Martes de la luenga lengua: Paralelo, sintaxis, atañer, transitar, ancestra

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por  Efraim Osorio López/La PAtria

eolo1056@yahoo.com

No obstante la frecuencia del uso incorrecto del término ‘paralelo’, en muy pocas ocasiones me he referido a él. Al hablar de la hoja de vida del posible ministro de Hacienda del frustrado gobierno de Rodolfo Hernández, Jorge Castaño Gutiérrez, el redactor afirma: “Paralelo a lo anterior, reporta un máster europeo en Desarrollo Económico…” (El Tiempo, Colombia, 9/6/2022). ‘Paralelo’, ni como sustantivo (“cotejo o comparación de una cosa con otra”)*, ni como adjetivo (“Geom. Dicho de dos o más líneas o planos: Equidistantes entre sí y que por más que se prolonguen no pueden encontrarse”) es el término apropiado para expresar la idea intentada. Tampoco el adverbio ‘paralelamente’, porque éste no expresa simultaneidad, sino ‘colocación’ (“continuada igualdad de distancia entre líneas o planos”). “Juntamente con lo anterior…”, podría ser una manera acertada de manifestar esa idea. O “Además de lo anterior…”. O “Tiene también un máster…”. O… quiero decir que el idioma tiene muchas formas de expresar correctamente una idea. *Nota: Como sustantivo, tiene otras acepciones relacionadas con la geografía y la geometría. Sinónimos del adjetivo son: comparable, correspondiente, semejante, equidistante; del sustantivo: cotejo, comparación. *** 

Después de recordarnos que “En las escuelas se premia a quien responda ‘más rápido’ y ‘mejor’”, la columnista Melba Escobar de El Tiempo concluye: “Y es quizás desde ahí cuando empieza a crearse un irreparable malentendido” (9/6/2022). La falta de sintaxis en esta oración es patente, porque su autora contrapone un adverbio de tiempo (‘cuando’) a uno de lugar (‘ahí’). La idea de la periodista entraña una relación de tiempo, por lo que debió expresarla de la siguiente manera: “Y es entonces cuando…”, o “es en esos momentos cuando…”. Nota: Los adverbios de modo, tiempo y lugar deben contraponerse a otros adverbios o partes de la oración de la misma naturaleza, por ejemplo: ‘es así como debe hacerse la tarea’; ‘fue en 1958 cuando todo comenzó’, y ‘era siempre cerca de la catedral donde nos encontrábamos’. Cuando, en lugar del adverbio se contrapone la partícula ‘que’ al verbo ‘ser’, se configura el ‘que galicado’, verbigracia, ‘es así que se hace’, ‘fue en 1960 que sucedió’ y ‘fue en la Veintitrés que lo vi’: son éstas las formas más comunes de ese solecismo. ***

No, el verbo ‘atañer’ no es anticuado. Podría, sí, calificarse de muy sui generis, porque es un intransitivo que sólo se conjuga en la tercera persona de los distintos tiempos y modos (‘atañe, atañen; atañía, atañían; atañó, atañeron; atañerá, atañerán; atañería, atañerían; ataña, atañan; atañera o atañese, atañeran o atañesen; atañere, atañeren; atañendo, atañido’) y carece de imperativo. El Diccionario lo define así: “(Del latín attangere por attingere). Intr. Incumbir, corresponder”. Como intransitivo, pide siempre la preposición ‘a’, régimen que olvidó el redactor de la siguiente nota: “También impuso temas para tratar en el debate que no son sobre las propuestas que atañen los programas del gobierno” (LA PATRIA, Primer plano, 17/6/2022). “…que atañen a los programas…”, castizamente. De este verbo, en su Tesoro de la lengua castellana (1611), anota don Sebastián de Covarrubias: “Vale pertenecer, del vero latino ‘attinere’, es ´pertinere, decere’; es un término antiguo usado por las formas judiciales y en escrituras públicas. Y en tierra de Salamanca, quando van tras un jumento y encuentran con quien pueda detenérselo, dizen: Atáñeme acá essa burra. Entonces parece tener origen del verbo ‘tango, gis’, porque con darla o amenazarla la detienen, o buelven”. En esto último,  seguramente, se basó el diccionario de M. Moliner para  asentar, pero como anticuada, esta definición: “Salamanca. Detener o apresar a un animal que va desbocado”. ***

En sus palabras del día de la victoria, Francia Márquez dijo: “…les agradezco a mis ancestros y a mis ancestras…” (19/6/2022). ‘Ancestro’ es un sustantivo que, aunque pertenece al género gramatical masculino, abarca a todos aquellos –hombres y mujeres (padres, abuelos, bisabuelos y, de éstos, los padres, abuelos y bisabuelos, y de éstos…)– que nos precedieron en este acabadero de ropa. Significa ‘antepasado’. ¡Ancestra! ¡Y lo que nos espera, don Miguel! 

