Martes de la luenga lengua: Colar, va a, a-ha, sino-si no

NOMBRES DE LAS FESTIVIDADES

Fundación para el español urgente/FundéuRAE

Navidad, Navidades, Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes se escriben con mayúscula inicial cuando se trata de los nombres propios de las festividades.

En los medios de comunicación se observa cierta vacilación a la hora de escribir estos términos: «6 destinos en los que deberías celebrar año nuevo al menos una vez en la vida», «El presidente del Gobierno deseó una Feliz Navidad a los periodistas» o «La empresa deseó un próspero Año Nuevo a sus trabajadores con una original felicitación».

Según la Ortografía de la lengua española, como norma general, los nombres de las fiestas se escriben con mayúscula inicial. No obstante, cuando Navidades y Navidad se refieren al periodo, se admite también su escritura con minúscula: «El truco definitivo para elegir tu jamón ibérico estas Navidades/navidades sin ser un experto». Por su parte, año nuevo se escribe con minúscula cuando no se alude al día 1 de enero, sino a todo el año siguiente

Conviene tener en cuenta que términos como felizprósperoamor, pazfelicidad, que suelen verse con inicial mayúscula, se escriben, al tratarse de nombres comunes, con minúscula

En consecuencia, en los anteriores ejemplos habría sido preferible escribir «6 destinos en los que deberías celebrar Año Nuevo al menos una vez en la vida», «El presidente del Gobierno deseó una feliz Navidad a los periodistas» y «La empresa deseó un próspero año nuevo a sus trabajadores con una original felicitación».

Asimismo, se recuerda que, aunque todas son correctas, se prefieren las formas Nochebuena y Nochevieja a las separadas Noche Buena Noche Vieja.

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA 

por  Efraim Osorio López

[email protected]

Atento siempre a mi trabajo, mi hijo Juan Guillermo me envió este trino: “El problema no son las listas cerradas. (…). Listas abiertas no han evitado que se colen corruptos, compradores de votos…” (15/12/2022). Es tan disonante este error gramatical como  ‘almorcen’. Lo escribió Gabriel Cifuentes, profesor universitario, analista político y columnista, defensor de la paz y de los DD.HH. Disparates como éste son tanto más reprochables cuanto más educada se supone la persona que los comete. El verbo ‘colar’ es irregular, y pertenece a la segunda clase, según la clasificación de don Andrés Bello, los que mudan la ‘o’ radical en ‘ué’, como ‘agorar, almorzar, amolar, forzar, descollar, encontrar, llover, morder, soñar, trocar, volcar’, etc. La irregularidad se manifiesta en el presente de indicativo (‘cuelo, cuelas, cuela, colamos, coláis, cuelan’); en el presente de subjuntivo (‘cuele, cueles, cuele, colemos coléis, cuelen’), y en el imperativo (‘cuela, cuele, cuelen’). En esta misma clase están los verbos ‘asolar’ y ‘engrosar’: el primero es regular cuando se refiere al sol, con el significado de “Dicho del calor, de una sequía, etc.: Secar los campos, o echar a perder los frutos”. Y es irregular cuando alude al suelo, y quiere decir “destruir, arruinar, arrasar; echar por el suelo, derribar”. El segundo puede conjugarse como regular e irregular (‘engroso, engrueso’), y tiene la variante ‘engruesar’ (regular, por lo que todas las inflexiones tienen el diptongo). Concluye el Diccionario panhispánico de dudas: “Así pues, a efectos prácticos, en todos los tiempos y personas es igualmente válido el uso de formas sin diptongo y formas con diptongo, de las que son más frecuentes las primeras”. Para don Manuel Seco, ‘engruesar’ debe usarse sólo con la acepción de ‘poner grueso’; con el sentido de ‘acrecentar’, el regular ‘engrosar’. Más claro no canta un gallo. ***

