Martes de la luenga lengua: Trasegar, móvil, concordancia, a

El castellano-español Imagen aprendamas

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA 

Por  Efraim Osorio López eolo1056@yahoo.com

Trasegar

De todas maneras, mal empleado, pues este verbo no significa ‘actuar’ ni ‘operar’ ni, menos, ‘soportar’ o ‘sufrir’. 

‘Trasiego’ es la “acción y el efecto de trasegar”, verbo que encanta a muchos redactores, pero que nunca, nunca, nunca emplean con las acepciones correctas, las siguientes: “Trastornar, revolver. // 2.Mudar las cosas de un lugar a otro, y especialmente un líquido de una vasija a otra. // 3. Beber en cantidad vino y licores”. Estas definiciones me dan la razón cuando digo –y en estas apuntaciones lo he escrito más de cuatro veces– que los que echan mano de él lo hacen erradamente, pues le dan la significación de ‘recorrer’, ‘ejercer una actividad’, o ‘actuar, operar’, acepción que le asignó el periodista Juan Manuel Acevedo en su artículo sobre los magistrados de la CSJ: “…los que tienen detenido el normal trasegar de la justicia” (El Tiempo, 28/1/2020). En el mismo diario, el abogado Javier Baquero explicó por qué lloró durante la imputación de cargos a su defendido: “Al escuchar el relato de lo que fue el trasegar de ese menor camino a la muerte, pensé en mis hijos y en el dolor que habrá sentido ese niño” (5/2/2020). ¿Quiso decir ‘soportar, sufrir’? Los sinónimos de ‘trasegar’ son ‘trasbordar; trastornar, revolver, confundir; transvasar’. Mencioné al principio el sustantivo ‘trasiego’, porque en las frases glosadas, sus redactores lo habrían podido usar en vez del infinitivo ‘trasegar’, que en ellas hace las veces de sustantivo. De todas maneras, mal empleado, pues este verbo no significa ‘actuar’ ni ‘operar’ ni, menos, ‘soportar’ o ‘sufrir’. Nota: En ‘Rinconete y Cortadillo’, una de las ‘Novelas ejemplares’ de Cervantes se lee: “Y aplicándosele a los labios, de un tirón, sin tomar aliento, lo trasegó del corcho al estómago, y acabó diciendo:  

–De Guadalcanal es, y aún tiene un es no es de yeso el señorico. Dios te consuele, hija, que así me has consolado; sino que temo que me ha de hacer mal, porque no me he desayunado”. Y esto lo escribió el genio hace más de cuatrocientos años. *** 

Generalmente, cuando cometemos un delito, desacatamos una orden o le hacemos daño al prójimo, tenemos motivos para hacerlo; lo mismo, cuando realizamos obras de caridad y actuamos rectamente. Esos ‘motivos’ son llamados ‘móviles’, porque, como su nombre lo expresa, son todas aquellas cosas –circunstancias, hechos, pasiones– que nos impulsan a actuar recta o torcidamente. De acuerdo con esto, dichos móviles sólo pueden atribuirse a las acciones de los seres humanos y aun a las de los animales irracionales, no a cosas inanimadas ni a accidentes en los que no interviene la voluntad humana. El editorialista de LA PATRIA no tuvo en cuenta este ‘detalle’ en la siguiente información:   “Se cree que un microsueño pudo ser la causa del accidente, aunque se estudian todos los posibles móviles” (1/2/2020). En este caso, sólo se puede hablar de ‘causas’ –microsueño, cansancio, exceso de velocidad, frenos en mal estado, etc.–, no de ‘móviles’, a no ser que hubiese sido provocado por malhechores, pero, en este caso, ya no se trataría de un ‘accidente’ (“suceso eventual o acción de que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas”),  sino de una ‘acción criminal’, espantosa y detestable, como todas las de los terroristas. ***

Es de gramática elemental la norma que enseña que el ‘participio’ de los verbos, por ‘participar’ de la  naturaleza del adjetivo, concuerda en género y número con su sustantivo, verbigracia, ‘los niños deben ser protegidos’. En la siguiente recomendación, se viola esta norma: “Solo integrados podrán fortalecerse estas poblaciones” (LA PATRIA, editorial, 4/2/2020). ‘Integradas’, participio pasivo, femenino plural; ‘poblaciones’, sustantivo, femenino plural. ¿Entonces? “Solo integradas podrán fortalecerse estas poblaciones”. Concordancia. ***

Titular de primera página de El Tiempo: “Red internacional suspendió al Centro de Memoria Histórica” (2/4/2020). ‘Suspender’ es un verbo transitivo, es decir, que tiene complemento directo, complemento que no necesita ser introducido por la preposición ‘a’, pues el artículo es suficiente para determinarlo: “…suspendió el Centro de…”. 

qué es mamerto, término que usó Margarita Rosa para referirse a Jesús

Comentarios de Fernando Ávila y otros

La actriz Margarita Rosa de Francisco ha sido tendencia en las últimas horas por un trino suyo en el que dijo que Jesucristo era un mamerto. La discusión ha sido impulsada, sin duda, por el origen y significado del vocablo mamerto, posiblemente uno de los más usados en el último medio siglo en la jerga política.

La polifacética actriz afirmó: “Yo no sé por qué tanto facho es fanático de Jesucristo, el más mamerto de todos. El mamerto de los cielos”.
En las últimas horas, ella agregó: “Indignados de bien: eso les pasa por creer que ‘mamerto’ es un insulto”.