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO

Por Fernando Avila

Cita: “Escanée este código QR y mediante un juego interactivo ayúdele a administrar su dinero”.Comentario: para que suene grave no hay necesidad de marcarle tilde: “escanee” (mejor que “escanée”).

No olvidemos que la norma exige marcar tilde en las palabras graves, es decir, las que tienen el acento en la penúltima sílaba, solo cuando no terminan en -a, -e, -i, -o, -u, o esas mismas letras seguidas de n o s.

Por ejemplo, llevan tilde si terminan en ps, bíceps, tríceps, fórceps; en i griega, póney, yóquey; en c, pícnic, zódiac; en d, cóvid; en x, dúplex, bótox, fénix; en z, Rodríguez, Ramírez, Páez.

No llevan tilde, en cambio, mapa, escanee, bambi, mambo, haiku, que terminan en vocal; vayan, saquen, esmoquin, claxon, sumun, que terminan en vocal seguida de n; vallas, saques, adiposis, osos, lapsus, que terminan en vocal seguida de s.

La mayoría de las palabras españolas son graves, techo, suave, Claudia; y la mayoría terminan en vocal, sobre todo cuando van en singular, capa, gozque, Dani, Oslo, chistu (‘flauta’); en vocal seguida de n, como los verbos en plural, sigan, entren, vieron, y en vocal seguida de s, como nombres en plural, alas, reses, locos. En consecuencia, la mayoría de las palabras españolas no llevan tilde.

En algunos casos puede presentarse duda sobre la separación silábica, caso de es-ca-ne-e, que se separa así, en cuatro sílabas.

La que lleva el acento es la sílaba ne, la antepenúltima de la palabra, por lo que queda clasificada como palabra grave. Alguien podría pensar que hay solo tres sílabas es-ca-née, lo que haría de ella una palabra aguda, y llevaría tilde.

Para aclarar el asunto, cabe recordar que el encuentro de dos vocales fuertes (a, e, o) forman sílabas distintas, Le-o-nor, ve-o, va-ho, es-ca-ne-o, es-ca-ne-e, mientras que el encuentro de una vocal fuerte y una débil forma una sola sílaba, llamada diptongo, siempre y cuando predomine la fuerte, cai-ga-, Clau-dia, bon-sái, sa-mu-rái, rue-go.

También hay diptongo cuando se encuentran dos débiles distintas, cui-da, rui-na, viu-da, ciu-dad.

Esta última pauta ortográfica, que dos débiles distintas formen una sola sílaba, se aplica incluso en palabras en las que claramente la u y la i constituyen fonéticamente sílabas distintas.

Es el caso de vocablos como construida, destruido, jesuitas, fluidos, hui. Antiguamente se tildaban por una norma que aún alguien repite, «marque la tilde en la i para disolver el diptongo«.

Se escribía, entonces, construída, destruído, jesuítas, fluídos, huí. En 1952 se derogó esa norma, y desde entonces se obvia la tilde al escribirlas, aunque se mantenga la división silábica al pronunciarlas.

Habeas data

Cita: “por la cual se dictan las disposiciones generales del hábeas data” (Ley 1266). Comentario: habeas data es una expresión latina que, como tal, debe escribirse en cursiva. No lleva tilde, como no la lleva en la actualidad ningún latinismo, habeas corpus (antes, hábeas corpus), curriculum vitae (antes, currículum vitae), quorum (antes, quórum).


Preguntas: feravila@cable.net.co

CUMBRE DE LA OTAN, CLAVES DE REDACCION

Fundación para el español urgente/ RAE

Con motivo de la cumbre de la OTAN que se celebra en Madrid los días 28, 29 y 30 de junio, se ofrecen algunas claves para redactar correctamente las informaciones relacionadas con este evento.

1. OTAN, mejor que NATO

El nombre oficial en español del organismo es Organización del Tratado del Atlántico Norte, cuya sigla es OTAN. La sigla NATO se corresponde con el nombre en inglés (North Atlantic Treaty Organization). Es frecuente el uso de la denominación alternativa Alianza Atlántica, también con mayúsculas iniciales.

2. 40 aniversario 40.º aniversario

En 2022 se cumplen 40 años de la adhesión de España a la OTAN. Cuando se emplean cifras en los nombres de acontecimientos, aniversarios, celebraciones, etc., es apropiado utilizar tanto los números ordinales como los cardinales o los romanos, por lo que es válido 40.º aniversario (cuadragésimo aniversario) 40 aniversario (cuarenta aniversario).

3. Estado, mayúscula y minúsculas

La palabra Estado se escribe con mayúscula cuando alude a una ‘forma de organización política, dotada de poder soberano e independiente, que integra la población de un territorio’ o al ‘conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano’. Así pues, se escribe con mayúscula en el cargo jefe de Estado.

