Martes de la luenga lengua: A ser-hacer, lenguaje incluyente, cuidar, cincuentavo-quincuagésimo  

Ilustración Revista Debate

El lenguaje en el tiempo 

Por Fernando Ávila/EL TIEMPO 

‘El lector Asdrúbal Nieto Cárdenas anota que caribe, como se decía antes, fue cambiado por caribeño. Así mismo, carrera por pregrado, hubiera por hubiese, lleva a por conlleva, ofrece por oferta, abre por apertura y mide por dimensiona. Pregunta si las formas antiguas siguen siendo correctas.

Respuesta: caribe y caribeño tienen registro en el Diccionario de la lengua española, con el significado de “natural de la región Caribe o de los territorios que bañan el mar Caribe”. No sobra recordar el pedido de García Márquez de usar con preferencia el primero, caribe. 

En cuanto a carrera y pregrado, la primera tiene un significado mucho más amplio, pues así se llama el ‘conjunto de estudios que llevan a un título universitario’, “estudió la carrera que escogió su papá”, como también el ejercicio profesional, “ha hecho carrera en Derecho de Aduanas”, incluyendo actividades que no tienen preparación universitaria, “el torero tuvo una carrera llena de triunfos”, “el futbolista hizo su carrera completa en equipos europeos”. En cambio, pregrado es palabra usual en Bolivia, Chile, Ecuador, Nicaragua y Colombia para referirse solo a los estudios posteriores al bachillerato y anteriores a la obtención del título profesional.

En cuanto a hubiera y hubiese, se trata del mismo tiempo y modo verbal, llamado pretérito del subjuntivo, que sirve para expresar una condición para que algo se haga realidad, “comería si hubiera pollo”, “bebería si hubiese moscatel”. Son más propias de nuestro país las formas terminadas en -ra, hubiera, viniera, cantara, robara, y más propias de España, las formas terminadas en -se, siguiese, colocase, violase, regalase.

Lleva a y conlleva son verbos de significado diferente, aunque popularmente se consideren sinónimos. Lleva a significa ‘tiene como consecuencia’, “tener hijos lleva a responsabilizarse de su desarrollo”, mientras que conlleva significa ‘tiene como característica’, “tener hijos conlleva espíritu paternal”. Es error frecuente “conlleva a”. Sobra “con” o sobra “a”, según vaya a decir característica o finalidad. 

Ofrece significa ‘se compromete’, “Juan te ofrece una beca”, “Marta te ofrece su ayuda”, “Bavaria te ofrece asesoría en venta de cerveza”, mientras que oferta es ‘ofrece por tiempo limitado algún producto en condiciones ventajosas para el comprador’, “Motorcol oferta dos carros por el precio de uno”. Abre se usa para numerosas expresiones que tienen que ver con ‘descubre’, ‘destapa’, ‘separa’, etc., “abre tu cuarto”, “abre tu corazón”, “abre tus alas”, mientras que apertura se usa como sinónimo de ‘inaugura’, “Tostao apertura su nueva tienda”.

Mide es ‘determina la dimensión’, “por favor, mide la altura de esta mesa”, mientras que dimensiona es ‘da más importancia’, “dimensiona innecesariamente una tontería”.

 

Titulo en portal internet: “Nike Perdió 14 Billones De Dólares Por Este Error de Stephen Curry”. Subtítulo: “Firmar con Curry no debía ser una idea que se debía pensar mucho”. Aparte de la noticia: “Luego de haber sido elegido en el puesto número 7 en el Draft, tenía todo el sentido en contratar a Curry con un gran contrato para que otras marcas no se lo apoderen”.

Comentarios: Titular con inicial mayúsculas en todas las palabras es inapropiado. Solo deben ir con mayúscula inicial la primera palabra y los nombres propios, “Nike perdió 14 billones de dólares por este error de Stephen Curry”. Otra cosa es que los “14 billones” gringos se pueden traducir a “14.000 millones”, para ser más exactos. Hay una diferencia de tres ceros. Nada menos. 

El subtítulo podría haberse redactado así: “Firmar con Curry no era una idea para pensarla mucho”.

En el aparte noticioso se hubiera podido evitar la cacofonía “contratar a Curry con un gran contrato”, cambiando “contratar” por “fichar”.

Habría también que evaluar “error de Curry” en el título, pues lo que se informa es que el basquetbolista pidió a Nike que incluyera en los tenis el número “4:13”, correspondiente a un versículo de la carta de san Pablo a los filipenses, que dice “Todo lo puedo en Aquel que me conforta”. Nike no aceptó. La competencia, Under Armour, aprovechó para firmar con Curry, puso el número “4:13” en los cordones, y escribió en los tenis, “I can do all things…”. ¿Error de Curry? ¡Error de Nike! 

Sponsoreen

Cita de la misma noticia: “Nike es la líder en lo que se refiere al deporte en los Estados Unidos y que ellos te sponsoreen puede convertirte en una estrella”.

Comentarios: “Nike es la líder en lo que se refiere al” puede reducirse a “Nike es líder en”, y “sponsoreen” no es otra cosa que “auspicien” o “patrocinen”, “que ellos te patrocinen…”. En todo caso, el intento de convertir en verbo el sustantivo sponsor (‘patrocinador’) iba por el lado de “esponsorizar”, que al conjugarlo quedaría “que te esponsoricen”, y no “que te sponsoreen”.

