, “habrá muchos puentes”, “habrá nuevas vías”.


Preguntas: feravila@cable.net.co

EXTRANJERISMO EN EL MUNDO DE LA MODA 

Fundacion para el Español Urgente(FUNDÉU) 

Con motivo de la nueva edición de la Mercedes-Benz Fashion Week, que se celebra en Madrid entre el 16 y el 19 de septiembre, a continuación se ofrece una lista de equivalentes en español a extranjerismos habituales en el mundo de la moda: 

backstage: bambalinas, bastidores 

casual: (estilo) informal 

catwalk: pasarela 

celebrities: famosos 

clutch: bolso de mano, bolso de fiesta, cartera 

coolhunter: cazatendencias o buscatendencias 

denim: tejido vaquero, mezclilla 

dress code: etiqueta, código de vestimenta, reglas de vestimenta 

fashion trendy: de última moda, de moda, lo último, tendencia 

fitting: prueba de vestuario 

front row: primera fila 

glitter: brillante 

it-girl: chica de moda, chica icono 

jumpsuit: mono 

look: imagen, estilo, aire 

lookazo: modelazo, estilazo, imagen espectacular o buen aspecto 

lookbook: catálogo, porfolio o libreta de tendencias 

make up: maquillaje 

monochrome: monocromático, monocromo, monocolor 

monogram: monograma 

mule: babuchas, sandalias tipo babucha 

must o must have: (prendas, accesorios…) imprescindibles o infaltables 

new face: (para modelos) cara nueva 

outfit: conjunto 

oversize: holgado 

paillette: lentejuela 

print: estampado 

shooting: sesión fotográfica 

shopping: ir de compras 

showroom: salón de exposición 

sneakers: (zapatillas) deportivas 

sport wear: ropa deportiva 

stretch: elástico 

top model: supermodelo 

tricot: punto 

A pesar de la recomendación general de evitar los extranjerismos siempre que tengan equivalentes en español, en este mundo de la moda hay términos extranjeros ya asentados en nuestra lengua, como vintage (ropa de hace más de veinte años o inspirada en ella), prêt-à-porter (‘lista para llevar’, ropa hecha en serie) y outlet (tienda de productos descatalogados y rebajados). Si se utilizan estas voces, lo adecuado es escribirlas en cursiva o, si no se dispone de ese tipo de letra, entrecomilladas. 

Algunas voces de otros idiomas, como el galicismo atelier (‘taller o estudio de un pintor, de un escultor o de un modisto’), se han incorporado ya plenamente al español y aparecen recogidas en redonda en el diccionario académico. 

**** 

TE AMO, NATURALEZA 

 Así se titula el primer libro de la poeta Lucy Domínguez.  La sicóloga Luz María Merino Navia, escribió en el prólogo de la obra que será lanzada el 14 de octubre en la Biblioteca José Félix de Restrepo de Envigado: 

“Su trasegar por las letras, la filosofía y la sicología esculpió huellas en su alma y espíritu inquietos, que luego de ricas experiencias se proyectarían en cantos y poemas. Pero también la majestad de los ancestros, a los cuales rinde hoy homenaje en sus escritos, acompañó sus notas de reflexión y de silencio. Y a la naturaleza toda escribe  versos que parecen arrullos: entre cantos y poesía reconoce el valor de lo creado. 

A lo largo de las páginas encontraremos conceptos transversales como el amor por lo bucólico, el amor por el Amor, la figura del sol como cómplice: testigo y presencia divina”. 

CONTENIDO 

El contenido del libro «TE amo, naturaleza»   está dividido en dos partes: 

POEMAS: En la primera parte con temas desde la concepción hasta 

conceptos de eternidad. Temas vivenciales, románticos, terapéuticos, 

naturalistas canto sobre culturas ancestrales… 

PROSA: En la segunda parte del libro, temas (ensayos) sobre: salud del 

cuerpo, reencarnación, vida en otros mundos habitados, protección a los 

animales, al medio ambiente y valores campesinos, árboles genealógicos, 

transformaciones que nos ha traído la pandemia, etc. 

Sobre Revista Corrientes 6056 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*