Martes de la luenga lengua: Tiempos verbales, trata, eminente, inminente, adecuar, numerales partitivos

Imagen graflapersistencia.com

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por  Efraim Osorio López

[email protected]

Según esto, el policía fue puesto preso antes de que cometiera el delito

Titular de El tiempo: “Enviaron a la cárcel a policía que integraría red de trata” (12/28/2022). Según esto, el policía fue puesto preso antes de que cometiera el delito. Ello es que ‘integraría’ es el pospretérito (potencial simple) del verbo ‘integrar’, lógicamente, e indica un tiempo posterior al momento en que se anuncia, no en el actual, sino en el pasado, verbigracia, ‘el año pasado me prometiste que en éste me visitarías’. En otras palabras, el pospretérito expresa un hecho que en el pasado era un posible futuro. Otro ejemplo: ‘el actual gobernante dijo en su campaña que él sería el del cambio’. Como todos. Volviendo al titular glosado, tampoco ‘cuadra’ en él el potencial compuesto (antepospretérito) –‘habría integrado’–, porque éste expresa un hecho posiblemente realizado visto desde un tiempo anterior a él, por ejemplo, ‘hace un mes creíamos que para la semana pasada el problema ya habría sido resuelto’. Además, el sustantivo ‘trata’ se emplea únicamente para designar el comercio de seres humanos, ya sea para venderlos como esclavos –lo que antes se llamaba ‘trata de negros’–, o para someterlos a la prostitución, especialmente a las mujeres, lo que se denomina ‘trata de blancas’. De acuerdo con estas nociones, el titular de El Tiempo debió ser éste, o uno parecido: “Enviaron a la cárcel a policía que presuntamente integró una red de trata de blancas”. ***

Hay cuatro palabras en nuestro idioma que tienen la peculiaridad de servir de escollo en el que tropiezan algunos de los que las usan: son ellas los verbos ‘infringir’ e ‘infligir’ y los adjetivos ‘eminente’ e ‘inminente’. Es frecuente, más de lo aceptable, el uso de ‘infringir’ (‘transgredir, pecar’) por infligir’ (‘causar daño, castigar’); menos usual, pero ocurre, el empleo de ‘eminente’ por ‘inminente’, como lo hizo el presbítero Efraín Castaño en esta oración: “Navidad no es fiesta parrandera y de gastos nada juiciosos, pólvora de eminente peligro, reuniones que terminan en tragedias increíbles entre cristianos y humanos” (LA PATRIA, 28/12/2022). ‘Eminente’ (del adjetivo latino ‘eminens-entis’ –‘alto, elevado’) es algo que sobresale entre otros, ya sea físicamente, un árbol, por ejemplo; o intelectualmente, Einstein, verbigracia, o por cualquier otra cualidad o rango en una sociedad. E ‘inminente’ (del participio presente del verbo latino ‘inminere’ – ‘amenazar’)  se aplica a algo que está a punto de acaecer, que amenaza. Sobra decir que esto último fue lo que el padre Castaño pretendió decir del uso de la pólvora. Y una pregunta: ¿no son humanos los cristianos? ***

Los verbos ‘adecuar’ y ‘colocar’ son sinónimos únicamente con la significación de ‘acomodar’, a saber, “colocar algo de modo que se ajuste o adapte a otra cosa”, por ejemplo, ‘acomodó al niño en su cochecito’. De acuerdo con esto, me parece que el verbo ‘adecuar’ no está bien empleado en la siguiente frase de LA PATRIA: “Los alumbrados están adecuados en zonas céntricas” (Navidad en Londres, 28/12/2022). El ‘adecuado’ para esta información es el verbo ‘colocar’. Si lo que se quiso expresar fue su acertada adaptación al lugar en que fueron ‘colocados’, su redacción debió ser ésta: “Los alumbrados son los adecuados para estas zonas céntricas”. Si no, así: “Los alumbrados están colocados en zonas céntricas”. Porque ‘adecuar’ significa “proporcionar, acomodar, apropiar algo a otra cosa”. Otros de sus sinónimos: ‘apropiar, ajustar, arreglar, apañar, igualar’. ***

La desinencia ‘avo-a’ se utiliza para formar los ‘numerales partitivos’, verbigracia, ‘a Chepe le correspondió la doceava parte de la herencia’. Es muy frecuente su uso en lugar de los ‘ordinales’, y que Vargas averigüe por qué. Esto escribió el columnista de El Tiempo Andrés F. Balaguera S.: “La brasileña Beatriz Haddad Maia pasó de ser la última (…) a terminar este año como la quinceava mejor tenista del mundo” (El Tiempo, Andrés F. Balaguera S., 29/12/2022). Castizamente, de esta manera: “…a terminar este año como la décima quinta mejor tenista del mundo” “la decimoquinta”. Elemental. 

Sobre Revista Corrientes 6867 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]