Martes de la luenga lengua: Ampliar, Navidad, impostura-imposición, ex profeso

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

por  Efraim Osorio López

[email protected],com

En un titular son más conspicuos los errores.

En un titular son más conspicuos los errores. La verdad de esto la demuestra el siguiente: “Francisco amplia el repertorio de la música andina con Maderoso” (LA PATRIA, 6/12/2022). Alude el titular, no al papa, sino a Francisco Javier Rivera. El verbo ‘ampliar’ es irregular y se conjuga según el modelo ‘desviar’. La irregularidad consiste en la disolución del diptongo ‘ia’ del infinitivo ‘ampliar’, en el que las dos letras se pronuncian con un solo golpe de voz (‘am-pliar’), mientras que en los presentes de indicativo y subjuntivo y en el imperativo se pronuncian separadas, lo que se indica con la tilde sobre la ‘i’: ‘amplío, amplías, amplía; ampliamos, ampliáis, amplían’ (presente de indicativo). ‘Amplíe, amplíes, amplíe; ampliemos, ampliéis, amplíen’ (presente de subjuntivo). ‘Amplía, amplíe, amplíen’ (imperativo). ‘Ampliar’ consta de dos sílabas (‘am-pliar’); ‘amplía’, de tres (‘am-plí-a’). Esta separación de las vocales del diptongo se llama ‘hiato’ (del latín ‘hiatus-us’ – ‘acción de abrir’. ‘abrimiento’). Finalmente, ‘amplia’ es el femenino del adjetivo ‘amplio’; y en las inflexiones ‘ampliáis’ y ‘ampliéis’ hay triptongos (tres letras, una sola sílaba). *** 

‘Navidad’ –contracción de ‘natividad’, del sustantivo latino ‘nativitas-atis’ (‘nacimiento’)– es un nombre propio, que, como tal, debe escribirse siempre con mayúscula inicial. En su columna titulada “Iluminar el mundo”, el señor Sebastián Galvis Arcila la escribió muchas veces, siempre con minúscula inicial, como en la siguiente muestra: “Para celebrar una navidad enfocada en los valores cristianos…” (LA PATRIA, 9/12/2022)Con este nombre se conmemoran el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, su día y el tiempo inmediatamente anterior a éste hasta el 6 de enero, festividad de los Reyes Magos. La conmemoración del nacimiento de la Virgen María y de san Juan Bautista se denomina ‘natividad’, ésta sí con minúscula inicial, por ser nombre común. *** 

El columnista de LA PATRIA Guido Echeverri confundió ‘impostura’ con ‘imposición’ en la siguiente afirmación: “Cuando los gobiernos nuevos incurren en este tipo de imposturas suelen defenderse de las críticas y preocupaciones justas de la opinión pública…” (10/12/2022). Los dos términos, ciertamente, tienen la misma raíz (el verbo latino ‘ponere’ – ‘poner’), pero sus significados son diferentes: ‘impostura’ (del latín ‘impostura-æ’ – ‘engaño’) quiere decir “imputación falsa y maliciosa, fingimiento o engaño con apariencia de verdad”, e ‘imposición’ (del latín ‘impositio-onis’ – ‘acción de imponer’) significa, además de la acción y el efecto de imponer, la “exigencia desmedida con que se trata de obligar a alguien”, que es la idea que quiso expresar el columnista. ***

En el mismo artículo, su autor escribió: “El episodio no dejaría de ser simplemente eso si no hubiera estado antecedido por hechos que parecieran ser una línea de conducta definida exprofeso claramente por el Gobierno”. Correctamente, ‘ex profeso’ (intencionalmente’), locución adverbial tomada del latín ‘ex professo’ (‘de propósito’). Se escribe en dos palabras, porque ‘ex’, en este caso, no es prefijo, sino preposición, que equivale a ‘de’. Son muchas las locuciones adverbiales latinas compuestas de preposición y sustantivo, usadas en castellano, como ‘ab initio’ (‘desde el comienzo, ‘desde hace mucho tiempo’), ‘ab ovo’ (en la narración, ‘desde el origen del hecho relatado’), ‘ex libris’ (‘de entre los libros’, ‘etiqueta que se pone en la contratapa de los libros con el nombre del dueño o de la biblioteca a que pertenece’), ‘ex abrupto’ (‘de repente, de improviso’), etc. ***

