Martes de la luenga lengua: Responsabilidad, vergüenza, a-de, tanto

Imagen RPP

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

Por  Efraim Osorio López

eolo1056@yahoo.com

¿Son la misma cosa una ‘responsabilidad ética’ y ‘una penal’?

Las siguientes, textualmente, las palabras de “Timochenco”: “Reconocemos (…) nuestra responsabilidad colectiva, ética y política por el daño ocasionado a las víctimas de esta desafortunada práctica” (LA PATRIA, He dicho, 25/9/2019). Me recordaron la fábula de Esopo “El parto de los montes” y me llevaron a plantearme dos preguntas: ¿Son lo mismo una ‘falta de ética profesional’ y una ‘acción terrorista’? ¿Son la misma cosa una ‘responsabilidad ética’ y ‘una penal’? Las respectivas respuestas tienen que ser negativas. La ‘ética’, en efecto, es el conjunto de normas morales que rigen las costumbres y la conducta de las personas, como individuos o como profesionales. De aquí, la ‘ética profesional’, a la que faltan quienes incumplen las obligaciones de su profesión. Ahora bien, como tanto la ‘falta de ética profesional’ y ‘la acción terrorista’ son producto de la manera de obrar de una persona, ¿qué las diferencia? Su ‘gravedad’, que tiene relación con el orden jurídico, es decir, cuando esa acción es considerada por la ley un delito o un crimen, crimen que puede ser de ‘lesa humanidad’, como el ‘secuestro’. Y, según esto, la responsabilidad de quienes secuestran y cometen actos terroristas tiene que ser ‘penal’ (‘perteneciente al crimen’), no ‘ética’ ni ‘política’, porque, pésele a quien le pesare, esa organización no pasaba de ser una narcotraficante y terrorista. ‘Responsabilidad colectiva’, sí. Y civil (con las víctimas), le encimo. Y esa ‘responsabilidad penal’ aumenta su gravedad cuando el secuestrado muere en su poder, pues esta circunstancia convierte el secuestro en asesinato: según una información de LA PATRIA, “522 secuestrados por las Farc murieron en cautiverio” (primera página, 24/9/2019). Más todavía: el ahora congresista –‘penado’ con esa curul– califica el secuestro de ‘práctica desafortunada’. No, señor, ‘práctica criminal, atroz, ignominiosa, horrorosa, monstruosa’, que lo saben muy bien quienes la sufrieron y sus familiares. Las cosas, llamémoslas por su nombre: pan por pan, vino por vino. ***

No se pronuncian de la misma manera ‘aguijar’ que ‘agüita’, ni ‘reguero’ que ‘vergüenza’. La diferencia la hace la ‘diéresis’, “signo ortográfico (¨) que se pone sobre la ‘u’ de las sílabas ‘gue’ y gui’ para representar que esa letra representa un sonido que debe pronunciarse”, como en los ejemplos dados al principio. Es, por lo tanto, un signo ortográfico necesario. Un inteligente lector me envió una viñeta de “Nieves” –la negrita de Consuelo Lago–, en la que se lee esto: “Qué verguenza que en mi país, no haya agua potable para todos” (El Espectador, 29/9/2019). ¡Qué vergüenza, doña Consuelo! Y no se puede hablar de error de digitación, porque la exclamación está manuscrita. Además, sobra la coma después de ‘mi país’ y faltan los signos de admiración, que le habrían dado el énfasis que toda exclamación pretende manifestar. Tengo que abonarle que no escribió ‘para todos y para todas’. ¡Bravo! ***

Me he referido con frecuencia a las distintas preposiciones que rigen algunos verbos, por ejemplo, ‘depender’, que rige la preposición ‘de’, por su connotación de ‘procedencia’; otros, la preposición ‘a’, verbigracia, ‘fugarse a’, cuando su connotación es de ‘término’ o ‘meta’ (‘fugarse al extranjero’). Hablo hoy del verbo ‘abstenerse’, que, por la razón arriba expuesta, rige la preposición ‘de’.  El trajinado hombre de radio Julio Sánchez Cristo y la periodista que lo acompañaba –según un radioescucha– le pidieron al ex presidente Uribe que “se abstenga a dar declaraciones” (La W,  23/9/2019). Aun el oído pide la preposición de: “…que se abstenga de…”. ¿Libertad de expresión? ***

El adverbio de cantidad ‘tanto’ sólo se apocopa cuando precede inmediatamente a la palabra que modifica, por ejemplo, ‘está tan equivocado que…’. Por esto, la locución ‘tan o más que’ no es castiza. El columnista Alejandro Samper Arango se despachó de esta manera: “Están tan o más perdidos que uno, pero tienen delirios de grandeza” (LA PATRIA, 28/9/2019). “Están tanto o más perdidos que uno…”, señor. Y es que, además, suena mejor, mucho mejor.

proceso de destitución, alternativa a impeachment

Fundación para el Español Urgente

Las expresiones proceso de destitución y procedimiento de destitución son apropiadas para referirse al procedimiento conocido en inglés como impeachment.

En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «Los demócratas anuncian la apertura de un impeachment contra Trump» o «Trump carga contra los demócratas por el impeachment».

El anglicismo impeachment designa el procedimiento, característico de algunos sistemas políticos, por el que un órgano legislativo procesa a un alto cargo para una eventual destitución.

Con este sentido pueden emplearse en español las expresiones proceso de destitución y procedimiento de destitución o, en función del ordenamiento jurídico de cada país, otras como juicio políticojuicio de desafuero o proceso político.

Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Los demócratas anuncian la apertura de un proceso de destitución contra Trump» y «Trump carga contra los demócratas por el procedimiento de destitución».