(El tuit completo es: “Yo no sé por qué tanto ‘facho’ es fanático de Jesucristo, el más mamerto de todos. El mamerto de los cielos”).
El lingüista Fernando Ávila, director Académico de la Fundación Redacción, anota que en la actualidad ‘mamerto’ es (desde la perspectiva del fascista o facho) el que predica la paz (con las Farc, con el Eln…) y la igualdad (la inclusión), como lo haría Jesucristo (“manso y humilde de corazón”), lo que hace contradictorio (o al menos paradójico) que el facho lo tenga como ídolo.
Para el experto en el idioma, la situación es sencilla y “eso es lo que creo que debe entenderse del tuit de Margarita Rosa”. Según él, “el facho, en cambio, ve a Jesucristo como el justiciero”. “Fuego he venido a traer a la Tierra, y qué quiero si no que arda”. El mensaje de Jesucristo, y la Biblia en general, da para todo, sentencia.
La cuestión pasa porque en la historia política del país y en distintos escenarios la palabra ha sido concebida como un insulto.)
El término tiene la singularidad de que es un colombianismo, aunque en otros países de Latinoamérica, principalmente Ecuador, se usa en ocasiones para denominar a alguien lento o torpe.

Pocos conocen su significado y la mayoría la usa con excesiva liberalidad; generalmente de forma despectiva

El profesor Jorge Hernán Arbeláez Pareja, de la Universidad Nacional, seccional Manizales, escribió un texto ilustrativo del origen de la palabra, en el que afirma que “pocos conocen su significado y la mayoría la usa con excesiva liberalidad; generalmente de forma despectiva”.

Para él, la palabra mamerto tiene cuatro orígenes:

1. “Un texto largo y dificultoso es muy mamerto. Así lo dicen algunos que pocas veces o casi nunca leen por placer y que se marean cuando están obligados a consumir dos páginas distintas a las de las secciones deportivas de los periódicos y las revistas”.

2. “Mamerto es todo aquel que gusta de llevar ‘la contraria’, que ‘desarma un balín’, como diría mi abuela; que encuentra ‘peros’ en todo”.

3. “Mamertos para la mayoría son aquellos que o bien militan en algún grupo de izquierda o bien se portan de la forma como la mayoría consideran que proceden los ‘izquierdosos’ “.

4. “La acepción original está vinculada con uno de los partidos colombianos, el Partido Comunista (PCC), tradicional por sus ocho décadas de existencia”.

Él relata la historia que califica de “simpática”. “Cuando alboreaban los años 60 comenzaron a surgir organizaciones de izquierda inspiradas en el ejemplo de la Revolución Cubana. Las agremiaciones sindicales, campesinas y el movimiento estudiantil eran hasta entonces instrumentos de los partidos liberal y conservador y de la llamada democracia cristiana”.

SIGLAS EXTRANJERAS

Fundación para el español urgente /FUNDÉU

Con respecto a la escritura de las siglas extranjeras en textos en español, conviene tener en cuenta lo siguiente:

— Como norma general, en la tradición ortotipográfica española, las siglas se escriben en letra redonda, incluso aunque la sigla sea extranjera. Así, lo adecuado es escribir CD o IBM, en redonda precisamente por su condición de siglas.

 El desarrollo de estas siglas extranjeras puede componerse en redonda o en cursiva, dependiendo de si se trata de la sigla de un nombre común o de un nombre propio. De este modo, se escribe compact disc, desarrollo de CD, con iniciales minúsculas y en cursiva por ser una denominación común escrita en otra lengua, pero International Business Machines, desarrollo de IBM, con iniciales mayúsculas y en redonda por ser un nombre propio.

— Según indica el Diccionario panhispánico de dudasse recomienda, con carácter general, traducir las siglas extranjeras. Sin embargo, resulta preferible mantener la grafía original cuando se trate de siglas o acrónimos de origen extranjero que ya estén asentados en el uso, correspondan a nombres comerciales o presenten dificultades de traducción: Unesco (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization).

— La Academia aconseja, además, que no se traduzcan las siglas de realidades que se circunscriben exclusivamente a un país extranjero, sin correspondencia en el propio: IRA (Irish Republic Army) o CIA (Central Intelligence Agency).

— En los textos informativos es conveniente intentar traducir las siglas internacionales, como NATO (North Atlantic Treaty Organization), que en español se transforma en OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), o UNO (United Nations Organization), que adaptada al español es ONU (Organización de las Naciones Unidas).

— Se aconseja, por último, indicar la primera vez que se escriba una sigla no muy difundida las palabras a las que corresponde, así como su traducción o equivalencia: DEA (Drug Enforcement Administration, Administración para el Control de Drogas), o bien escribir primero el nombre completo y poner después la sigla entre paréntesis: Unión Nacional Africana de Zimbabue (ZANU).

VER TAMBIÉN

➤ siglas y acrónimos, claves de redacción

El elemento sino- está vinculado al estudio de la lengua y la cultura de la China. Por eso, lo encontramos en palabras como sinología, sinograma, etc. También, por ejemplo, se habla de las lenguas sinotibetanas, entre las cuales están el mandarín y el cantonés, y las lenguas siníticas.

El elemento chino-, en cambio, remite más a la mera pertenencia o conexión con el país, como en chinoamericano, que es el americano de origen chino, en guerra chino-japonesa o, en el caso que menciona, chinofobia, que es la ‘aversión a los chinos y a la China’. Morfológicamente, es un término bien formado que no cabe censurar, aunque siempre es posible marcarlo con comillas si el redactor las considera necesarias, en función del texto concreto en el que se emplee. 


Sobre Revista Corrientes 3477 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*