Martes de la luenga lengua: Diario, en desacuerdo con, persistir, leísmo

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA 

 por  Efraim Osorio López

eolo1056@yahoo.com

Diario, en desacuerdo con, persistir, leísmo

Nosotros, los ciudadanos de a pie y los otros, en una sola palabra, todos, usamos de cuando en cuando el adjetivo ‘diario’ por el adverbio ‘diariamente’.

En su aporte a la Voz del lector, el ‘Profesor’ glosó, con razón, la frase ‘para regir diario’, alusiva a la disposición sobre el toque de queda (LA PATRIA, 13/4/2021). Nosotros, los ciudadanos de a pie, y los otros, en una sola palabra, todos, usamos de cuando en cuando el adjetivo ‘diario’ por el adverbio ‘diariamente’ (como en la frase glosada), costumbre con la que, sin proponérnoslo, empleamos la figura literaria ‘enálage’, no siempre aceptable, que consiste en usar una parte de la oración por otra, en este caso, ‘adjetivo por adverbio’, y en el del adjetivo ‘rápido’, en lugar de ‘rápidamente’, asentado como adverbio por El Diccionario apenas desde su vigésima segunda edición (2001). Con ‘diario’, tenemos las locuciones adverbiales ‘a diario’ (‘diariamente, todos los días’), ‘de diario’ (‘no reservado para los días festivos’) y, con este mismo significado, ‘para diario’. Como sustantivo, significa ‘periódico’ (‘medio de comunicación que leemos todos los días’), también el ‘relato’ que algunos  llevan escrito de lo que les sucede todos los días, y, finalmente, el ‘mercado’ que las amas de casa o los encargados de ello hacen diariamente para el sustento de la familia. ***

Con más frecuencia de la tolerable leemos u oímos la expresión ‘de acuerdo a’ en lugar de ‘de acuerdo con’, la castiza, porque su complemento es de ‘asociación’, que sólo se puede introducir con la preposición ‘con’, no con  ‘a’, cuyos oficios son otros. Y, así como debe decirse ‘de acuerdo con’, también ‘en desacuerdo con’. El redactor de un avance noticioso de Eje 21 lo hizo así: “La bancada del Centro Democrático (…) expresó este viernes su desacuerdo a parte de la reforma tributaria que presentó el Gobierno en los aspectos que gravan con más y mayores impuestos a la clase media” (16/4/2021). “…expresó su desacuerdo con parte de la reforma…”, correctamente, ‘de acuerdo con’ lo dicho anteriormente. Ahora bien, si en la oración hay un complemento indirecto, debe introducirse con la preposición ‘a’, uno de sus oficios, verbigracia, “la bancada del CD le expresó su desacuerdo al país con parte de…”. En esta oración, el complemento indirecto de ‘expresó’ es ‘al país’; ‘su desacuerdo’, complemento directo. La lógica de la gramática. ***

El verbo ‘persistir’ (“mantenerse firme o constante en algo”) es intransitivo, es decir, que no admite complemento directo. En algunas oraciones, su complemento, que es circunstancial, se introduce con la preposición ‘en’, como debió hacerlo el redactor de la siguiente declaración: “En ese sentido tampoco es acertado persistir los impuestos a las empresas y al patrimonio” (LA PATRIA, editorial, 18/4/2021). “…es desacertado persistir en los impuestos…”, porque en esa oración, ‘los impuestos’ es el complemento circunstancial de la acción de ese verbo, cuyo sujeto –‘el gobierno’– está tácito. En otras oraciones, el sujeto se expresa, por ejemplo, “en todo el mundo, la corrupción persiste con sus desastrosas consecuencias”, oración en la que el sujeto es ‘la corrupción’, y ‘desastrosas consecuencias’, su complemento, introducido por la preposición ‘con’. Las directrices gramaticales tienen como fin la expresión clara y, por ello, inteligible, de las ideas de quien escribe. No son caprichosas. ***

En su artículo dominical, la columnista Fanny Bernal Orozco redactó así: “…una respuesta que les deje conformes…”“…quisiera invitarles a reflexionar…”“…y es que se les  ha alimentado…” (LA PATRIA, 18/4/2021). Tres muestras claras de ‘leísmo’ (“uso del dativo ‘le’ por los acusativos ‘lo’ y ‘la’ ”). Castizamente, así: “… y que las deje”, porque se refiere a ‘personas’ (femenino); “…invitarlos a”, pues alude a ‘todos’ (masculino, aunque de género no marcado); y “…se las ha alimentado”, porque remplaza a ‘emociones’ (femenino). Y en los tres casos, esos complementos –‘personas, todos’ y ‘emociones’– son directos (acusativo), no indirectos (dativo). 

Sobre Revista Corrientes 4774 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*