En ocasiones se usa el término impeachment para la destitución en sí, pero es un uso inapropiado porque el proceso no siempre se resuelve con ella; así, en el caso de «El Congreso lanza el proceso para el impeachment de Trump», realmente se quería hablar más específicamente de su destitución.

De optarse por la palabra inglesa, se recomienda escribirla en cursiva o, en su defecto, entre comillas.

  Se puede escuchar también el pódcast en el que tratamos este mismo asunto.

proceso de destitución, alternativa a impeachment

Fundación para el Español Urgente

Las expresiones proceso de destitución y procedimiento de destitución son apropiadas para referirse al procedimiento conocido en inglés como impeachment.

En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «Los demócratas anuncian la apertura de un impeachment contra Trump» o «Trump carga contra los demócratas por el impeachment».

El anglicismo impeachment designa el procedimiento, característico de algunos sistemas políticos, por el que un órgano legislativo procesa a un alto cargo para una eventual destitución.

Con este sentido pueden emplearse en español las expresiones proceso de destitución y procedimiento de destitución o, en función del ordenamiento jurídico de cada país, otras como juicio políticojuicio de desafuero o proceso político.

Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Los demócratas anuncian la apertura de un proceso de destitución contra Trump» y «Trump carga contra los demócratas por el procedimiento de destitución».

En ocasiones se usa el término impeachment para la destitución en sí, pero es un uso inapropiado porque el proceso no siempre se resuelve con ella; así, en el caso de «El Congreso lanza el proceso para el impeachment de Trump», realmente se quería hablar más específicamente de su destitución.

De optarse por la palabra inglesa, se recomienda escribirla en cursiva o, en su defecto, entre comillas.

  Se puede escuchar también el pódcast en el que tratamos este mismo asunto.

enerbahçe, @, á-érre-éle, petroriana / El lenguaje en el tiempo

FERNANDO ÁVILA/EL TIEMPO

Titular deportivo: “En Turquía se enfrentan Galatasaray contra
Fenerbahce”. Mejor: “… se enfrentan Galatasaray y Fenerbahçe” o “… se enfrenta Galatasaray a Fenerbahçe” o “… juega Galatasaray contra Fenerbahçe”.

Temas relacionados

Palabras polisémicas: ¿qué son y cómo las usas diariamente?

En cuanto a los nombres de estos equipos, ambos corresponden al barrio de origen. Galatasaray significa en turco ‘palacio de los gálatas’ (a los mismos que escribió san Pablo su famosa carta), y Fenerbahçe, ‘faro del jardín’.

La Fundación del Español Urgente recomienda esta escritura, con ç, sobre opciones como Fenerbahce o Fenerbache, aunque la ç, en este caso, no se pronuncia como s
(Barça), sino como ch, fenerbáche.

Página de Facebook: “L@s berrac@s somos más”. Mejor: “Los berracos somos más”. El Diccionario panhispánico de dudas, DPD, 2005, dice que es inadmisible el uso del símbolo @ para abarcar en una sola palabra los géneros masculino y femenino, trabajador@s, alumn@s, ministr@s.

De paso, recuerda la doctrina lingüística tradicional, según la cual el masculino abarca el universo de individuos al que designa. Así, “Los ministros deben asistir al consejo”, incluye a hombres y mujeres, ministros y ministras. Si en algún caso, para mayor precisión, hace falta el desdoblamiento, los recursos son: “los/as ministros/as”, “los(as) ministros(as)” y “los ministros y las ministras”, pero no “l@s ministr@s”.

ARL

Advertencia telefónica empresarial: “No olvide enviar su pago de á-ére-éle”. Mejor: “…de á-érre-éle”, con la pronunciación correcta de la sigla ARL. La letra r tiene dos sonidos: suave, entre consonante y vocal, caro, pero, varo, y fuerte, al comienzo de palabra, rata, rosa, rila, y cuando se escribe doble entre vocales, carro, perro, barro. A pesar de sus dos sonidos, desde el 2010 tiene un solo nombre: erre. La Ortografía de la lengua española, OLE, 2010, dice: “Se recomienda desechar definitivamente el nombre ere para esta letra, que pasa a partir de ahora a llamarse únicamente erre” (p. 72). En consecuencia, al deletrear una sigla no lexicalizada que incluya esta consonante, debe decirse erre y no ere, RCN (érre-cé-éne), QR (cú-érre), ARL (á-érre-éle).

Dos gazapos

“Abogado y político que dedicó su vida a que las personas fuesen tratadas como tal”. Mejor: “… a que las personas fuesen tratadas como tales”.

“Si yo quiero casarme por un tema de conveniencia, esto no debería invalidar mi matrimonio”. Mejor: “Si yo quiero casarme por conveniencia…”.

Un acierto

“Puedo herir la sensibilidad de la guardia petroriana” (Vladdo).

¡Qué genialidad! La guardia pretoriana, formada por soldados de élite por su estatura, valor, arrojo y fidelidad, para constituir el último círculo de seguridad del emperador romano, se convierte en esta caricatura en la guardia petroriana, para referirse al grupo de los más cercanos adláteres de Petro.

Efraim (no Efraín que no le gusta) Osorio, con uno de sus libros.

EN POCAS PALABRAS

Suspiro: Un aire que sobra por algo que falta (Anónimo).

“Los muertos, por mal que lo hayan hecho, siempre salen en hombros”. (EJardiel Poncela).

“En la vida, sólo unos pocos sueños se cumplen; la gran mayoría se roncan”. (Poncela).

“El pudor es un sólido que solo se disuelve en dinero o en alcohol”. (Poncela)

“No se puede ganar una guerra, como tampoco se puede ganar un terremoto”. (Jeannette Rankin).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*