Martes de la luenga lengua: Sueños, intensión-intención, sin sentido, donde

CUMBRE CLIMÁTICA/CLAVES DE REDACCIÓN

Fundación para el Español Urgente/RAE

Con motivo de la celebración de la Conferencia de las Partes (COP27) sobre el cambio climático, se ofrecen algunas claves para una buena redacción de las noticias relativas a este acontecimiento.

1. Crisis climática, cambio climáticoemergencia climática

La expresión crisis climática es más adecuada que cambio climático para referirse a la magnitud y a las consecuencias del calentamiento global causado por la actividad humana. Además, comienza a tener también uso emergencia climática. Las tres expresiones (crisis climática, cambio climático emergencia climática) se escriben enteramente en minúsculas, pues no constituyen nombres propios, sino denominaciones meramente descriptivas.

2. Nombre completo

El nombre completo de la reunión es Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, un encuentro anual al que los medios suelen denominar también conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climáticocumbre sobre el cambio climático o cumbre del clima, expresiones que se escriben en minúscula al no tratarse del nombre oficial.

3. Las siglas COP e IPCC

También se emplea para aludir a esta conferencia la sigla COP, que, aunque viene del inglés Conference of the Parties, es la de uso frecuente en los medios de comunicación en español. Se le añade el número de la edición correspondiente, de modo que la actual se denomina COP27. Otras alternativas, aunque minoritarias, son la sigla CP y la grafía con espacio COP 27. 

Por otro lado, la sigla IPCC, que viene del inglés Intergovernmental Panel on Climate Change, también se utiliza habitualmente en castellano. Aun así, para escribir la expresión completa se emplea la forma española Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, con las iniciales de todos los nombres y adjetivos en mayúsculas.

Sin embargo, la sigla de uso frecuente para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático es CMNUCC (mejor que la inglesa UNFCCC).

4. Sharm al Shaij, transcripción recomendada

La transcripción recomendada del nombre de la ciudad de Egipto en la que se celebra la cumbre es Sharm al ShaijAsimismo es válida la forma Sharm el Sheij, basada en la pronunciación local. Por claridad gráfica, en los medios de comunicación es preferible prescindir del guion, aunque no sea incorrecto añadirlo, pero en cualquier caso el artículo árabe al es en minúscula. 

5. Descarbonización, término correcto

Descarbonización y descarbonizar son términos adecuados para referirse al proceso de reducción de emisiones de carbono, sobre todo en forma de dióxido de carbono. Se trata de voces que cuentan con un uso asentado en este tipo de noticias medioambientales y que están bien formadas a partir del sustantivo carbono.

6. Neutralidad en/de carbono, pero también carbo(no)neutralidad

La situación a la que se llega cuando la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que se emite a la atmósfera y la que se retira por distintas vías es la misma, dejando un balance cero o huella cero de carbono se llama neutralidad en carbono o neutralidad en emisiones de carbonoexpresiones propuestas en la base de datos terminológica de las Naciones Unidas, si bien neutralidad de carbono, con la preposición de, está ampliamente extendida en el uso.

Asimismo, es posible utilizar carbononeutralidad, compuesto lexicalizado en una sola palabra, carboneutralidad, con el acortamiento carbo con el que se suelen formar los derivados de carbono (carbohidrato, por ejemplo).

7. Acuerdo de París, en mayúscula

En una Conferencia de las Partes anterior (COP21) se aprobó el llamado Acuerdo de Parísque sustituye al antiguo Protocolo de Kioto. En ambos casos las palabras acuerdo y protocolo se escriben con inicial mayúscula, tal como señala la Ortografía de la lengua española.

8. Cómo escribir los grados

Una de las principales preocupaciones de los especialistas en el cambio climático es cuánto subirá la temperatura media del planeta en grados. El símbolo internacionalmente establecido para los grados Celsius (o centígrados) es °C, que consiste en un pequeño círculo (sin punto ni subrayado) seguido sin espacio de la letra CSe deja un espacio entre la cifra y el símbolo: «Las emisiones globales deben reducirse un 7,6 % cada año entre 2020 y 2030 para cumplir el objetivo de 1,5 °C». En escritos no especializados se puede prescindir de la C y usar solo el círculo; en tal caso, se escribe pegado al número: «La temperatura media del planeta subirá 3,2° este siglo». No es preciso destacarlo con cursiva ni con comillas.

