Martes de la luenga lengua: Sabia-savia, extensión-extinción, catarsis, haber

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO

Por Fernando Ávila/El Tiempo

Pregunta la lectora Silvia Pérez Mina: ¿Se dice “las tres millones de opiniones” o “los tres millones de opiniones”?

Respuesta: Se dice “los tres millones de opiniones”, porque el artículo “los” debe concordar con “millones” (masculino) y no con “opiniones” (femenino). Se han popularizado en radio y televisión locuciones incorrectas como “las millones de dosis”, “las millones de personas”, “las millones de soluciones”, porque se hace la concordancia del artículo “las” con los sustantivos femeninos “dosis”, “personas” y “soluciones”. Las locuciones correctas en estos casos son: “los millones de dosis”, “los millones de personas”, “los millones de soluciones”.

Y por e

Pregunta la lectora Patricia Sánchez: ¿Cuándo se cambia “y” por “e” y “o” por “u”?

Respuesta: Se cambia “y” por “e” cuando, al final de una enumeración, el último término comienza con sonido “i”, por ejemplo, “Alfonso, Fernanda e Isabel”, “dedal, aguja e hilo”, “Viva, Avianca e Easyfly”. Observe que solo en el primer ejemplo la última palabra comienza con “I”, mientras que en la segunda y tercera comienzan con “h” y con “E”, pero en los tres casos el sonido es “i”, que es lo que exige cambiar “y” por “e”. No se cambia “y” por “e” cuando la última palabra comienza con “ia”, “ie, “io”, “hia”, “hie, “hio”, como “tensión y iatrogenia”, “atmósfera y ionosfera”, “diptongo y hiato”, “agua y hielo”, “selección y ionización”.

 

O por u

Se cambia “o” por “u” cuando, al final de la enumeración, el último término comienza por “o”, por ejemplo, “panda u oso de anteojos”, “Estocolmo u Oslo”, “masa compacta u hojaldre”. Si la última palabra es una cifra que empieza con 8, se aplica la misma norma: “eran aproximadamente 7 u 8”, “quedaban 71 u 81”, “ganaron 700 u 800 dólares”.

(

Otras preguntas

Carmen E. Gómez: ¿Es correcto “legitimizar”?

Respuesta: No. El verbo adecuado es “legitimar”, “El dilema de legitimar la venta de marihuana o no”, “Proponen legitimar el comercio de coca”.

Ányeli Camacho: ¿Es válido usar el verbo “colisionar” para el caso del vehículo que atropelló un caballo?

Respuesta: “Colisionar” se define como ‘chocar con violencia’ (referido a dos o más cuerpos, generalmente vehículos). Estrictamente el caballo es un cuerpo. En algunos casos es vehículo. La definición académica parece cobijar este choque de máquina y animal. Sin embargo, más de un lector esperaría que la redacción le diera al caballo otra categoría, distinta a la de máquina, lo que se lograría si se dice “el vehículo atropelló al caballo” o algo parecido.

Jorge Rojas Parra: El DT de la selección de fútbol sub-17 dijo: “Estamos a puertas de ser historia” ¿Algún comentario?

Respuesta: Quizá quiso decir: “Estamos ad portas de hacer historia”, pero el entusiasmo y la velocidad de la entrevista lo habrán hecho cambiar un par de letras. La expresión latina ad portas puede cambiarse por “a punto de”, mejor que “a puertas” que significa ‘en extrema pobreza’.

FERNANDO ÁVILA*
*Experto en redacción y creación literaria
Preguntas: fernandoavila1952@hotmail.com

Lineas Jorodowsky

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA 

por  Efraim Osorio López

eolo1056@yahoo.com

En los teclados convencionales, las letras ‘uve’ y ‘be’ están juntas, por lo que es fácil pulsar la primera por la segunda y viceversa. 

El único significado que tiene la palabra ‘sabia’, como femenino del adjetivo ‘sabio’ (del latín ‘sapidus-a-um’ – ‘sabroso, gustoso; juicioso, virtuoso’), es “persona que posee la sabiduría” o que “tiene profundos conocimientos de una materia, ciencia o arte”. No debe, por tanto, confundirse con ‘savia’, “líquido que circula por los vasos de las plantas pteridofitas y fanerógamas y del cual toman las células las sustancias que necesitan para su nutrición”. En los teclados convencionales, las letras ‘uve’ y ‘be’ están juntas, por lo que es fácil pulsar la primera por la segunda y viceversa. Esto quizás le sucedió al escritor y columnista Pedro Felipe Hoyos Körbel cuando escribió, en su artículo ‘De nuevo las Ferias del Libro’, lo siguiente: “…somos nosotros la sabia que alimenta el alma y el intelecto de la comarca…” (LA PATRIA, 19/10/2022). Sin duda, “somos nosotros la savia…”, aunque no me parece tan descabellado escribirla con ‘be’, pues viene del sustantivo latino ‘sapa-æ’ (‘vino cocido –hasta quedar reducido a la mitad o a las dos terceras partes–; arrope’). Entonces, ¿por qué la escribimos con uve? La respuesta la da Corominas: “Hubo de tomarse del catalán ‘saba’, o quizás más bien del francés ‘sève’, por conducto del gallego portugués ‘seiva’, ‘salvia’, que es también palabra de fecha moderna en este idioma, y debida a una adaptación de la voz francesa bajo la influencia del portugués ‘saiva’, ‘saliva’. Este complicado proceso migratorio explica la ‘i’ castellana, que de otro modo sería incomprensible”. Para este autor, el término fue registrado por primera vez entre los años 1765 y 1783. ***

