Martes de la luenga lengua: Tanto o más que, éctasis, pleno, vedado-a, hasta a

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por Efraim Osorio López/LA PATRIA 

Tanto o más que, éctasis, pleno, vedado-a, hasta a 

Aun al oído le chirría esta construcción, al que sí le suena armoniosamente la castiza ‘tanto o más que’. 

De Cervantes: “–Déjeme, vuestra merced, señor licenciado, que no es razón que yo esté a caballo, y una tan reverenda persona como vuestra merced esté a pie” (I-XXIX). El adjetivo ‘tanto-a’ (‘tan grande o muy grande’) se apocopa únicamente cuando precede inmediatamente al término que refuerza (adjetivo), como en el ejemplo propuesto. Es usual en la locución comparativa ‘tanto o más que’ emplear la apócope de ‘tanto’, equivocadamente, por supuesto, como en la siguiente muestra: “…de manera que la realización de audiencias virtuales sea una situación tan o más frecuente que la presencialidad” (El Tiempo, editorial, 31/3/2021). Aun al oído le chirría esta construcción, al que sí le suena armoniosamente la castiza ‘tanto o más que’. Es el mismo caso de la locución ‘tanto es así que’, que algunos escriben o dicen ‘tan es así que’. En este giro, ‘tanto’, que en este caso es adverbio, se apocopa si precede al adverbio ‘así’, ‘tan así es que…”. Cosas de la gramática. *** 

¿Qué tienen que ver berzas con gazpachos?, pregunta un refrán cuando alguno habla de cosas sin sentido o que no tienen nada que ver con el asunto del que se está hablando. Por ejemplo, ¿qué tiene que ver la figura literaria ‘éctasis’ con los pedófilos? Pregunto, porque el columnista Simón Gaviria Muñoz escribió: «Los componentes sadomasoquísticos, ritualistas, y de éctasis asociados a la muerte del menor, no tienen cura en la literatura científica» (LA PATRIA, 6/4/2021). ¿Quiso escribir ‘éxtasis’ (exaltación? Lo ignoro. En todo caso, ‘éctasis’ sí queda ahí ‘como mosca en leche’, porque es una figura literaria que consiste en ‘alargar una vocal breve’, es decir, ‘acentuarla’. Viene del griego a través del latín ‘ectasis’, idioma en el que era indispensable en la métrica para lograr el ritmo característico de los distintos versos. Entre paréntesis, de cuando estudiaba la métrica latina, uno de los verbos que recuerdo era ‘elongatur’ (‘se alarga’). En castellano, enseña el diccionario de M. Moliner, “se trata, en realidad, de un cambio de sílaba átona en acentuada; como «maquina» por «máquina»”. En el mismo artículo, se pregunta: “Pero ¿qué ocurre si para ciertos pedófilos la reincidencia es plena?”. Según el contexto, pretendió expresar que la ‘pedofilia’ (‘paidofilia’, “atracción erótica o sexual que un adulto siente hacia niños o adolescentes”) no tiene cura, por lo que los que padecen esta condición están siempre propensos a la ‘reincidencia’. Por esto, el adjetivo ‘plena’ (‘llena, repleta, colmada’) no es el justo para calificarla. ‘Inevitable, ineludible, ineluctable, apremiante, acuciante’, sí. *** 

De la siguiente manera el editorialista de El Tiempo comenta sobre las medidas que la alcaldesa de Bogotá tomó para disminuir la criminalidad en la capital del país: “…es el tipo de acciones que la ciudadanía quiere ver: presencia de la autoridad, más policías y mensajes claros de que no hay zonas vedadas para el crimen” (7/4/2021). Leí y releí la última parte de esta declaración. Y volví a leerla y a releerla, porque, si la entendí, y si es así como piensa la señora Claudia López, los bogotanos no tienen más remedio que liar bártulos y poner tierra de por medio, pues su ciudad se va a convertir en el paraíso de toda clase de maleantes, pues “no hay para ellos zonas vedadas” (prohibidas’). ¡Cómo le parece! *** 