En cambio, se escribe con minúscula en el resto de los casos, como en las expresiones estado de emergencia o estado de excepción, en las que se refiere a una situación y no a un país.

4. Estados miembro y Estados miembros

Es válido emplear tanto Estados miembro, con el segundo término en singular, como Estados miembros, para referirse a los países que forman parte de la organización.

5. Cargos, con minúscula inicial

Los nombres de los cargos se escriben con minúscula inicial, como presidentereyministro, jefe de Estado… 

6. IFEMA o Ifema

Los acrónimos que son nombres propios y tienen cinco letras o más se pueden escribir solo con la primera letra en mayúscula, como es el caso de Ifema (acrónimo de Institución Ferial de Madrid).

7. La Moncloa, con artículo

Al referirse de forma abreviada a la sede de la Presidencia del Gobierno español o a la propia institución, no es apropiado suprimir el artículo, por lo que lo recomendable es la Moncloa, no Moncloa.

8. Mandatario y dignatario

Según el Diccionario de la lengua españoladignatario es ‘aquel que está investido de una dignidad’, mientras que mandatario es la ‘persona que ocupa por elección un cargo muy relevante en la gobernación y representación del Estado’.

9. Contraparte no es sinónimo de homólogo

La voz homólogo significa ‘correspondiente o equivalente a otra persona o cosa por tener algunas características relevantes comunes’. En cambio, contraparte es la ‘persona o grupo de personas que se opone a otra’, por lo que no significan lo mismo. 

El Diccionario de americanismos sí recoge que contraparte también significa ‘individuo u organismo cuya actividad es paralela a la de otros, con características afines’; no obstante, y dado que puede dar lugar a interpretaciones erróneas, se recomienda emplear homólogo con ese sentido.

10. Los nombres de operativos se escriben con minúscula en operación

La palabra operación no forma parte del nombre de los operativos policiales y, por tanto, al referirse al despliegue policial que se ha preparado con motivo de la cumbre, lo apropiado es escribir operación Eirene, con el primer término en minúscula.

11. Fuerza operativa, mejor que task force

El anglicismo task force puede sustituirse en español por las construcciones fuerza operativa o grupo operativo.

12. Escritura adecuada de términos con prefijos

Los prefijos se escriben unidos a la palabra a la que acompañan, sin espacio ni guion intermedios: ciberseguridad, vicepresidente, exministro… En cambio, sí se escribe un guion entre el prefijo y la palabra si esta comienza por mayúscula o es una sigla: anti-OTAN.

Por otro lado, al añadir un prefijo a una palabra monosílaba (dron), esta pasa a ser una voz aguda formada por dos sílabas y debe acentuarse según las normas ortográficas: antidrón.

13. 5000 personas, sin punto, acudirán a la cumbre

Los miles se separan con espacio, no con punto ni coma. Además, en los números de cuatro cifras puede omitirse el espacio. 

DOS SONETOS DE POMPILIO IRIARTE

Introducción de Pompilio Iriarte

Hay un libro prodigioso, Nuestra especie, de Marvin Harris (Alianza Editorial), que estoy leyendo, y me tiene completamente fascinado, sobre la evolución de nuestra no tan decorosa especie humana. De la lectura de esa obra saqué la idea para estos 2 poemas que siguen. ¡Qué maravilla! (el libro, no los poemas). 

Placeres furtivos 

(Sobre el desarrollo cultural del erotismo) 

Me imaginé contigo el primer beso. 

Quiere decir que aún no ha sucedido. 

Si intento describir lo que he sentido, 

no tengo las palabras, lo confieso. 

Supongamos que el beso no suceda, 

será una prodigiosa remembranza. 

Supongamos que sí, pues la esperanza 

es y ha sido y será lo que nos queda. 

Sea que ocurra o no suceda nunca, 

para nada la historia queda trunca; 

que nos ocurra o no, no es el problema. 

Lo mejor que podría sucedernos 

es que si alguien revisa estos cuadernos 

tendrá la gesta humana en el poema. 

24/06/2022. 

Perfecto es el silencio 

Mientras más nos queramos, menos uso 

tendrá el vocablo amor entre nosotros. 

Entre los dos, los nombres son muy otros, 

palabras que el silencio recompuso. 

Jamás nos lo diremos. Dicen Te amo 

quienes no son amantes verdaderos. 

Hablamos de segundos y primeros 

si los unos son siervos y otro el amo. 

Hablar de los y las da en las carencias; 

en vez de unir, ahonda diferencias, 

habla de adentro quien está por fuera. 

En la unidad no hay uno ni hay ninguno, 

presuponemos otros cuando hay uno, 

en el amor nuestro silencio impera. 

Sobre Revista Corrientes 6591 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com