Martes de la luenga lengua: Deriva, tasa-taza, a, concordancia

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA 

por  Efraim Osorio López/La Patria

eolo1056@yahoo.com

Es muy conocida la frase ‘un barco a la deriva’, que se aplica a la embarcación que cambia de rumbo por efecto del viento o de otras causas. El sustantivo ‘deriva’ viene del francés ‘deriver’ (‘cambiar de rumbo’). Es, por lo tanto, muy diferente de ‘derivación’ (de ‘derivar’ – “Dicho de una cosa: Traer su origen de otra”). No es muy frecuente el empleo de ‘deriva’ por ‘derivación’, pero se lee de tarde en tarde, como en la siguiente afirmación del ex gobernador de Caldas Guido Echeverri P.: “La semana de pasión que han vivido estos altos personajes (…) no pasaría de ser una mera coincidencia, sino significara una deriva más de la crisis moral, administrativa, política…” (LA PATRIA, 18/4/2022). Obviamente, el término apropiado para expresar la idea de este columnista es ‘derivación’. O, si se quiere, ‘consecuencia, efecto, resultado, fruto, producto’ y muchas otras, que se encuentran en su etcétera. Además, en la misma frase echa mano de la conjunción adversativa ‘sino’ en vez de la locución condicional negativa ‘si no’, la que pide esa oración, que debió ser redactada así: “…si no significara una derivación de…”. Elemental. ***

Han sido muchas las horas que he aprovechado resolviendo el crucigrama diario de El Tiempo, y puedo asegurar que en ellos los errores brillan por su ausencia. A veces, para justificar mi ignorancia, digo que su autor se equivocó. Pero no. Por esta razón, quedé patidifuso cuando leí la siguiente guía: “El estado que tiene la taza de alfabetización más alta en la India” (19/4/2022). Después de leerla, pensé inmediatamente en Chinchiná, que tiene la taza de café más grande de este planeta. Y con razón, porque ‘taza’ es ese recipiente de líquidos que utilizamos todos los días y en todas partes. Sus sinónimos, entre otros, y según los que saben, son ‘tazón, tacita, plantosa, bernegal, jícara, salserilla, albornía, pocillo, vaso, vasija’. ‘Tasa’, en cambio, la palabra que debió usar el crucigramista, tiene estas acepciones: “Acción y efecto de tasar. // 2. Relación entre dos magnitudes. ‘Tasa de inflación, de desempleo, de natalidad’. // 3. Der. Tributo que se impone al disfrute de ciertos servicios o al ejercicio de ciertas actividades”. Errar es… ***

Titular de El Tiempo: “Encuentran a una orquídea australiana que se creía extinta” (19/4/2022). En esta oración sobra la preposición ‘a’ (‘encuentran una orquídea’), porque ‘una orquídea’ es el complemento directo del verbo transitivo ‘encuentran’, complemento que, en este caso, no necesita ni personificación ni determinación, las únicas condiciones requeridas para utilizar esa preposición en el acusativo, por ejemplo, ‘leo a Cervantes’; ‘la policía busca al asesino del joven futbolista’. A propósito de esto, en su escrito sobre la gramática, el columnista Fernando Alonso Ramírez escribió: “…o cuándo debe ir la preposición a para complemento indirecto y cuándo no” (LA PATRIA, Papel Salmón, 23/4/2022). Aunque no muy seguro, me parece que él se refería al complemento directo, no al indirecto, que siempre se construye con la preposición ‘a’ –a veces con ‘para’–, menos con los pronombres personales átonos ‘me, te, le, nos, os, les’, verbigracia, ‘Juan me envió una encomienda con su hijo’, oración que, analizada, es así: ‘Juan’ (sujeto); ‘me’ (‘a mí’, complemento indirecto); ‘envió’ (verbo principal); ‘una encomienda’ (complemento directo), y ‘con su hijo’ (complemento circunstancial). Gramática. ***

Primero fue ‘el alza’, luego, ‘el alma’, y hoy, ‘un arma’, expresiones bien escritas así, porque, aunque los sustantivos pertenecen al género gramatical femenino, se emplean con el artículo masculino, porque empiezan con sílaba acentuada, como ‘agua, ánfora, harpa, ánima’. Pero su adjetivo –o su participio– tiene que concordar con ellos en género femenino, no en masculino, como lo hicieron respectivamente, un editorialista de LA PATRIA, Florence Thomas, y, esta vez,  el doctor Flavio Restrepo en la siguiente oración: “…pero dejan claro que esas personas no tienen un micrófono, sino un arma con el cual pueden acabar con la honra, la verdad y la vida” (LA PATRIA, 21/4/2022). Castizamente, así: “…sino un arma con la cual…”. Y suena mejor. Y si suena bien, es castizo. Generalmente. 

El Lenguaje en El Tiempo

Por Fernando Ávila

Pregunta el lector Luis Guillermo Días C.: ¿Qué está pasando con el punto y coma?

