Las declaraciones de Merlano son oportunistas: gobierno Duque

Merlano llegó a la audiencia perfectamente vestida y peinada. Llegó sin chaleco antibalas y sin esposas.EFE

En cabeza de la ministra de Justicia, Margarita Cabello, y el director de la Policía, Óscar Atehortúa, el Ejecutivo rechazó la intervención que hizo la excongresista desde Caracas, en donde aseguró que es una víctima el presidente Iván Duque. Por su parte, el fiscal encargado, Fabio Espitia, también le salió al paso a la polémica.

El Gobierno Nacional rechazó las acusaciones que hizo la prófuga Aida Merlano desde Venezuela. Luego de que la excongresista condenada asegurara que el presidente Iván Duque quería asesinarla, el general Óscar Atehortúa, director de la Policía, y Margarita Cabello, ministra de Justicia, le afirmaron al país que sus palabras carecían de todo fundamento: “Son oportunistas y son una fabricación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro que buscan atacar la honra del presidente de la República, e intentan vulnerar la credibilidad de las instituciones colombianas”, afirmó la ministra Cabello. 

Así mismo, el Gobierno manifestó que el régimen de Maduro está “produciendo un show mediático” y en lugar de ello debe entregar a Merlano a las autoridades colombianas para que cumpla con su condena en Colombia. Sin hacer alusión a los otros señalamientos de Merlano sobre la corrupción de la clase política, los funcionarios se limitaron a resaltar las acciones judiciales realizadas para capturarla el pasado 6 de abril de 2018 y posteriormente para perseguirla una vez se fugó el pasado 1 de abril de 2019, cuando se tiró por una ventana de un consultorio odontológico y huyó en una moto.

El general Atehortúa hizo énfasis en que la Policía realizó un “plan candado” para recapturar a la procesada, como también emitió las solicitudes pertinentes a Interpol Caracas por los antecedentes que señalaban que Merlano se encontraba en territorio vecino. Por su lado, la ministra de Justicia comentó uno a uno los hechos de su despacho frente a la fugada: “Se relevó al director del Inpec, se ordenó la destitución de la directora del centro de reclusión El Buen Pastor. La Procuraduría General de la Nación inició las correspondientes investigaciones y suspendió a los guardianes presuntamente involucrados en la fuga”, dijo. 

Se solicitó por transparencia que no fuera la oficina de control interno del centro de reclusión quien iniciara la investigación contra los guardianes, sino que fuera el procurador general de la nación en ejercicio de su poder preferente quien iniciara las investigaciones.

Por su parte, el fiscal encargado Fabio Espitia, también se pronunció brevemente sobre el caso. De entrada explicó que Merlano nunca aportó elementos nuevos a las investigaciones, pese a que en dos ocasiones le pidió a la Fiscalía que la escuchara. Ella, por su parte, aseguró en sus polémicas declaraciones, que el ente investigador nunca quiso avanzar en las pesquisas en Colombia.

Espitia añadió en su intervención que la Fiscalía tiene varias indagaciones sobre la fuga de Merlano, pero que, por ahora, no hay nuevos elementos probatorios pues hasta ahora el ente investigador solo conoce las noticias de prensa que se han divulgado durante este 6 de febrero. Y aclaró que por ahora no puede enviar un equipo de investigaciones a Venezuela, ni tampoco puede tener acceso las investigaciones extranjeras, pues Colombia no reconoce al gobierno de Nicolás Maduro. «La Fiscalía siempre estuvo dispuesta a escucharla», agregó Espitia.

Las declaraciones de la ministra, el director de la Policía y el fiscal encargado se conocen horas después de que la excongresista prófuga de la justicia, Aida Merlano, interviniera en una audiencia en Caracas (Venezuela). La diligencia judicial se llevó a cabo este 6 de febrero en el Palacio de Justicia de la capital venezolana, con presencia de algunos periodistas, la Fiscalía y una jueza. 

La intervención de Merlano duró 45 minutos. Vestida con chaqueta roja y pantalón negro, la excongresista, con papel en mano, habló sobre lo que ha vivido durante los últimos cuatro meses en los que estuvo prófuga, y sobre detalles de la investigación que la llevaron a ser condenada por la Corte Suprema de Justicia en septiembre del año pasado. 

Merlano relató que luego de haber saltado por la ventana de un consultorio médico en Bogotá para fugarse de las autoridades, en octubre de 2019, fue secuestrada y fue llevada a una finca a las afueras de Valledupar. La excongresista aseguró que en ese lugar fue abusada sexualmente y que supo que todo estaba listo para asesinarla y enterrarla en una fosa. 

(Para recordar: Corte ordena investigar al senador Arturo Char)

Pero luego de 15 días, logró escapar y esconderse en Venezuela. Sobre este hecho, Merlano agregó que justamente después de su escape, el gobierno aumentó la recompensa por ella. Sobre su paso al vecino país, la excongresista pidió perdón por entrar de manera ilegal e imploró al presidente de ese país, Nicolás Maduro, que la ayude para que su caso sea llevado a instancias internacionales. “Los únicos responsables de lo que me ocurra a mía y a mi familia son Álvaro Uribe, los Char y los Gerlein, quienes organizaron la fuga y mi asesinato”, explicó Merlano, agregando que Julio Gerlein fue quien pagó por su fuga en octubre del año pasado.

Merlano reiteró una y otra vez que tiene documentos y pruebas para demostrar sus acusaciones. No solo las relacionadas con su fuga, sino también con otros personajes de la vida política y judicial de país, como Germán Vargas Lleras y Néstor Humberto Martínez, quienes habrían cometido irregularidades cuando fueron funcionarios públicos y en campañas políticas.

Sobre Revista Corrientes 3807 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*