Hay dos palabras en castellano parecidas, pero, al mismo tiempo, muy diferentes. Son ellas ‘extensión’ y ‘extinción’. La gran diferencia la hacen una vocal y una consonante, por lo que es muy difícil justificar su confusión, en la que cayó el doctor Flavio Restrepo Gómez en esta frase: “Las manos temblorosas de un fiscal de bolsillo, presentando el informe de los bienes incautados al narcotráfico, bajo extensión de dominio en la SAE…” (LA PATRIA, 20/10/2022). Con esta afirmación dijo lo contrario de lo que, creo, pretendió expresar, puesto que ‘extensión de dominio’ es la ampliación temporal de la posesión de bienes materiales o intelectuales, por ejemplo, de una mansión o de derechos de autor. En  cambio, la ‘extinción de dominio’, sanción adicional para castigar a los delincuentes condenados, no es otra cosa que la ‘expropiación’ de bienes materiales ilegalmente adquiridos. Es el cese de la posesión de esos bienes, decretado por la autoridad competente. Los dos términos son de origen latino: ‘extensión’, de ‘extensio-onis’ –escrito también ‘extentio-onis’–  (‘acción de extender, de difundir; difusión’); ‘extinción’, de ‘exstinctio-onis’ (‘extinción, aniquilación’). Y no menciono el desubicado gerundio ‘presentando’, que debió ser sustituido por ‘que presenta’. ***

‘Catarsis’, otra palabra fuera de lugar. La encontré en esta declaración del columnista Juan Álvaro Montoya: “Sin embargo, la negativa de suscribir nuevos contratos de exploración nos llevará a la catarsis total” (LA PATRIA, 20/10/2022). ¿Quiso quizá decir ‘catástrofe final’? Probablemente, porque eso es lo que le espera a este país con algunas decisiones y declaraciones del Gobierno actual. O el despeñadero. Entre los griegos, la ‘catarsis’ (del griego ‘katharsis’ –‘limpieza, purificación; expiación, sacrificio expiatorio’–*) era la “purificación ritual de personas o cosas afectadas de alguna impureza”. Para nosotros, el “efecto que causa la tragedia en el espectador al suscitar y purificar la compasión, el temor u horror y otras emociones”. También, la “purificación, liberación o transformación interior suscitados por una experiencia vital profunda”. Y la eliminación de cosas negativas perturbadoras. *En el latín clásico existía la palabra ‘catharticum’ (del griego ‘katharticós’ –‘expiable, que purifica’), ‘purgante’, ‘sustancia purgativa’. Después del clásico, el latín aceptó el sustantivo ‘catharsis’, del que proviene directamente nuestro vocablo. ***

Respondió el señor Félix Chica: “No sé hasta dónde el presidente Petro los vaya a tolerar, pero sí han habido varias salidas en falso del ministro Ocampo…” (LA PATRIA, Controversia, 19/10/2022).  ¿“Han habido”? ¡Uf!

CLAVES DE REDACCIÓN POR EL HALLOWEEN

Fundación para el español urgente

Con motivo de la festividad de Halloween, se ofrecen a continuación algunas recomendaciones sobre términos y expresiones relacionados con esta celebración.

1. Halloween, con inicial mayúscula

Según la Ortografía de la lengua española, los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de las festividades, ya sean civiles, militares o religiosas, se escriben con inicial mayúscula. Por lo tanto, la fiesta de Halloween, que es la contracción de la expresión inglesa All Hallows’ Eve y cuyo significado es ‘víspera del Día de Todos los Santos’, se escribe con mayúscula inicial, en redonda y sin comillas.

2. Día de Todos los Santos, Día de (los) Muertos…

Del mismo modo, se escriben con iniciales mayúsculas en todos los elementos significativos las denominaciones Día de Todos los SantosDía de (los) Muertos, Día de las ÁnimasConmemoración de los Fieles Difuntos y Noche de Brujas.

3. Trick or treat puede ser truco o trato

Truco o trato es la traducción más asentada de la expresión inglesa trick or treat, que usan los niños cuando van casa por casa pidiendo dulces la noche de Halloween. Aunque hay otras traducciones posibles y con uso (como dulce o trucodulce o travesura…), truco o trato y otras fórmulas como treta o trato tienen la ventaja de la semejanza o paronimia fonética con el original.

En México se emplea la expresión pedir calaverita, ya que la cesta en la que los niños guardan los dulces que reciben tiene forma de calavera.

4. Zombi, mejor que zombie

Uno de los disfraces habituales en esta festividad es el de zombi, plural zombis. Esta adaptación al español es preferible a las formas zombie y zombies, propias del inglés.

5. Un hombre lobo y una mujer loba, en minúscula y en dos palabras

El nombre de esta criatura legendaria, también conocida como licántropo o licántropa, se escribe en minúscula, separado y sin guion. El femenino de esta construcción es mujer loba. En lo referente al plural, es hombres lobo y mujeres loba, aunque también se documentan las formas hombres lobos y mujeres lobas.

6. Temeroso, y no temoroso

El adjetivo adecuado para calificar a una persona que siente temor es temeroso, escrito con e, y no temoroso, con o.

7. Los títulos de películas o series se escriben en cursiva

Son frecuentes en esta época las películas o series de miedo, cuyos títulos deben escribirse en cursiva y con mayúscula inicial en la primera palabra y en las palabras que así lo necesiten por su naturaleza de nombres propios: Los otrosEl retorno de las brujasSawViernes 13, etc.

Sobre Revista Corrientes 6553 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com