El escritor y columnista José Jaramillo Mejía le atribuyó a Miguel de Unamuno la frase: “Lo que Natura no da, Salamanca no enseña” (12/12/2022). Es el proverbio latino ‘Quod natura non dat, Salamanca non præstat’, que bien traducido es ‘Lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo otorga’, y que interpreto de la siguiente manera: los que somos brutos por naturaleza, por más que traten de enseñarnos lumbreras del magisterio, nada aprendemos. Ahora bien, aunque Unamuno fue rector de esa Universidad, el proverbio no es suyo. Se encuentra en una inscripción de la Universidad, fundada en 1218 por el rey Alfonso IX de León (1171-1230). Un centro de enseñanza de ocho largos siglos de historia. De tarde en tarde cabecea el buen Homero. 

Portada del libro del médico y escritor Emilio Alberto Restrepo “Dos casos de Joaquín Tornado”.

El lenguaje en el tiempo

Por Fernando Ávila, El Tiempo

Pregunta el lector Otto Zúñiga: ¿por qué se escribe Snariv, seis letras, con mayúscula fija, y en cambio, UARIV, cinco letras, con todas las letras mayúsculas? ¿Cuestión de jerarquía?

Respuesta: No. Cuestión ortotipográfica. Las siglas, como su nombre lo indica, (sigla = inicial) están formadas exclusivamente con las primeras letras del nombre largo.


UARIV, Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas, se escribe con mayúscula fija; mientras que los acrónimos, que pueden estar formados con las iniciales y alguna letra adicional a ellas o por cualquier combinación de letras del nombre largo, se escriben con solo la inicial mayúscula, Snariv.

Ejemplos de siglas son UN, Universidad Nacional; DAS, Departamento de Administrativo de Seguridad; RTI, Radio Televisión Interamericana.

Ejemplos de acrónimos: Icetex, Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicas en el Exterior, que deja de ser sigla al agregar la x final; Sena, Servicio Nacional de Aprendizaje, que deja de ser sigla al agregar la e; Postobón, que incluye varias letras aparte de las dos iniciales del nombre largo, Posada Tobón.

Acrónimo

Sin embargo, la Academia admite la escritura de las siglas lexicalizadas (que no se deletrean, sino se leen) con solo la inicial mayúscula: Unesco, Unicef, Icfes, Snariv.

Ahora bien, para ir un poco más allá de la norma ortotipográfica y armonizarla con la estética esperada por el público, un acrónimo debe combinar las letras de tal manera que resulte un vocablo legible, que no se aleje de lo indicado por la morfología léxica propia de nuestro idioma.

El caso de Snariv es ajeno al sistema propio del idioma español, pues en español ninguna palabra tiene S líquida inicial. S líquida inicial es la que no va acompañada de una vocal anterior o posterior. Abunda en otros idiomas, especialmente en inglés, snack, snob, slogan, scanner, pero no existe en nuestra lengua. Hubiera sido mejor agregar otra letra para hacer un acrónimo, Sinariv, por ejemplo.

Semana

Cita de Semana: “Esa era la actividad que nosotros hacíamos cada 15 días y íbamos a diferentes pueblos”. Mejor: “… cada 15 días, e íbamos…”.

Cita: “Mi papá le dijo a los guerrilleros”. Mejor: “Mi papá les dijo a los guerrilleros”.

Cita: “Le recuerdo a los colombianos quién fue el que se enfrentó a la pandemia”. Mejor “Les recuerdo a los colombianos quién fue…”.

Cita: “Duelale a quien le duela fue un hecho”. Mejor “Duélale…”.

Cita: “Ahorita esta débil porque Gustavo Petro ganó”. Mejor: “… está débil…”.

El trabajo del editor de un medio informativo incluye pequeñas correcciones, a lo que el entrevistado dice de manera algo improvisada. Agregar una tilde, cambiar “y” por “e”, cambiar “o” por “u”, enmendar inflexiones verbales, “quitarle la “n” al verbo “haber” cuando no es auxiliar y agregar la “s” a “le” cuando el complemento indirecto (¿a quién?) es plural.

Esos cambios no alteran la idea, sino que le dan forma. Dejar los errores sí puede producir un cambio en la idea que el entrevistado quería expresar (como recordábamos columnas atrás, no es lo mismo “La pérdida de tu hija”, con tilde, que “la perdida de tu hija”, sin tilde).

Preguntas: [email protected]

JANUCÁ O JÁNUCA

La Fundación del Español Urgente (FundéuRAE); Fundeu.es

La adaptación gráfica en español del nombre de la festividad judía es Janucá Jánuca, y su traducción es Fiesta de las Luminarias, que se escribe con mayúsculas iniciales.