De la misma fuente, pero de otro día, lo siguiente: “…dos patrulleros hicieron uso excesivo de la fuerza y llegaron hasta a torturar a Ordóñez…” (El Tiempo, editorial, 21/3/2021). La concurrencia de estas dos preposiciones (‘hasta a’) pudo ser un ‘lapsus machinae’, pero no por ello deja de ser un error. La preposición ‘hasta’ puede ir acompañada de otras preposiciones, por ejemplo, ‘sirve hasta para remedio’, pero no con la preposición ‘a’, pues con ésta se convierte en pleonasmo, ya que en este caso tienen el mismo oficio, a saber, el de expresar el límite de la acción. 

EL lenguaje en el tiempo 

Por Fernando Ávila/El Tiempo 

Cita de noticiero de TV: “El treinta y un por ciento ha sido vacunado”. Comentario: Los números terminados en uno, como 21, 31, 51…, se deben leer de la siguiente manera: de forma apocopada ante sustantivo masculino, veintiún alumnos, treinta y un burros, cuarenta y un carros; terminado en a, ante sustantivo femenino, veintiuna personas, sesenta y una palomas, ochenta y una casas, y terminado en o, ante preposición (con, sin, de, por…), veintiuno de abril, veintiuno de ellos, treinta y uno por ciento. 

Sinalefa

Cita de banderola de noticiero de TV enviado por Jaime Torralba: “Perdomo iba ser extraditado a EE.UU.”. Comentario: A “Iba ser” le falta la preposición a. Lo correcto es “Iba a ser”. Es verdad que no se pronuncia “iba a ser”, por la sinalefa natural que se hace al leerlo en voz alta, pero en el lenguaje escrito deben escribirse la “a”.

Sinalefa es la unión de la última vocal de una palabra con la primera de la que sigue. Por ejemplo, “Allá arriba en aquel alto” es un verso que tienen diez sílabas, pero se debe recitar o cantar en ocho, “Allárribæn aquel alto”, que es la medida del verso en trovas y coplas. Eso no significa que al escribir el verso se omitan vocales. El cantante o el recitador lo hacen de forma natural, porque así lo exige la métrica. El hablante común también hace las sinalefas que evitan una antipática pronunciación de todas y cada una de las vocales, como lo hacía alguno que otro locutor de la antigua radio.

Los troveros y copleros son repentistas. Tienen el don de improvisar en instantes coplas, con cuatro versos de ocho sílabas, sinalefas incluidas. Además, hacen que rimen el segundo verso y el cuarto. Lo voy a intentar, a ver si sale. “Los lectores no requieren / instrucciones agobiantes / sino simpáticas normas / para simples caminantes”. ¡Salió! “¡Qué divertido es hablar / del idioma de Cervantes / como lo hacían los abuelos / en esas tertulias de antes!”. ¡Uf! ¡Qué salvada! No hay muchas palabras que terminen en -antes. 

Hasta

Pregunta Jorge Enrique Baquero: ¿“James no juega hasta abril”, y “Millonarios metió un gol a través de tal jugador” son frases incorrectas? Respuesta: Estas dos frases son correctas, pues la preposición hasta tiene como tercer significado ‘no antes de’, y a través de significa ‘por mediación de’.

Tema

Pregunta Humberto Castaño Bello: ¿Son correctas frases como “se enfermó del tema del cóvid” o “No llegó por el tema del trancón”? Respuesta: Se puede obviar “tema”, que no es ‘problema’, sino ‘materia sobre la que versa un discurso’.

Preguntas: feravila@cable.net.co 

RAMADAN, CLAVES DE REDACCION 

Fundación para el español urgente 

Se ofrecen a continuación una serie de claves para una buena redacción de las noticias sobre el Ramadán: 

1. El mes y el ayuno de ramadán, con minúscula 

El término ramadán, que alude al mes en el que el islam prescribe el ayuno obligatorio para los creyentes, se escribe con inicial minúscula por tratarse del nombre de uno de los doce meses del calendario musulmán: «Según la tradición islámica, otras revelaciones tuvieron lugar en el mes de ramadán». El nombre de ese mes se usa en español con el significado de ‘ayuno’ como en «El presidente del Yemen incumplió el ramadán al beber un vaso de agua en público». En este caso se escribe también con inicial minúscula.  

