Los trabajadores no quieren regresar a sus empleos en Estados Unidos

Foto Getty Images

El desempleo masivo que supera los 41 millones de personas que han solicitado el seguro de desempleo por el coronavirus, se está agravado porque los ciudadanos no quieren regresar a trabajar, señaló  el nuevo reporte de la Reserva Federal que resume la economía del país.

La tasa de desempleo en abril registró una cifra récord de 14.7% que no se había registrado desde la Segunda Guerra Mundial y de más de 20.5 millones de despidos durante el mes, los trabajadores se muestran reacios de volver a sus puestos de trabajo por diferentes razones, señala el informe del “Libro Beige“.

El documento también menciona que los empresarios cuentan con una perspectiva pesimista sobre la recuperación que tendrá la economía de Estados Unidos.

Los trabajadores enfrentan nuevos desafíos para regresar a sus empleos, entre ellos el temor a contraer el COVID-19, el acceso limitado al cuidado de los niños y los benéficios que está otorgando el seguro de desempleo para los trabajadores.

Se trata de casi 41 millones de personas que han solicitado un seguro de desempleo desde que la pandemia sanitaria fue decretada a mediados del mes de marzo. Según el Departamento del Trabajo más de 25 millones de personas están recibiendo el seguro durante las últimas dos semanas.

Además el gobierno ha estado otorgando un pago de $600 dólares adicionales al programa de apoyo de estímulo económico como también préstamos empresariales para poder retener a los trabajadores durante ocho semanas a través del Programa de Protección de Cheques de Sueldos (PPP).

El documento destaca que el PPT está ayudando a los negocios a evitar el despido de sus trabajadores, a pesar que la tasa de empleo continúa cayendo sobretodo en los sectores minorista, de servicios y en la hotelería.

La dueña de un spa obtuvo dos préstamos para salvar su negocio y recibió una “tormenta de odio” de sus empleados.

Miedo al futuro

El informe de la Fed dice que a pesar de la esperanza que existe sobre la recuperación de los negocios, el panorama es incierto y pesimista. En el caso de la industria agrícola o energética esperan tener caídas más prolongadas debido al desplome de los precios de la energía y a la caída en la producción de carne en las empacadoras más grandes del país por contagios de COVID-19 entre sus trabajadores.

El sector inmobiliario está sufriendo un gran golpe debido al desplome de las ventas y a la falta de inventario y las restricciones que vivió el país durante las últimas semanas.

Los dueños de las propiedades señalaron que una gran cantidad de inquilinos no cumplieron con sus pagos de alquiler o tuvieron que aplazarse debido a la crisis.

Sobre Revista Corrientes 3511 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*