Izquierdo

El lector Jorge Salej propone cambiar la definición de izquierdo, ‘que está situado en el mismo lado que el corazón del observador’ (DLE) por ‘lado del cuerpo que está hacia el Oeste cuando se mira al Norte’, como lo define el Diccionario de Oxford. ¿Por qué? Porque no todas las personas tienen el corazón en el lado izquierdo. Hay en el mundo miles de individuos que tienen el corazón en el lado derecho. Esta condición se llama situs inversus totalis o síndrome de dextrocardia. 

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA   

por  Efraim Osorio López /LA PATRIA 

eolo1056@yahoo.com  

A ser-hacer, lenguaje incluyente, cuidar, cincuentavo-quincuagésimo  

Dejémonos de pendejadas y hablemos y escribamos castellano.   

Como en el empleo equivocado de ‘si no’ por ‘sino’, en el de ‘hacer’ por ‘a ser’ no es ‘la vaca la que tiene la culpa’, sino la pronunciación. O la ignorancia. Cualquiera de las dos. Uno de los columnistas nuevos de LA PATRIA, Juan Sebastián Valencia, escribió: “…ya que las exigencias del mercado van hacer aún mayores con el paso de los años” (12/10/2021). “…van a ser…”, como quien dice ‘serán’. Son muy distintos los verbos ‘ser’ y ‘hacer’. A propósito de esto, es frecuente la omisión de la preposición ‘a’ en las construcciones en las que intervienen verbos que empiezan por ‘a’ o ‘ha’, como ‘hacer’, y en otros casos semejantes, por ejemplo, algunos escriben ‘vamos hacer una escuela’ en vez de ‘vamos a hacer’, lo correcto, quizás por la concurrencia de las dos ‘aes’, inevitable. ***  

El escritor Daniel Samper Pizano escribió en ‘Los Danieles’ –según la señora Florence Thomas– algo en contra del ‘lenguaje incluyente’, del que con sobrada razón y muy buen criterio dice que ‘estropea el español, sobra, aburre y agobia’ y que ‘retuerce la milenaria estructura del español’. Ella dedicó su artículo de El Tiempo (12/10/2021) a tratar de refutarlo con la frase que irónicamente se le atribuye también a la política, diciéndole que el español es “una lengua viva y dinámica que refleja los cambios sociales y culturales”. Estamos de acuerdo. Pero, como lo he sostenido siempre, las innovaciones son aceptables solamente cuando enriquecen el idioma, y siempre de acuerdo con su naturaleza y con su sello, como lo prescribió para el latín el poeta latino Horacio hace dos mil años. El ‘lenguaje incluyente’ lo empobrece, atenta contra su naturaleza, le quita su ‘brillo y esplendor’ y lo despoja de su sello. Ella, seguramente, no se ha detenido a pensar en todas las implicaciones desastrosas que ‘su’ lenguaje tiene, porque no es sólo decir ‘niños y niñas’… Por ejemplo, en su artículo garrapatea: “En primer lugar, a todas y todos los que piensan…”: debió redactar así: “…a todas y todos las y los que…”. ‘Traicionero’, este lenguaje, señora. Dice también: “…en algunas cosas estoy de acuerdo con Daniel. Nada de x, nada de @, y el todes solo cuando sea necesario según los contextos como con el lGBTI-Qx”. ¡Lo que hay que leer! Según eso, tendremos que inventar nuevas vocales, porque las cinco del alfabeto no serán suficientes para identificar tantas ‘diferencias’, y referirnos a quienes las tienen sin herir sentimientos. Dejémonos de pendejadas y hablemos y escribamos castellano. ***  

Los encargados de ‘cuidar’ leyes, decretos, ordenanzas, protocolos, etc. son los legisladores. Los ciudadanos los obedecemos, los acatamos, los seguimos, los respetamos.  Un pie de foto de ‘Protagonista’ de LA PATRIA dice así: “Anímese a participar y no olvide cuidar los protocolos de  bioseguridad contra la covid-19” (13/10/2021). ‘Cuidar’ es “poner diligencia, atención y solicitud en la ejecución de algo”, verbigracia, en la manera como nos ponemos el tapabocas, ‘acatando’ los protocolos dispuestos por la autoridad. Ejemplo este que ilustra lo que quiero enseñar en estos renglones. ***  

La desinencia ‘–avo-a’ se aplica a los números cardinales para hacerlos ‘distributivos’, es decir, para significar con ella las partes iguales en que se divide una unidad, por ejemplo, ‘a cada concursante le correspondió la doceava parte del premio’. Y no debe emplearse para indicar el orden o sucesión de cosas o hechos, pues esto es oficio exclusivo de los números ordinales. La  columnista de El Tiempo Claudia Hakim los confundió, y usó el distributivo por el ordinal en la siguiente frase: “…para la celebración de su cincuentavo aniversario” (Renovación del Centro George Pompidou, 15/10/2021). Analizado debidamente, un ‘cincuentavo aniversario’ es un imposible. La periodista debió escribir “el quincuagésimo aniversario”, que sí es real. El año entrante celebrarán el quincuagésimo primero, luego, el quincuagésimo segundo, etc. La lógica de las normas gramaticales 

Sobre Revista Corrientes 6251 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*