2. El periodo religioso de Ramadán, en mayúscula 

Sin embargo, tal y como señala la ortografía académica, cuando hace referencia concretamente al período religioso, se escribe con inicial mayúscula, como, por ejemplo, «El Ramadán puede dejar cerca de 20 millones de euros en los comercios locales». 

3. Fiesta del Fin del Ayuno, en mayúsculas 

Las expresiones Aíd al Fitr o Fiesta del Fin del Ayuno, con mayúsculas en nombres y adjetivos, son las recomendadas para referirse a la festividad con la que se termina el Ramadán. 

4. Las palabras islam islamismo, en minúscula 

También las palabras islam e islamismo se escriben en minúscula, al igual que los sustantivos que designan a las distintas religiones o al conjunto de los fieles que las profesan. 

5. Islámico e islamista no son sinónimos 

Conviene recordar que islámico significa aquello que está relacionado con el islam (cultura islámicaarquitectura islámica…), y no es lo mismo que islamista, que hace referencia a quienes propugnan la aplicación de la ley islámica en la vida política. 

DUQUE DE EDIMBURGO, CLAVES DE REDACCIóN 

Con motivo del fallecimiento del príncipe Felipe, duque de Edimburgo, a continuación se ofrece una serie de claves para una buena redacción de las noticias relacionadas: 

1. El título de duque, en minúscula 

La denominación duque de Edimburgo se escribe con minúscula inicial, de acuerdo con las normas de la ortografía académica para títulos nobiliarios, vayan o no acompañados del nombre de la persona que los ostenta. Esta norma se hace extensiva al resto de los títulos que poseía. 

2. Palacio de Buckingham y otros edificios 

Tal y como se explica en la Ortografía de la lengua española, los sustantivos comunes que forman parte de los nombres de edificios y monumentos pueden escribirse con mayúscula o minúscula iniciales (abadía de Westminster, Palacio de Buckingham, palacio de St. James, palacio de Windsor). 

3. Tratamientos protocolarios 

Expresiones como su alteza realmajestad o excelencia se escriben preferiblemente con minúsculas, especialmente cuando no van acompañadas del nombre propio

4. Gran BretañaReino Unido e Inglaterra, diferencias 

El nombre oficial de este país es el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, aunque lo habitual es utilizar su forma corta: el Reino Unido

Reino Unido no es sinónimo de Gran Bretaña, pues esta última está formada por Inglaterra, Escocia y el país de Gales, mientras que el Reino Unido comprende Gran Bretaña e Irlanda del Norte. 

5. La expresión funeral real, con minúsculas 

Los nombres de actos son denominaciones comunes, de ahí que no sea necesario destacar expresiones como funeral real u otras referidas a actos fúnebres o solemnes con mayúsculas. 

6. La Marina o la Corona, con mayúsculas 

Los nombres de instituciones, como la Marina o la Corona, cuando alude al ‘órgano al que corresponde la jefatura del Estado’, se escriben con mayúsculas iniciales, tal y como se recoge en el Diccionario de la lengua española. 

7. Cardiaco y cardíaco, formas válidas 

El pasado mes, había sido operado de una dolencia cardíaca. Sobre este último adjetivo cabe señalar que, según explica el Diccionario panhispánico de dudas, puede elegirse entre escribir con tilde o sin ella las palabras que contienen el sufijo -íaco/-iaco. La pronunciación más tradicional es la que se corresponde con la grafía acentuada (cardíaca), pero es igualmente apropiada la acentuación llana -iaco (cardiaca). Si bien en Hispanoamérica se emplea comúnmente la acentuación esdrújula, en el español de España se prefiere la pronunciación llana. 

Sobre Revista Corrientes 4771 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*