En los medios de comunicación se advierte una vacilación en la escritura del nombre de esta festividad: «Comenzaron los festejos de Hanuká en la colectividad judía», «250 personas encendieron la primera vela de Januká en Madrid» o «El museo abrirá el sábado para celebrar el inicio de la Hanukkah».

La forma recomendada de transcribir el nombre de esta festividad del hebreo al castellano es Janucá, con y una sola c. En cuanto a su acentuación, aunque la opción aguda (Janucá) es la mayoritaria, también es válida Jánuca, con tilde en la primera a. Además, a pesar de que lo habitual es prescindir del artículo, se documenta su empleo en ambos géneros, si bien la voz hebrea originaria es femenina.

Por lo tanto, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «Comenzaron los festejos de Janucá en la colectividad judía», «250 personas encendieron la primera vela de Janucá en Madrid» y «El museo abrirá el sábado para celebrar el inicio de la Jánuca».

Cabe recordar que esta palabra, al igual que su traducción, Fiesta de las Luminarias, y el nombre de otras fiestas, como la Navidad, se escribe con mayúscula inicial.

A propósito del JÁNUCA  

JERUSALÉN DORADA

(De LB)

En celebración del inicio de Janucá  les adjunto una versión «rockera» de una famosísima canción israelí llamada «Jerusalem dorada».

Esta canción es muy significativa pues fue compuesta a raíz de la victoria en la Guerra de los Seis Días (1967) con la cual se logró la reunificación de Jerusalén.

El tema lo han cantado muchísimos músicos famosos de dentro y fuera de Israel (Roberto Carlos incluido). En esta versión que se filmó el pasado Julio participaron una gran cantidad de músicos del rock’n’roll Israeli y celebraron los 55 años del evento histórico citado arriba.

Muy diciente en Januca pues implica la victoria de unos pocos contra los muchos, de los débiles contra los fuertes superando todas las tragedias pero iluminados por la fe.

****Jerusalen dorada

La letra dice así:

Jerusalén de Oro

El aire es claro como el vino,

escencia de los pinos,

en el viento del atardecer

campanas escuché.

Duermen el árbol y la piedra,

solitaria ciudad,

alrededor de tus murallas

sueño cautivos son.

Jerusalén, Jerusalén

de oro, bronce, plena de luz,

yo quiero ser un instrumento

para tu cantar.

Jerusalén, Jerusalén

de oro, bronce, plena de luz,

yo quiero ser un instrumento

para tu cantar.

Como las fuentes se secaron,

la plaza en soledad,

no hay nadie que visite el templo,

la Santa Ciudad.

El viento clama entre las rocas,

nadie puede bajar,

por el camino del Mar Muerto

a través de Jericó.

Jerusalén, Jerusalén

de oro, bronce, plena de luz,

yo quiero ser un instrumento

para tu cantar.

Jerusalén, Jerusalén

de oro, bronce, plena de luz,

yo quiero ser un instrumento

para tu cantar.

Todavía hoy vengo a cantarte

aunque sé bien qué soy,

el más pequeño de tus hijos

y el menor trovador.

De solo pronunciar tu nombre

mis labios arderán,

Jerusalén si yo te olvido,

ciudad de oro y luz.

Jerusalén, Jerusalén

de oro, bronce, plena de luz,

yo quiero ser un instrumento

para tu cantar.

Jerusalén, Jerusalén

de oro, bronce, plena de luz,

yo quiero ser un instrumento

para tu cantar,

cantar…

El soneto de Pompilio Iriarte

Como el Aleph poético del mundo 

Para Ana, Beatriz, María Cristina,  

Víctor y los tres Danieles. 

Aleph de cuero, sempiterno huésped 

de canchas en estadios y barriadas; 

bolas pobres y espléndidas, infladas 

de ilusiones que ruedan por el césped. 

De guayo en guayo van, de puerta a puerta, 

en campos de certámenes ajenos; 

la razón de la lucha es lo de menos, 

la vida es juego y la victoria incierta. 

Esa bola que Messi chuta o peina, 

es la autora del gol, ella es la reina, 

la dueña de esteor axioma tan profundo: 

las pecas de su bella superficie 

hacen que el centro equidistante oficie 

como el Aleph poético del mundo. 

Sobre Revista Corrientes 6867 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]