Las encuestas

Ilustración Máxima Ilustración

Por Andrés Hoyos

Las encuestas se pueden equivocar y suelen hacerlo. Se recuerda muy en particular que hace cuatro años Hillary Clinton iba arriba en ellas y al final perdió por un pelo. Claro, en el último par de meses se dio una eficaz campaña de demolición en su contra, que incluyó el funesto reinicio de una investigación del FBI sobre sus correos electrónicos, la cual solo sirvió para volver famoso a James Comey, el director. A la postre este pobre señor fue arrojado a la basura por Trump, el muy agradecido ganador de las elecciones.

Dicho de otro modo, no es noticia que alguna encuesta acierte, lo que también sucede. Solo son noticia los fracasos. Igual, las encuestas nos atraen como los imanes a la viruta de hierro. Piense el lector no más en lo que sería una campaña política o comercial contemporánea sin encuestas, incluso sin encuestas equivocadas. Uno iría todavía más a ciegas de lo que ya va.

Sobre Revista Corrientes 4768 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*