9. Paladín, alternativa a champion

La voz española paladín (de alto nivel) es una alternativa válida al anglicismo (high level) champion en el contexto de la COP para referirse a la figura que en estas cumbres actúa en nombre del presidente de la conferencia y facilita el éxito de esta a través de diversas gestiones.

10. Nuevo pacto verde, mejor que Green New Deal

La denominación nuevo pacto verde, escrita enteramente en minúsculas por tratarse de una secuencia meramente descriptiva, es una alternativa preferible a green new deal, expresión con la que se hace referencia a un conjunto de propuestas políticas para abordar la crisis climática mediante medidas económicas sostenibles, respetuosas con el medioambiente.

11. Sabanización, neologismo válido

El término sabanización es un neologismo válido para aludir al proceso de degradación de zonas de bosque, en especial selvas o bosques tropicales, consistente en la desaparición de árboles y en la apertura de grandes claros, que son ocupados por hierba y arbustos, una configuración más propia de la sabana.

No equivale exactamente a deforestación, que suele emplearse para la eliminación completa o mayoritaria de la cubierta forestal, ni a desertificación o desertización, sinónimos que aluden a la conversión de un área en desierto; tampoco lleva necesariamente a estas, ya que en ocasiones la sabanización puede ser reversible.

12. Vergüenza de volar, equivalente de flygskam

La expresión vergüenza de volar es un equivalente válido y adecuado del término sueco flygskam, empleado en relación con un movimiento medioambiental que, difundido sobre todo por la activista sueca Greta Thunberg, llama a replantearse la necesidad de viajar en avión, dada la gran cantidad de dióxido de carbono que este tipo de transporte emite en cada desplazamiento.

13. Residuo cero, alternativa a zero waste

La expresión residuo cero, que ya cuenta con uso en español, es una alternativa válida a la denominación inglesa zero waste para referirse al movimiento que pretende evitar al máximo la generación de residuos no reciclables. Alude no solo a la basura, sino también al hecho de limitar tanto como sea posible la cantidad de residuos que no se pueden compostar o reciclar y que, por ello, perjudican al medioambiente.

14. Sostenible y sustentable, sinónimos

Los adjetivos sostenible y sustentable (el primero más utilizado en España y el segundo más común en América) son válidos para referirse al modelo de desarrollo que trata de no comprometer a las próximas generaciones con un consumo excesivo de recursos.

15. Basureo basurear, alternativas a littering

Los términos basureo y basurear son alternativas en español al anglicismo littering, término representativo de movimientos y campañas que pretenden concienciar a la sociedad de la necesidad de no abandonar residuos en lugares públicos, por las graves consecuencias medioambientales que conlleva.

16. Greenwashing, alternativas

Las expresiones ecoimpostura, lavado de imagen verde o, más coloquial, ecopostureo son algunas alternativas válidas a la voz inglesa greenwashing,que alude a una estrategia de mercado que utilizan determinadas empresas para aparentar ser más respetuosas con el medioambiente de lo que en realidad son.

17. Ecocidio, neologismo válido

El término ecocidio, formado a partir de los elementos compositivos eco- y -cidio, puede utilizarse para referirse a un daño ecológico muy grave.

18. G77, mejor que G-77

Aunque ambas grafías son válidas, en la actualidad se tiende a prescindir del guion en esta clase de combinaciones formadas por letras mayúsculas y cifras: «China es aliada del G77, mientras que la Unión Europea está abierta a la discusión».

 El lenguaje en el tiempo

Por Fernando Ávila/EL TIEMPO

El lector Darío Mesa me envía con frecuencia errores para comentar en esta columna. Entre los últimos destaco estos dos: “El centro de detención solo tiene capacidad para 75 reclusos y habían 274 ese día”, “El 9 de diciembre habrían propuestas de salario mínimo”.

El error de los dos titulares es el mismo, la pluralización del verbo haber, que por su régimen especial no se debe hacer cuando no es auxiliar. Correcciones: “había 274”, “habría propuestas”. El verbo haber solo se puede pluralizar cuando es auxiliar, “habían entrado”, “habrían presentado”, “han subido”, “hemos pensado”, “hubieron de pagar”.