‘Sinalefa’ es el encuentro de dos vocales (la última de una palabra y la primera de la siguiente), que, generalmente, se pronuncian en una sola sílaba. Hay muchas formas de ‘sinalefa’. Hoy me ocuparé únicamente de la concurrencia de dos ‘aes’ (a veces de tres), por ejemplo, ‘va a cantar’, ‘va a arreglar el asunto’. En estos casos, la preposición, aunque desaparece en el lenguaje hablado, debe expresarse en el escrito. En la siguiente muestra, una declaración de la alcaldesa de Bogotá, se dan los dos casos, y en ambos ella omite la preposición, erradamente, sin duda: “La Unidad de mantenimiento vial va hacer 190 calles, es quien más va intervenir porque tiene equipos especializados y sabe hacerlo” (El Tiempo, Bogotá metropolitana, Claudia López, 15/12/2022). Castizamente: “…va a hacer…” “…van a intervenir…”. El plural lo confirma: “…van a hacer…” “…van a ir…”. En la misma frase emplea el pronombre personal ‘quien’ para una institución, y es norma gramatical que solamente puede reemplazar a personas. En su lugar, ‘la que’ desempeña bien ese oficio. ***

La inflexión del verbo auxiliar ‘haber’, ‘ha’, y la vocal ‘a’ suenan lo mismo, pero son de todo en todo diferentes. Un usuario de Bancolombia, sucursal virtual, recibió la información requerida con esta nota final: “La sesión a terminado”. Y, seguramente, no fue el primero ni será el último. “…ha terminado”, es lo correcto, aunque el error es tan protuberante que no necesita ser señalado. Para consuelo del culpable, Elio Antonio de Nebrija, en su Gramática de la lengua castellana –la primera de nuestro idioma, impresa en 1492–, conjugaba así: “E amado, as amado, a amado, avemos amado, avéis amado, an amado”… ***

La escritora y columnista Melba Escobar redactó así: “De las distintas fases que tiene este proceso creativo, esta es una de mis preferidas, sino la más” (El Tiempo, 19/12/ 2022). Alude a la revisión definitiva de una obra escrita, una novela, en su caso. La conjunción adversativa ‘sino’ se emplea únicamente cuando hay un antecedente negativo, verbigracia, ‘no haremos esto, sino aquello’. En su oración, como el antecedente es afirmativo, debió emplear la locución condicional ‘si no’. Escribió también: “…me cuesta concentrarme al cien”. ¿Qué quiere decir esto? Si hubiese escrito ‘al ciento por ciento’ habría dado en la diana.

EL soneto de Pompilio Iriarte

Nuestra navidad de 2022 

Escribir es el modo de estar juntos, 

pues tu silencio atento es la respuesta. 

Hay que callar. Callando hacemos fiesta 

de navidad y honramos los asuntos 

que escapan al bullicio de fin de año: 

los regalos, las frases desgastadas,  

los abrazos, las manos manoseadas… 

El amor silencioso no hace daño, 

es el arte del arte de estar solos. 

Si observamos su ley, sus protocolos, 

qué honorable será nuestra partida.  

Callado el corazón, nos despedimos, 

nos ofrecemos, mutuos nos pedimos 

y nos damos, al fin, la bienvenida. 

12/25/2022. 

RETAZOS

El libro y su autor ante los lectores

El escritor Orlando Ramirez Casas, con su nuevo libro “Retazos”, dedicado a su señora madre, que lo besó y bendijo cuando lo recibió. Ramírez Casas, Orcasas, escribió antes  “Buenos Aires, portón de Medellin” (Sílaba Editores), del que el exalcalde Alonso Salazar Jaramillo dijo: “Es un texto estupendo. Una gran crónica de la historia y la cotidianidad  de esa zona de Medellín”. También publicó “En Altavista se acaba Medellín”. Y el rancho ardiendo porque Orcasas, de 77 años, tiene cuerda para rato… Es dueño del blog “El postigo de Orcasas”, adonde van a templar su producción.

Sobre Revista Corrientes 6867 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]