Respuesta: Algunas personas prefieren no usarlo, pero es indispensable en enumeraciones complejas, como en el caso siguiente, en el que la coma separa los individuos, y el punto y coma, las familias: “Vinieron Marta, Mireya y Maruja Cifuentes; Alicia, Patricia y Alejandra Monterreal; Ana, Luz y María Páez, y Luisa, Fernanda y Josefina Matéus”. La Academia exige la coma separativa antes de la “y”, después de “Páez”.

También en enumeración de explicativas, en las que la coma separa el inciso, y el punto y coma lo cierra y a la vez separa un elemento análogo de otro: “Vinieron Marta Cifuentes, ingeniera de la Javeriana; Alicia Monterreal, administradora de la Tadeo; Ana Páez, socióloga del Rosario, y Luisa Matéus, abogada del Externado”.

El penúltimo inciso (“socióloga del Rosario”) va entre comas explicativas (no entre coma y punto y coma), pues donde va la “y”, en este caso, no va signo enumerativo.

Finalmente, el punto y coma es necesario en enumeración de elípticas. En este caso la coma reemplaza el verbo, y el punto y coma separa los elementos análogos: “Marta redacta el informe; Alicia, el acta; Ana, el comunicado de prensa, y Luisa, el resumen académico”.

La penúltima coma es la llamada coma separativa, que separa frases completas, y las demás, son elípticas, que reemplazan, en este caso, el verbo “redacta”.

No usar la coma separativa puede llevar a equívocas lecturas, 
como la que surge de este aparte de noticia reciente: “El señalado conductor deberá responder por homicidio culposo y otros”.

Hasta ahí el lector puede entender que hay “otros” delitos. Sin embargo, la palabra “otros” es el sujeto de la siguiente frase, “otros, por posible falso testimonio”.

Mejor, entonces: “El señalado conductor deberá responder por homicidio culposo, y otros, por posible falso testimonio”, con coma separativa y coma elíptica.

Hoja

Recomendación radial por Feria del Libro: “Si el libro tiene 300 páginas, lea 10 hojas diarias, y en un mes lo habrá leído”.

Comentario: Muy bien intencionado consejo, solo que una hoja tiene dos páginas. Un libro de 300 páginas tiene 150 hojas. Si lee 10 hojas diarias, el libro estará leído en medio mes.

Inclusivo

Aviso argentino inclusivo: “Natación, destinada a niñes de 7 años en adelante, adolescentes y adultes”.

Comentario: Este aviso levantó una polvareda de comentarios, no sobre el servicio de la piscina, sino sobre el uso de neologismos inclusivos (niñes, adultes).

No hay que exagerar en esto de ser inclusivo, porque el impacto del lenguaje le resta fuerza al mensaje.

Primero de Mayo en mayúscula, pero puente de mayo en minúscula

Fundéu/RAE

Con la llegada del mes de mayo y la celebración de diversas fiestas, se recuerda el uso adecuado de mayúsculas y minúsculas en los términos relacionados con estas fechas.

En los medios se observa cierta vacilación respecto al empleo de mayúsculas y minúsculas: «El primero de mayo las oficinas públicas estarán cerradas por la conmemoración del día internacional del trabajo», «El día de la madre es un homenaje a la mujer más importante de su vida» o «Cinco ideas para pasar el Puente de Mayo en Andalucía».

Tal y como indica la Ortografía de la lengua española, los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de festividades, ya sean civiles, militares o religiosas, se escriben con mayúscula inicialPrimero de MayoDía Internacional del Trabajo y Día de la Madre.

Sin embargo, los sustantivos que designan los días de la semana, los meses y las estaciones deben escribirse en minúscula, ya que se consideran nombres comunes. Así, en la expresión puente de mayo, dado que no es una festividad, no hay razón para escribir ninguno de sus términos en mayúscula.

Por tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «El Primero de Mayo las oficinas públicas estarán cerradas por la conmemoración del Día Internacional del Trabajo», «El Día de la Madre es un homenaje a la mujer más importante de su vida» y «Cinco ideas para pasar el puente de mayo en Andalucía».

  • POR CORREO ELECTRÓNICO

consultas@fundeu.es

  •  
Flores para la mimo

EL SONETO DE MAESE POMPILIO IRIARTE

Hermanita de ayer por la mañana 

Se te notan las flores en los ojos, 

hermanita de ayer por la mañana.  

Alguien nos dijo al verte en la ventana 

que ahora los anturios son más rojos. 

Se siente una fragancia de jazmines. 

¿Acabas de llegar? No soy muy listo.   

De largo habrás pasado, no te he visto 

luciendo por las calles tus jardines. 

Se te notan las rosas en los labios. 

Guardar este secreto no es de sabios. 

Se te nota, mujer recién besada. 

Se te notan las rosas, los anturios, 

los jazmines, ¡qué mágicos augurios! 

se te nota que estás enamorada. 

Ángel Marcel 

Sobre Revista Corrientes 5671 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo williamgiraldo@revistacorrientes.com