Cuando no es auxiliar y se usa con el sentido de ‘existir’ se mantiene en singular, aunque el complemento sea plural, “hay uno” y “hay mil”, “hubo uno” y “hubo quinientos”, «habría una propuesta” y “habría muchas propuestas”, regla que se aplica también cuando el verbo haber tiene otro verbo como auxiliar, “Va a haber un regalo” y “Va a haber muchos regalos”, “Tiene que haber un policía” y “Tiene que haber varios policías”.

Gentilicios

Comercial de TV: “Come papa, pero que sea Colombiana”.

Comentario: Los gentilicios se escriben con mayúscula inicial cuando forman parte de un nombre propio, “Estados Unidos 

Mexicanos”, “Venezolana de Aviación”, “Colombiana, la nuestra”, pero no cuando cumplen el papel de adjetivos o modificadores de un nombre común, como “papa”, “papa colombiana”, “filete argentino”, paella española”. Esa distinción en la escritura permite establecer una diferencia semántica entre “Libia” y “libia”, “Argentina” y “argentina”, “Suiza” y “suiza”, “Ni en Libia encontré tela libia”, “Mi esposa sí es argentina, pero no la conocí en la Argentina”, “Esa empresa suiza tiene más presencia en el exterior que en la misma Suiza”.

Les

Comerciales de TV: “La gente se pasa a Tigo. ¿Por qué? Porque les conviene”, “A uno de cada seis niños les gustó”.

Comentario: Parece no haber concordancia entre “La gente” (singular) y “les conviene» (plural), ni entre “A uno” (singular) y “les gustó” (plural). En efecto, no hay concordancia gramatical, que exigiría escribir “Porque le conviene (a la gente)” y “le gustó” (a uno). Sin embargo, existe la llamada silepsis o concordancia de sentido, que admite ese cambio, en la medida en que “gente” son varias personas y “uno de cada seis” es apenas un indicativo de la proporción, “uno de cada seis”, que en 1000 son 166.

 


Cita de presentación de empresa: “Cyberlunes es una iniciativa de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico que busca generar la mejor experiencia de compra online”.

Comentario: Podría haberse escrito en español, cambiando “Cyberlunes” (inglés) por “ciberlunes” (español) y traduciendo “online” por “en línea”. ¿Por qué “cyberlunes” no puede ser palabra española, si hay tantos vocablos ingleses que entran al idioma de Cervantes con la misma escritura, como “web”, “blog”, “baipás”? Porque la i griega (y) solo cumple la función de vocal cuando va sola, “Manuela y Majo”, o cuando la palabra termina en -ay, -ey, -oy, -uy, “caray”, “rey”, “voy”, “muy”. Se puede comprobar analizando derivados de “rey”. En “reyes” se mantiene la letra “y”, pero su función cambia a consonante, y en “reina» “reinado”, “reinita” se mantiene le sonido vocal, pero pasa a escribirse con i latina (i). Cyber (inglés) solo requiere ese cambio, “ciber” (español).

FERNANDO ÁVILA*
Preguntas: fernandoavila1952@hotmail.com

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por  Efraim Osorio López/LA PATRIA

eolo1056@yahoo.com

Sueños, intensión-intención, sin sentido, donde

Sea de ello lo que fuere, para la posteridad quedó Calderón de la Barca como autor del dicho “los sueños, sueños son”. 

En su columna del 24 de octubre de 2022, el escritor José Jaramillo Mejía le atribuyó a Quevedo el dicho “los sueños, sueños son”. Y en sus cuatro letras a la Voz del lector (LA PATRIA, 28/10/2022), el presbítero Jaime Pinzón Medina lo corrigió acertadamente, afirmando que es de Pedro Calderón de la Barca. Tercio en el asunto para poner los puntos sobre las íes: de las 1.438 sentencias seleccionadas para mi libro “El pensamiento de Lope de Vega”, ésta es una de ellas “¡Oh triste imaginación, / para el mal siempre despierta! / ¿Quién dirá, viéndoos tan cierta, / que los sueños, sueños son?” (La Arcadia, Libro I). Y los últimos versos del Monólogo de Segismundo, de Pedro Calderón de la Barca, son éstos: “Una ilusión, una sombra, una ficción; / y el mayor bien es pequeño; / que toda la vida es sueño, / y los sueños, sueños son”. Como este poeta, aunque contemporáneo de Lope (1562-1635), pues nació en 1600 y murió en 1681, era más joven que él, y no había nacido cuando éste escribió La Arcadia, ¿podría decirse que lo copió? ¿O fue una coincidencia? Sea de ello lo que fuere, para la posteridad quedó Calderón de la Barca como autor del dicho “los sueños, sueños son”. ***

La columna del señor Jaime Escobar Herrera (LA PATRIA, 30/10/2022) me proporcionó tres temas para estas apuntaciones: el primero, de esta afirmación: “…solo han tratado el tema los representantes de gobierno y de los ganaderos con intensión de vender…”. Quizás porque el corrector del sistema no le subrayó ‘intensión’ en rojo, después de escribirla en lugar de ‘intención’, siguió entretenido tecleando. Y no le llamó la atención, porque es un término castizo (del latín ‘intensio-onis’ –‘acción de estirar, de tender; tensión’–), que significa “Grado de energía de un agente  natural o mecánico o de una cualidad”. Entre paréntesis, esta definición ya no aparece en la vigésima primera edición de El Diccionario (1991), y fue reemplazada por la palabra ‘intensidad’, tal vez porque ya estaba en esta entrada de la misma fuente. E ‘intención’, el término que debió emplear para expresar su idea, quiere decir, entre otras cosas, “determinación de la voluntad en orden a un fin”. Y viene también del latín ‘intentio-onis’ –‘esfuerzo hacia un fin; intención’–. Nota: en latín, ‘intención’ tiene también los significados de ‘intensión’, a saber, ‘acción de estirar, tensión’, quizás porque ambos términos vienen remotamente del verbo latino ‘tendere’ (‘tender, desplegar, desenvolver; continuar, prolongar; esforzarse’), cuyo supino tiene las dos formas ‘tensum’ y ‘tentum’. Particularidades de los idiomas. *** 

El segundo, el ‘sin sentido’ de la siguiente oración: “…estamos en mora de suministrarles el infinito número de carencias que sufren desde los sitios de trabajo…”. Semejante a esta frase: ‘Suministrarles huecos a las calles de la ciudad’. Culpable de este ‘sin sentido’ fue la elección del verbo ‘suministrar’ (“proveer a alguien de algo que necesita”) en lugar de, por ejemplo, ‘remediar’ (“socorrer una necesidad o urgencia”), o ‘suplir’ (“cumplir o integrar lo que falta en algo, o remediar la carencia de ello”). Y buscando, buscando, encontrará otros verbos apropiados para ese fin, porque dicen que ‘el que busca encuentra’. Y leer y releer, y volver a leer y a releer lo escrito. ***

El tercero, el empleo del comodín ‘donde’ (adverbio de lugar) en una oración que entraña tiempo, y el uso de latiguillos omnipresentes y fastidiosos (‘tema’ y ‘por parte de’): “Por estos días donde el tema de reclamos de tierras por parte de población marginada…”. Castizamente: “Por estos días cuando los reclamos de tierras por la población marginada…”. ¡Mejor, mucho mejor! El uso irreflexivo del adverbio ‘donde’ está haciendo desaparecer las locuciones circunstanciales con  los pronombres relativos ‘que’ y ‘cual’, a saber, ‘en el que’ ‘en la que’, ‘en el cual’, ‘en la cual’ y sus respectivos plurales, muchas veces, más apropiados que el adverbio para expresar la idea pretendida. 

EL SONETO DE POMPILIO IRIARTE

Si se entiende por pan la cortesía 

Se acompañan los dos si el pan comparten  

en el sendero por donde transiten.  

Se acompañan los dos si no permiten  

que fatigadas sendas los aparten.  

Si dividen el pan que desentrañan  

de los trigales mansos y del horno,  

si, mientras van, comparten el retorno,  

los dos amigos, mutuos, se acompañan. 

Con pan habrá amorosa compañía, 

si se entiende por pan la cortesía 

de omitir la palabra que los dañe, 

y aceptar que podemos andar juntos 

si mis asuntos tocan tus asuntos 

y me acompañas a que te acompañe. 

Pompilio Iriarte 

02/11/2022 

Sobre Revista Corrientes 6553 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com